Se perderán empleos con semáforo rojo en CDMX y Edomex

Compartir:

Karla trabajaba de mesera en un restaurante de comida china, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México. Hasta que llegaron las medidas de confinamiento, por segunda ocasión en la Zona Metropolitana del Valle de México. 

“La indicación que nos dieron es que a partir de mañana (19 de diciembre) solo habrá comida para llevar. Ya no habrá servicio en las mesas”, contó Karla a Cuestione.

Karla solo espera que funcione el servicio de comida para llevar, para que pueda seguir manteniendo a sus dos hijos. Ahora, ella se ganará su propina entregando comida en los domicilios cercanos al local, pues solo tiene la opción de llevarla caminando. 

Te puede interesar leer: En noviembre se generó el mayor número de empleos desde 1999; pero, ¿es buena noticia?

De no funcionar, Karla será una de las 200 mil personas que se calcula que pierdan su trabajo en los próximos meses, como consecuencia de haber regresado a semáforo rojo en el Valle de México, nos dijo José Luis de la Cruz Gallegos, economista y director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

La nueva pérdida de empleos podría impactar en el Índice Global de Personal Ocupado de los Sectores Económicos de los próximos meses; el cual registró 0.4% más personas con empleo, formal o informal, en octubre de 2020 que en el mes previo. Sin embargo, ese ligero incremento no evitó la caída anual de octubre: -4.4%, es decir, comparado con el mismo mes de 2019; la décima caída consecutiva anual, según cifras del INEGI

El economista José Luis de la Cruz Gallegos nos explicó para qué sirve el Índice, cómo entenderlo y qué significan las remuneraciones económicas reportadas por el INEGI mensualmente:

¿Para qué sirve el Índice?

“Con el Índice se puede saber, a grosso modo, la salud del mercado laboral. Si se está generando empleo o no. Con él se puede evaluar si las estrategias están teniendo resultado en términos laborales y si las familias podrán mejorar su nivel de bienestar”.

Te va interesar leer: Interjet cancela vuelos hasta 2021, o quizá para siempre

¿Cómo entender el Índice?

El Índice Global de Personal Ocupado de los Sectores Económicos fue de 105.3 en el décimo mes de 2020. Como vemos, el índice no se presenta en millones de personas.

El INEGI toma un año de referencia, en este caso 2013. Por ejemplo, si en ese entonces había 10 millones de personas ocupadas, a esa cantidad le da el valor de 100. Entonces, si el índice es de 105.3, significa que hay 5.3% más personas ocupadas que en 2013. Sin embargo, es 4.4% menor que el reportado en 2019 (110.2).

Las remuneraciones también son negativas

El INEGI también contempla el Índice Global de Remuneraciones Medias Reales de los Sectores Económicos (IGREMSE) de las empresas constructoras, industrias manufactureras, comercio al por mayor y al por menor y los servicios privados no financieros.

Las remuneraciones medias reales (descontando el efecto de la inflación) se refiere a los salarios totales y a las prestaciones económicas como el aguinaldo, utilidades, bonos o algún otro tipo de incentivo económico. “Lo que hace el índice es englobar las percepciones económicas para determinar la calidad general de un empleo”.

El IGREMSE ya acumula siete caídas anuales consecutivas, hasta octubre de 2020, lo que habla de una precarización laboral, es decir, de menos empleos de calidad.

Te va interesar leer: La deuda pública de México supera los 100,000 pesos por habitante en 2020

Caída en la construcción

El personal ocupado del sector construcción cayó ligeramente, 0.4%, en octubre, respecto al mes previo. Un sector que ya estaba afectado desde meses atrás. Pero una posible razón de esta nueva caída es que la construcción está asociada al gasto del gobierno. “Se han frenado obras planeadas o han ido con mayor lentitud; lo que también es un reflejo de las decisiones de otros sectores productivos”, mencionó De la Cruz Gallegos.

De acuerdo con el economista, sí habrá una afectación sensible por el cierre de actividades no esenciales en la capital y en el Estado de México, considerando que, en conjunto, aportan el 26.6% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Lo que deberían hacer las autoridades es tener un diálogo con el sector privado de pequeños y medianos negocios. Generar una estrategia que anticipe más afectaciones económicas que lleven al cierre de otras empresas, sobre todo porque muchas de ellas tienen un gran peso debido a sus vínculos con otros estados del país, agregó de la Cruz Gallegos.

Si el restaurante de comida china no genera los ingresos necesarios en las siguientes semanas, Karla podría sumarse a los más de 1.1 millones de empleos que se han perdido debido a la pandemia y a los más de 369 mil puestos de trabajo que faltan por recuperar para llegar a los niveles previos al primer confinamiento. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.