Columnas
Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro
Armas y mujeres: otra victimización
Columnas
Armas y mujeres: otra victimización
Legislación debe ser revisada
19 Feb | 2019
Por: Juan Carlos Arjona Estévez
Armas y mujeres: otra victimización
Legislación debe ser revisada
Juan Carlos Arjona Estévez por: Juan Carlos Arjona Estévez
Feb 19, 2019
Compartir

Pagando por delitos que les son ajenos, muchas mujeres terminan victimizadas por una legislación de armas que necesita ser revisada.

La política criminal del Estado mexicano contra las armas en el marco de persecución de la delincuencia organizada, en particular de los delitos relacionados contra la salud, ha afectado a mujeres que no tenían ninguna intención de ser autoras o participes de los delitos de los que se les imputa y sanciona. Para explicar lo anterior, es importante revisar algunos aspectos que están en la normatividad vigente:

La Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos establece diversos delitos, entre ellos, el de portación de armas. Para estos delitos se ha aplicado un criterio de proximidad a las armas prohibidas, el cual ha sido confirmado al menos en criterios aislados por el poder judicial mexicano, en tesis como Error de tipo. No se actualiza tratándose del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército, armada y fuerza aérea, si el inculpado aduce que desconocía que el arma que mantuvo dentro de su radio de acción y disponibilidad, por sus características, corresponde a las reservadas para el uso de las fuerzas castrenses.

El criterio emanado consiste en que no opera la causa de exclusión del delito por error de tipo en el que la persona imputada desconozca que el arma que mantuvo dentro de su radio de acción y disponibilidad, porque formalmente el error aducido  no entraña la distorsión sobre uno o más de los elementos del delito, ya que no implica un error de apreciación sobre la acción realizada (portar) o las características del arma (elementos objetivos), ni respecto a la obligación de ostentar la licencia respectiva para ejercitar dicha acción (elemento normativo).

Otro criterio, éste sí de carácter obligatorio, es el emanado por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que dice: Portación de arma de fuego sin licencia. Puede configurarse ese delito respecto de las personas que hayan sido detenidas a bordo de un vehículo en el que se encuentre un arma, independientemente de que esté presente quien asumió su tenencia. Lo anterior quiere decir que no importa si tienes conocimiento de que estás la proximidad de un arma para ser considerado presuntamente responsable del delito de portación de ésta.

Ahora bien, la aplicación de esta política ha tenido una afectación diferenciada por razones de género, ello en virtud de que varias mujeres han sido detenidas e imputadas el delito de portación de armas, por haber estado en el mismo espacio en el que se atribuye se cometieron hechos, en virtud de mantener una relación de amistad o de pareja con alguna de las personas que portaban las armas, o bien, por realizar trabajo sexual en el lugar. En otras palabras, estas mujeres se convierten inmediatamente en presuntas responsables de delitos sólo por su mera presencia en un lugar, sin que medie incluso su conocimiento de que existen armas sin el permiso correspondiente, o incluso prohibidas por la ley.

Pero ¿por qué se dice que son víctimas por razones de género? Porque muchas de estas mujeres, ya sea que realicen trabajo sexual, o bien, sean amistades o parejas de personas vinculadas a la delincuencia organizada, pocas veces tienen una elección de no serlo, ya que el mismo contexto androcentrista les obliga socialmente a estar vinculadas con estas personas, so riesgo de ser víctimas de otros tipos de violencia.

Juan Carlos Arjona Estévez es Licenciando en Derecho y Maestro en Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Actualmente es Cuarto Visitador General de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Las opiniones aquí vertidas son a título personal y no representan a la institución en donde labora.
Nota de la redacción: esta contribución es parte de una serie de textos elaborados por diversas organizaciones de la sociedad civil que son parte de la Comunidad de Conocimiento para la Prevención de la Violencia Armada, en colaboración exclusiva con Cuestione. Distintos representantes de la Comunidad entregarán reflexiones quincenales para entender mejor este problema.
TE RECOMENDAMOS
Compartir: