Con edificios más altos y publicidad pretenden financiar reconstrucción del 19S

Compartir:

En donde hoy solo hay escombros rodeados por vallas amarillas, antes había un edificio de seis pisos, con balcones y reja verde que espera –desde hace casi tres años– la reconstrucción, junto a otros dos mil inmuebles que resultaron dañados y, posteriormente, demolidos por el sismo del 19 de septiembre de 2017 (19S).

Este edificio, ubicado en la colonia Hipódromo Condesa, era el hogar de seis familias. Entre ellas está la de Jael, de 52 años, su esposo e hija. “Todos los años de trabajo para tener ese departamento y ahora todo ese esfuerzo está en el aire. No tenemos nada. No vemos la hora de volver a tener nuestro hogar”, nos dice Jael.

Sin embargo, cuando regresen ya no será el mismo edificio de seis niveles. Éste, junto a otros 100 inmuebles, será  redensificado, es decir, que su nueva construcción será más grande que la original. Así, cuando vuelva a estar de pie, en lugar de tener seis niveles, tendrá ocho. 

Con la redensificación de hasta 35% adicional al inmueble original, el gobierno de la Ciudad de México planea autofinanciar la reconstrucción del terremoto del 19S. “Con este esquema se recuperará casi el 100% del monto que se invierte en la reconstrucción”, nos explica César Cravioto, titular de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México.

¿Cómo funcionará? Por cada dos pisos que tenía el inmueble original, se podría construir un piso más. Los departamentos nuevos –de los damnificados y los adicionales– serán financiados y vendidos por el gobierno, y con el dinero que obtenga continuará su tarea de reconstrucción. Asílas personas que perdieron su departamento, con este esquema, no deberán pagar nada por sus nuevos hogares.

En total, el gobierno espera obtener cuatro mil millones de pesos con esta maniobra, los cuales serán manejados por el Fondo de la Reconstrucción, explicó Cravioto.

El porcentaje posible de redensificación estará limitado por el Programa de Desarrollo Urbano (PDU) de cada colonia, el cual establece el número máximo de niveles posibles en cada zona, de acuerdo con la Ley de Reconstrucción Integral.

¿Más altura más seguridad?

Si bien la redensificación alivia el peso económico de la reconstrucción, no garantiza la seguridad de los nuevos inmuebles, pues el riesgo sísmico de la zona y del suelo siguen en el mismo lugar en donde fue afectado el edificio original. El peligro puede ser incluso mayor, al contar ahora con edificios más altos, nos explica Josefina McGregor, experta inmobiliaria e integrante de la organización civil Suma Urbana. 

Por eso son necesarios nuevos estudios técnicos, para conocer las condiciones del suelo donde se van a edificar los nuevos inmuebles, explica McGregor. 

No estamos resolviendo el problema de fondo. Si no hay estudios previos sobre los daños que tiene el subsuelo, existe un riesgo si se redensifica. Tenemos que saber por qué se cayó el inmueble y cuáles son los daños del subsuelo. Es arriesgado que se tomen decisiones sin tener estudios técnicos”, señala la especialista. 

Pero la reconstrucción va lenta. De los 12 mil inmuebles afectados por el terremoto del 19S, hace casi tres años, solo 250 (36 de ellos multifamiliares) han sido rehabilitados, de acuerdo con los datos del Portal para la Reconstrucción.

Te puede interesar leer: Impunidad 19s: a dos años del sismo, sólo cuatro detenidos

Publicidad, la otra alternativa

Otra de las propuestas para obtener más recursos para la reconstrucción es la venta de espacios publicitarios en las vallas de los terrenos, según dice la última reforma a la Ley de Reconstrucción Integral, modificada el 22 de junio pasado

Esta medida se aplicará sólo en los predios en donde los vecinos acepten. “El recurso que se genere de esto irá al Fondo de Reconstrucción y ayudará a que se complete para los acabados que necesite el inmueble que se va a reconstruir o se recupere el déficit de la construcción. Aún estamos calculando cuánto podrías recuperar con este nuevo esquema”, dijo Cravioto a Cuestione.

Transparencia, el pendiente en la reconstrucción

Actualmente hay más de 240 empresas asignadas para la reconstrucción y rehabilitación de los inmuebles. Lo que preocupa ahora es que el gobierno transparente los criterios de la selección de estas compañías, así como que dé a conocer los precios de la venta de los departamentos que surjan de la redensificación, explica Laura Freyermuth, integrante de Ciudadanía 19S, un colectivo que ha documentado y verificado la información sobre el sismo del 19S.

“Aún falta conocer el destino de los recursos del Fideicomiso para la Reconstrucción. No hay información actualizada de los montos, de cuánto se ha presupuestado, de cuánto se ha utilizado, ni cuánto hay disponible; es importante que si va haber más recursos en el fondo eso esté claro su origen”, dice Freyermuth.

Al poner filtros de transparencia se evitaría que errores del pasado se volvieran a cometer, como los 91 millones de pesos de la reconstrucción que se extraviaron en la administración del exjefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La Agencia Digital de la Ciudad de México ya trabaja en la actualización del Portal de Reconstrucción, para publicar en los próximos días la información de los recursos que se han destinado al Fondo de Reconstrucción, según confirmó Cravioto.

Te puede interesar leer: 19s: dos años, dos gobiernos y 30 mil personas aún sin hogar

Redensificación, una propuesta que nació con Mancera

El esquema de redensificación ya se había propuesto antes, en la administración anterior. Sin embargo, la estrategia de aquel entonces pedía a los propietarios de los inmuebles “invertir” en la reconstrucción, a través de créditos otorgados por las constructoras, para financiar los departamentos adicionales. 

Algo que algunos damnificados rechazaron, pues no podían ni querían endeudarse sin tener la seguridad de que los pisos extras serían seguros.

Además, el dinero obtenido –según la Ley para la Reconstrucción, Recuperación  y Transformación de la Ciudad de México de 2018– sería manejado por las propias constructoras y no por el Fondo de Reconstrucción, como la actual Ley para la Reconstrucción Integral de la Ciudad de México.

El próximo 19 de septiembre se cumplirán tres años del sismo que cobró la vida de 369 personas (228 en la Ciudad de México), y miles de familias aún se preguntan cuándo podrán volver a sus hogares. Y falta que la reconstrucción avance de forma transparente y segura.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.