Los tres errores de Sheinbaum al exponer a Beatriz Gasca

Compartir:

Mariana ayudó a recolectar dinero entre sus amistades para apoyar a la okupa realizada por víctimas y colectivas feministas en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pero a raíz de la exhibición pública de Beatriz Gasca, por parte de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, teme seguirlo haciendo y quedar expuesta. 

“¿Cómo sé que el día de mañana, el gobierno no tomará mi imagen de cuando llevé víveres a la okupa y la usará para desvirtuar cualquier otra cosa o proyecto en el que esté?”, se cuestiona Mariana. 

Sheinbaum acusó durante una conferencia de prensa, el pasado 28 de septiembre, a Beatriz Gasca, vicepresidente de GINgroup –ahora retirada del puesto–, de financiar el movimiento que okupa la CNDH, y agregó que dicha empresa era una “facturera” (empresa que simula la compra de productos y servicios, a través de expedir recibos fiscales, para la evasión de impuestos). 

Te puede interesar: Los cinco desencuentros entre Sheinbaum y López-Gatell

¿Con estas declaraciones, la jefa de Gobierno violó los datos personales o alguna otra ley? ¿Cuáles son tus derechos sobre tu propia imagen?

Los tres errores de Sheinbaum

1- Estigmatización

La jefa de Gobierno no violó los datos personales de Gasca. La información mostrada efectivamente se encuentra en internet y la misma Gasca había divulgado algunas fotos, nos explica Alejandro Torres, experto en transparencia y datos personales. 

Sin embargo, apunta Torres, sí hubo “estigmatización, lo que podría provocar en un daño a la imagen… Incluso, me llama la atención que la jefa de Gobierno haya reparado en que la mujer (Gasca) haya bajado de un ‘auto de lujo’”. 

Si la exposición pública de esa manera afectó en su patrimonio, trabajo o psicológicamente a Gasca, efectivamente podría constituirse un daño moral, explica el abogado Mauricio Esquivel.

2- Violación a la presunción de inocencia

Sheinbaum también señaló que la empresa GINgroup era “una de las principales empresas factureras, que ha estado denunciada por la Secretaría de Hacienda e, inclusive, por el Instituto Mexicano del Seguro Social”.

Sin embargo, al no existir una sentencia condenatoria en firme por parte de un juez, la funcionaria capitalina podría estar violando la presunción de inocencia de la empresa y del dueño de ésta, Raul Beyruti Sánchez, a quien, además, vinculó con la administración federal pasada de Enrique Peña Nieto

“Es violatorio de derechos humanos en razón de que viola la presunción de inocencia. Es el derecho humano de todas las personas que el Estado presuma su inocencia hasta que no haya una sentencia que demuestre su culpabilidad”, nos explica Luis Enrique Pereda, experto en derecho constitucional.

Te puede interesar: Exigencia de datos biométricos al INE remite a caso Zuckerberg

3- Violación a la propia imagen

Desde 2006, en la Ciudad de México existe la Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor y la Propia Imagen, que busca proteger a las personas, entre otras cosas, del uso de su imagen sin consentimiento (como, por ejemplo, si tomas una foto de alguien y la subes en tus redes sociales, no está permitido si no tienes su permiso). Justo lo que hizo Sheinbaum en la conferencia de prensa. 

Esta ley establece que “cuando la imagen de una persona sea expuesta o publicada” sin consentimiento y en “perjuicio de la reputación de la persona”, un juez, a petición de la persona afectada, podrá solicitar la reparación del daño.

La misma ley exceptúa a los funcionarios públicos, personas con notoriedad (como artistas, deportistas u otros) o personas en un “acto público o en lugares abiertos al público que sean de interés público”, lo cual podría constituir la participación de Gasca en el evento denominado Antigrita, pero no de las demás imágenes con las que la exhibió Sheinbaum. 

“No tiene nada que ver con inteligencia”

Claudia Sheinbaum destacó, en varias ocasiones, que la información que estaba por presentar se había obtenido de internet y redes sociales: “Hicimos una revisión de información pública, no tiene nada que ver con inteligencia ni mucho menos”. 

Sin embargo, Cuestione buscó la imagen de Gasca junto a un auto negro en las redes sociales, sin encontrarla. Asimismo, en las imágenes de Gasca entregando los víveres portaba un cubrebocas, por lo que su identificación es poco probable. 

Un comunicado conjuntamente firmado por decenas de organizaciones –entre ellas, Poder, Equis y Luchadoras–, dirigido a la jefatura de Gobierno advierte “resulta indignante que se ocupen recursos, el tiempo, el esfuerzo y el personal públicos para vigilarnos, disuadirnos, violentarse y reprimirnos, en lugar de destinarlos a encontrar a las numerosas mujeres desaparecidas y/o a los agresores y asesinos de tantas más”. 

Y agrega que los señalamientos, como los hechos contra Gasca, “alimentan discursos de odio en la sociedad. Polariza. Si ésa no era su intención, al menos sí es una consecuencia”. 

Para Mariana la exhibición de Gasca es “una táctica de miedo para oprimirnos. Pero quiero decirle (a Sheinbaum) que eso no va a funcionar. Aunque tengamos miedo, vamos a seguir haciéndolo, porque literalmente lo estamos haciendo por nuestras vidas”. 


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.