Salvar la economía de la ciudad o evitar más contagios, el dilema de Claudia Sheinbaum

Compartir:

“Estamos en alerta, en emergencia por la COVID-19”, dijo la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum el 11 de diciembre. Se desmarcó del semáforo epidemiológico del gobierno federal, pero no de la gravedad. En 13 días murieron 1,290 personas por coronavirus y se registraron 51,787 contagios en la CDMX.

Sheinbaum reportó el sábado 12 de diciembre 4,454 pacientes internados por SARS-CoV-2 y una media de 400 ingresos hospitalarios por día. Del total de casos, 1,014 se encontraban en terapia intensiva. Los hospitales están al 83% de su capacidad

Y el fin de semana, el Centro Histórico registró una afluencia de 420 a 600 personas por minuto. “El pico más alto lo tuvimos el sábado 5 de diciembre, con una afluencia de hasta nueve mil personas por hora”, señaló la coordinadora general de autoridad del Centro Histórico, Dunia Ludjlow Deloya.

Te puede interesar: Vacuna contra COVID-19 solo la aplicará el gobierno; Interpol alerta de mercado negro

¿Por qué no pasamos a semáforo rojo? 

Irasema Andrés Dagnini, analista en mercados financieros, nos explicó que “hay que considerar que México es un país emergente de nombre, porque en el papel tiene muchos pobres”.

Andrés Dagnini nos dijo que si el gobierno de la CDMX “cierra totalmente la economía va a generar más despidos. Y más hacerlo ahora cuando no hay forma de recuperar todo el número de empleos que ha perdido. Es una situación compleja”.

José Luis Santiago, empresario del Centro Histórico, reconoce que “el gobierno no quiere cerrar porque sabe que primero es salvar vidas; pero, luego, cómo cerramos la tragedia de perder un empleo. Estar abiertos genera esperanza”, señaló durante la conferencia vespertina del 12 de diciembre.

La pandemia afectó a 127 mil empresarios, mencionó Santiago. Tan sólo las ventas de vestidos en la capital del país “están caídas, no alcanzan el 10%. Yo perdí una empresa de 40 años, como mucha gente que sé, dio todos sus ahorros pensando que en cuatro meses salía”.

Necesidad de reactivación económica

La secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo de la CDMX, Soledad Aragón Martínez, informó que entre enero y agosto se perdieron 218 mil 431 empleos, la mayoría por la pandemia. De ellos, en octubre se recuperaron 36,902 trabajos.

“Existe una necesidad de reactivación económica que hay que afrontar. Si te fijas en la CDMX pasamos por todos los tonos de naranja, aun los que no existen, para evitar regresar al rojo”, nos comentó Felipe Gaytán, investigador de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, de la Universidad La Salle.

El catedrático de La Salle considera que Sheinbaum, “intenta no dañar la parte económica y advierte que hay una preocupación de que pueda colapsar el sistema sanitario; por eso los desencuentros con el gobierno federal; la secretaría y subsecretaría de Salud”. 

Más sobre: COVID-19: EU, Brasil y Reino Unido se preparan para vacunar a su población; China, no

Urge una estrategia

Hasta el 13 de diciembre en la CDMX sumaban 18,976 muertes por la COVID-19 y 262,794 contagios. Claudia Sheinbaum aumentó medidas restrictivas para las 200 colonias prioritarias por el alto índice de casos y las extendió al Centro Histórico.

El investigador Felipe Gaytán considera que “no hay una idea” con el manejo de la pandemia; sobre todo, al gobierno federal le urge una “estrategia y un mensaje político claro, donde digas, se va a usar esto, a hacer esto, este es el camino que vamos a seguir”.

Para el experto “los políticos de la Secretaría de Salud ya dejaron de ser científicos”. “Un día te dicen que vamos aplanando la curva y luego te dicen que no… de información técnica ya estamos saturados”, agregó.

La población frente a la pandemia

“Ya no está esa idea apocalíptica. Existe ahora una de aprender a vivir con el virus. ¿Qué pasó ahí? Hay tres explicaciones. A una le llaman el síndrome de fatiga, que no se puede estar en la tensión permanente y empiezas a asimilarlo, a asumirlo”.

El especialista de la Universidad La Salle nos explica que en aquellos “que tienen un sentido más religioso, lo asumen como un destino: ‘si me toca, pues me tocará’”.

La segunda explicación “se refiere a lo que llamamos ‘síndrome espejo’. Me dicen que hay una pandemia, pero hay gente en la calle disfrutando y entonces salgo yo”.

El tercer factor, según el especialista, tiene que ver con la información que recibe la sociedad. “Por un lado ves a la jefa de Gobierno que dice que está en alerta por el tema de infectados y saturación de camas y por el otro al jefe del Ejecutivo deja a simple elección el uso del cubrebocas… esto provoca que los contagios vayan a la alza”.

Basta recordar que el 29 de abril de 2020 cuando Lopez Obrador dijo en su conferencia matutina que no usaba cubrebocas porque el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell le había aconsejado que no era necesario.

El académico concluyó, que si a ello se le suma el anuncio de la vacuna, “en su imaginario social la gente ya está con la idea de que la pandemia se terminó, me van a poner la vacuna y ya soy inmune… y esto aún va a tardar más”.

¿Aumentar restricciones será suficiente para disminuir las muertes y los contagios por la COVID-19 en la CDMX?


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.