CDMX
Foto: Graciela López / Cuartoscuro
Cuestione | La contaminación de la CdMx nos quita calidad de vida
CDMX
La contaminación de la CdMx nos quita calidad de vida
Conclusión
30 May | 2019
Por: Verificación y datos
La contaminación de la CdMx nos quita calidad de vida
Conclusión
Cuestione | Verificación y datos por: Verificación y datos
May 30, 2019
Compartir

El aumento de la violencia en la Ciudad de México es preocupante, pero desgraciadamente no es el único fenómeno negativo que ha crecido en la capital.

Después de sufrir varios días con altos niveles de contaminación en la Ciudad, en Cuestione analizamos las cifras de la calidad del aire y nos enteramos que en todo 2019 no hemos gozado de un solo día con buena calidad del aire, y que, además, los contaminantes no se están midiendo correctamente.

También analizamos el aumento de la generación de basura en la capital y, si en 2017 ya llenábamos un Estadio Azteca a tope, la tendencia nos dice que ahora generamos más de 13 mil toneladas de basura diaria, lo suficiente para desbordar el estadio más grande del país.

Si bien, la actual administración capitalina presentó el 22 de mayo el nuevo programa para prevenir y responder a contingencias ambientales atmosféricas, el anuncio es reactivo y nos deja varias dudas, entre ellas: ¿de qué sirve activar contingencias ambientales considerando que los Imecas –con los que se mide la contaminación atmosférica– son menos estrictos que los índices que recomienda la Organización Mundial de la Salud?, ¿cuáles son las acciones preventivas que tomará el gobierno de la ciudad para incentivar a la ciudadanía a dejar de contaminar?

El doctor Horacio Riojas, director de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), mencionó que las normas de los contaminantes criterio, es decir los que se miden para obtener los IMECA, “deben actualizarse cada cinco años y no se ha hecho con regularidad”.

El Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire ya había alertado que la última actualización de la norma del monóxido de carbono y del dióxido de nitrógeno fue en 1993, es decir, ¡más de 20 años sin cumplir con la regla!

La norma del dióxido de azufre debió actualizarse en 2015 y, para 2019, también urge actualizar las del ozono y las de partículas PM 10 y PM 2.5, pues por última vez ocurrió en 2014, y se trata de los contaminantes más dañinos.

El doctor Riojas aseveró que la exposición a estos últimos contaminantes tiene efectos agudos en las personas, pero “la exposición a largo plazo está generando enfermedades pulmonares y cáncer de pulmón en la población capitalina”, además de enfermedades cardiovasculares.

El director de Salud Ambiental del INSP añade que disminuye la esperanza de vida, “hay estudios que demuestran la relación significativa entre las PM 2.5 y las muertes prematuras”.

Un problema que expone el doctor Riojas es que con el recorte al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no se cumple con al menos el 1% del Producto Interno Bruto se destine a la investigación.

Lo anterior complica la autorización de recursos para las investigaciones, pues “se requiere inversión para estudios de distintos temas como contaminación del agua, aire, por industrias, cambio climático, residuos sólidos, entre otros”.

Por otra parte, un mejor paso es la prohibición de la comercialización, distribución y entrega de plásticos de un solo uso, medida que se implementará a partir de 2021.

Sin embargo, Salvador Meneses, presidente de la organización Basura Cero México AC, afirma que aún “hace falta una política pública para un buen manejo de residuos y que no haya recolectores de basura clandestinos porque son quienes arrojan la basura a las barrancas”.

Si la basura termina en una barranca, “provoca un conflicto de salud pues se contamina el aire, el agua y el suelo”, además de un problema económico, pues se necesitan recursos para el desazolve de las presas.

Meneses añade que “la variedad de materiales que utilizan las empresas complica el reciclaje por lo que necesitas regular que los productos contengan materiales de fácil reincorporación a la economía”, como el pet, que sí es un negocio reciclarlo.

Mientras tanto los capitalinos no solo nos estamos enfermando a causa de la contaminación ambiental, nos estamos muriendo.

Si la población no entiende la importancia de parar la generación de basura, la industria continúa usando materiales poco reciclables y el gobierno capitalino no impone medidas restrictivas ni alternativas viables de movilidad para desincentivar la utilización del automóvil y sigue sin un plan de manejo de residuos, todo coloca a la #CDMXenRiesgoDeColapso.

Para leer la serie completa de notas, visita nuestra sección: CDMX en riesgo

TE RECOMENDAMOS
Compartir: