CDMX
.
Cuestione | Tabasco, Jalisco, Morelos y CDMX: los peores nuevos gobiernos en homicidios
CDMX
Tabasco, Jalisco, Morelos y CDMX: los peores nuevos gobiernos en homicidios
En CDMX aumentó en 29.4% y en Jalisco 30%
18 Jun | 2019
Por: Verificación y datos
Tabasco, Jalisco, Morelos y CDMX: los peores nuevos gobiernos en homicidios
En CDMX aumentó en 29.4% y en Jalisco 30%
Cuestione | Verificación y datos por: Verificación y datos
Jun 18, 2019
Compartir

Un hombre en un mercado sobre ruedas en Tijuana, un hombre a lado de la antigua central camionera de Guadalajara, una mujer que esperaba a su hija afuera de una farmacia en Puebla, un hombre en el centro de la capital de Nuevo León, y un estudiante en la Ciudad de México. Todos ellos fueron asesinados en junio de 2019. No importó el día, el lugar, ni la hora; los homicidios siguen sucediendo todo el tiempo a nuestro alrededor.

En la capital del país, el crecimiento en la tasa de homicidios sigue alarmando y para buscar más respuestas, decidimos comparar las cifras de enero a abril de cada año (1997 a 2019) con otros estados.

En la entrega de Cuestione sobre homicidios en la capital, analizamos los primeros tres meses de 1997 a 2019. 

Usamos dos criterios para comparar: el primero fue equiparar a la Ciudad de México con otros estados en donde ocurrió un cambio de administración en 2018, pues la mayoría de los expertos consultados, entre ellos Alejandro Hope -analista en temas de seguridad nacional-, afirman que el alza en homicidios puede responder a una “curva de aprendizaje” por el cambio de gobierno.

También comparamos con los estados donde están algunas de las ciudades más grandes del país: Baja California (Tijuana), Jalisco (Guadalajara), Nuevo León (Monterrey) y Puebla (Puebla) para tratar de entender cómo se comporta el crimen en esos estados.   

¿Es la “curva de aprendizaje”?

Primero contextualizamos. Recordemos que la capital estuvo gobernada por el Partido de la Revolución Democrática de 1997 a diciembre 2018 y que, por primera vez en 21 años, hubo un cambio de partido en la Ciudad de México.

Analizamos el número de carpetas de investigación por homicidios registradas por la fiscalía de la Ciudad de México y agrupadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Al sacar la tasa por cada 100 mil habitantes -y así poder comparar a través de los años-, descubrimos que las investigaciones por este delito aumentaron 29.4% en el primer cuatrimestre de 2019 con respecto al mismo periodo de 2018, al pasar de 4.2 a 5.4 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Posteriorme elegimos los ocho estados que en 2018 también eligieron un nuevo gobierno - Tabasco, Morelos, Jalisco, Guanajuato, Puebla, Chiapas, Veracruz y Yucatán- y revisamos las cifras presentadas por el SESNSP.

Encontramos que Jalisco, gobernado por Enrique Alfaro del partido Movimiento Ciudadano, rebasó a la Ciudad de México con un aumento de 30% pasando de siete a nueve homicidios por cada 100 mil habitantes.

Mientras que Tabasco, gobernado por Adán Augusto López del partido Morena y el estado de Morelos, gobernado por Cuauhtémoc Blanco del partido Partido Encuentro Social también rebasan a la Ciudad de México con un incremento de 53.1% y 38.8% respectivamente.

La Ciudad de México está por encima de cuatro estados: Guanajuato, gobernado por Diego Sinhué del Partido de Acción Nacional (PAN) con un aumento de 24.2%; Chiapas y Veracruz, gobernados por Morena, vieron reducciones en la tasa de homicidios: 10.4% y 14.7% respectivamente.

Por último está Yucatán, gobernado por Mauricio Vila Dosal del PAN, que también redujo la tasa de homicidios en 20.9%.

Así que no necesariamente el alza de homicidios se debe a un cambio de administración y/o de partido, pues Veracruz estaba gobernado por el PAN y a pesar de cambiar a Morena, su tasa disminuyó, lo mismo que Chiapas, en donde antes gobernaba el Partido Verde y ahora lo hace Morena.

¿Es fenómeno de grandes ciudades?

El segundo criterio fue comparar la capital de nuestro país con otros estados con población mayor a 3.5 millones de habitantes y que tienen grandes ciudades.

Elegimos Nuevo León, Puebla, Jalisco y Baja California y encontramos que en la mayoría aumentó la tasa de homicidios, aunque no en la misma proporción.

Nuevamente se comparó el primer cuatrimestre de 2019 con respecto al mismo periodo de 2018: en la Ciudad de México el incremento fue de 24.9%, tercer lugar en comparación con los otros estados con ciudades grandes.

Nuevo León, donde se encuentra Monterrey, es el estado con mayor incremento con 68.6%; pasó de 3.5 a 5.9 homicidios por cada 100 mil habitantes entre 2018 y 2019.

Le sigue Jalisco, con Guadalajara, que ocupa el segundo lugar con un incremento de 30%. En cuarto lugar quedó Puebla, con un aumento en la tasa de homicidios de 2.5%.

Baja California, donde se encuentra Tijuana, es el único estado en el que disminuyó la tasa de homicidios (pasó de 24.1 homicidios por cada cien mil habitantes en 2018 a 22.1 en 2019). Sin embargo, aún mantiene la tasa más alta entre los estados mencionados.

El 13 de junio se registraron un total de 83 homicidios, entre ellos nueve se cometieron en Jalisco, siete en Baja California, cinco en Guanajuato, cuatro en la Ciudad de México, cuatro en Veracruz, tres en Puebla y dos en Nuevo León. En suma 40.9% de los homicidios que se cometieron en todo el país.

¿Es multifactorial?

Alejandro Hope, analista de seguridad nacional, ya había asegurado que no era un tema nuevo y que “la inercia en el aumento en este tipo de homicidio es de meses” y, en algunos estados, de años atrás.

A pesar de que los datos nos confirman esa hipótesis, las cifras reafirman que la Ciudad de México tiene el peor índice de homicidios en los primeros cuatro meses de un año desde 1997.

Por su parte Santiago Roel, especialista en temas de seguridad pública y director general del Semáforo Delictivo, explica que “a veces puede influir el cambio de administración pero que no hay tanta correlación” y asevera que “no se matan porque cambien de gobierno”.

Otra causa señalada por Roel es que “cuando hay lucha de mafia por territorio se disparan los homicidios, pues entre el 80 y 90 por ciento de las ejecuciones son por el mercado negro de drogas”.

Por último, Roel afirma que “hay un mal gobierno con instituciones débiles y tiene que mejorarse”.

¿Hay solución?

Santiago Roel propone la regulación de drogas como la cannabis y el cultivo de amapola para que disminuya la violencia en el país.

Por su parte Ernesto López Portillo, experto en seguridad y coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana, afirma que “primero hay que reconocer que cada entidad tiene una dinámica social diferente, debe tratarse como tal incluso a nivel municipal” y que se debe transparentar la metodología con la que se registran los delitos para saber si realmente aumentaron los homicidios.

¿Hasta cuándo?

El 13 de junio, Ana Laura Magaloni, doctora en Derecho y presidenta de la Comisión Técnica de transición de la Procuraduría a la Fiscalía declaró en el programa Despierta con Loret que en la capital “se ha despedido al 60% de los mandos operativos, se están mapeando pandillas, organizaciones” y que “se están centrando en delitos violentos”.

También reconoció que “romper estructuras sí desorganiza la Ciudad”.

La abogada afirmó que “lo que está haciendo la jefa de gobierno está bien, pero va a tomar tiempo”. En su experiencia “primero debe frenarse la escalada y luego reducirse”.

¿Cuántos homicidios más le tomará a la actual administración reducir la tasa de homicidios en la capital?

Próxima entrega:

Realizaremos el mismo análisis comparativo entre estados con tasas de crecimiento en extorsión, violación y secuestro.

TE RECOMENDAMOS
Compartir: