Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

A más de 30 años del programa Hoy No Circula, expertos cuestionan su efectividad

Compartir:

- Advertisement -

A más de 30 años de haber sido creado, el programa Hoy No Circula ha resultado insuficiente para reducir los altos índices de contaminación ambiental en la Ciudad de México, pues aumentó el parque vehicular y no ha sido complementado con políticas públicas para bajar el uso del automóvil y mejorar el transporte público, explicó la ambientalista Areli Carreón.

“No se trata de desaparecer (el programa Hoy No Circula), sino de hacerlo más robusto y complementarlo con otras medidas, porque en sí mismo no va a reducir la contaminación. Es una medida que se implementó hace muchos años y no ha sido revisada”, nos dijo Carreón, quien es integrante de la Coalición Movilidad Segura, instancia ciudadana que impulsó que este derecho quedara plasmado en la Constitución federal.

Lo anterior, luego de que el 25 de marzo de 2023, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) activó la fase 1 de contingencia ambiental atmosférica por ozono en la Zona Metropolitana del Valle de México, la cual se aplicó el domingo 26 y lunes 27 de marzo. Así, debido a los altos índices de contaminación y radiación solar en la Megalópolis, se declaró el doble Hoy No Circula, por lo que dejaron de transitar millones de vehículos en la CDMX y Estado de México, así como los provenientes de Hidalgo y Puebla.

“La contingencia ambiental y el Hoy No Circula sabatino son medidas paliativas (contra la contaminación); se dan cuando ‘el niño ya se ahogó’. Las medidas deben ser de prevención; se debe ir reduciendo la necesidad que tienen las personas de ir a trabajar en un vehículo motorizado, así la contaminación será menor”, nos señaló Areli Carreón, también integrante y fundadora de Bicitekas, grupo civil que impulsa el transporte sustentable en la CDMX.

También puedes leer: Termoeléctrica de Tula, un foco de contaminación y AMLO no hace nada

Resultados poco claros (como el smog)

El 20 de noviembre de 1989, el Hoy No Circula se implementó en la CDMX (como medida temporal) a fin de retirar de la circulación, en los días laborables, al 20% de los autos particulares.

“En 1989, cuando (el programa) se instauró por primera vez cinco días a la semana, no se observó ninguna reducción en la contaminación del aire de la ciudad”, escribió el doctor en Física por la UNAM Héctor G. Riveros en un artículo científico publicado en 2009. Agregó que el Hoy No Circula mejoró la vialidad temporalmente y redujo el consumo de gasolina en 5%, pero parte de la población con autos nuevos poco contaminantes se vio forzada a usar el transporte público altamente contaminante, lo que ocasionó que las emisiones totales “fueran prácticamente las mismas”.

Pero en opinión de la organización ambientalista Greenpeace, en 2014 el Hoy No Circula ayudó a reducir las emisiones de contaminantes entre 25% y 70%, además de que impulsó la renovación de la flota vehicular y fomentó el uso de otros esquemas de movilidad. Sin embargo, la expansión del programa a los sábados tuvo un éxito limitado, “casi nulo”, aclaró la agrupación al citar un estudio de la revista Nature.

Y en abril de 2019 fue la propia jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quien reconoció las limitaciones de las medidas contra la contaminación atmosférica, por lo que convocó a la comunidad científica a elaborar un nuevo Programa de Gestión Ambiental de la Calidad del Aire (ProAire) de la Zona Metropolitana del Valle de México 2021-2030.

“Lo que no va a haber en este gobierno son ocurrencias para resolver los problemas”, expresó la mandataria capitalina al aludir al fracaso del endurecimiento del Hoy No Circula. “En este caso particular, de la contaminación atmosférica (…) estamos convocando a los científicos de primer nivel nacionales e internacionales, para que en el muy corto plazo nos entreguen un plan”, indicó Sheinbaum.

Te puede interesar: Exige el PAN en la Ciudad de México que el titular de Semovi aclare las acusaciones de corrupción en su contra

¿El Hoy No Circula debería desaparecer?

Otra voz mucho más crítica hacia este programa es la del poeta y ensayista Gabriel Zaid, quien en un artículo publicado el 27 de marzo de 2023, señaló de manera contundente que “hay que cancelar” el Hoy No Circula, pues -consideró- ni la congestión vial ni la contaminación fueron resueltos con esta medida.

“Es un impuesto en especie desmesurado que no sirve más que a las armadoras de automóviles, para vender más. Deja sin uso un capital mayúsculo, acumulado con las ilusiones, afanes y mensualidades de millones de mexicanos. Es tan absurdo como construir casas, pero no ocupar una de cada cinco para ahorrar electricidad”, abundó el autor.

Por su parte, Areli Carreón nos reiteró que el Hoy No Circula no se ha complementado con medidas para reducir el número de viajes en automóvil o para incentivar que las personas utilicen formas de movilidad activa más saludables: “lo que ha ocurrido es que las personas se compran más coches y más motocicletas. Aumentó el parque vehicular sin que se haya reducido el número de viajes que se hacen en forma motorizada”.

Al respecto, el matemático e investigador de temas urbanos, Rafael Prieto-Curiel, publicó en un artículo reciente que –según datos del INEGI– en el año 2000 había cerca de 10,000,000 de autos privados en el país y unas 300,000 motos: “ahora tenemos más de 36,000,000 de autos y 6,000,000 de motos. En las últimas dos décadas, la población del país creció 30%, pero ahora tenemos 248% más autos y 1,880% más motos”. Uno de cada tres de estos vehículos está en el Estado de México o en la CDMX, precisó.

El experto agregó que la movilidad en México “se motorizó, profundizando serias dificultades como la congestión, la contaminación, el ruido, los accidentes viales, los espacios mal utilizados y el tiempo perdido en traslados”.

Te recomendamos: Metro de la CDMX, un gran pendiente que arrastra el gobierno de Claudia Sheinbaum

En ese sentido, Areli Carreón, quien durante la Sexta Edición del Foro Mundial de la Bicicleta -celebrada en la CDMX en 2017 fue nombrada “alcaldesa de la bicicleta” para la capital del país, nos explicó que la principal fuente de contaminación ambiental son los automóviles privados: “aunque estén perfectamente afinados, hayan pasado la verificación, sean vehículos de años recientes, último modelo, eso no los hace vehículos no contaminantes, y la suma de estos millones de vehículos tiene un impacto en la calidad del aire que respiramos”.

Entonces, ¿qué queda por hacer?

Carreón nos dijo que para complementar el Hoy No Circula, el gobierno capitalino debe eliminar de forma paulatina el estacionamiento gratuito en vía pública, en las alcaldías más céntricas, para desincentivar el uso del automóvil: “la mayor parte de los viajes en coche son para ir a trabajar, pero regularmente viaja una sola persona. Cuando las personas empiecen a ver que esto les afecta en su billetera, pues van a tomar otras alternativas para movilizarse, como la bicicleta, caminar, correr y usar el transporte público”.

“En lugar de ir al gimnasio saliendo de trabajar, pues que vayas corriendo al trabajo, y ahí las empresas deben hacer su parte: que haya regaderas. Así, no solo contribuyes a la calidad del aire, sino que aprovechas tu tiempo y mejoras tu salud. La gran mayoría de los viajes en la CDMX son menores a seis kilómetros, que en bicicleta se harían en 25 minutos de pedaleo súper suave, a ritmo de paseo dominical, o también con tus tenis o patines”, abundó la ambientalista.

Carreón nos indicó que con los recursos obtenidos con los parquímetros se lograría una red de transporte público de mejor calidad, así como seguridad en las ciclovías y mejores servicios de Ecobici.

Finalmente, el escritor Gabriel Zaid afirmó en su artículo que -además de los parquímetros y el uso de la bicicleta– la congestión vial y la contaminación tienen “soluciones conocidas y probadas”: desarrollar el Metro, el Trolebús, el Cablebús, la Red de Transporte de Pasajeros, el transporte escolar y de personal; mejorar la calidad de la gasolina; imponer el uso de convertidores catalíticos; usar semáforos inteligentes que reduzcan la espera innecesaria; y aumentar los impuestos a la tenencia, los autos nuevos y la gasolina.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.