México
Foto: Andrea Murcia/Cuartoscuro.com
El primer gran reto de Andrés
México
El primer gran reto de Andrés
¿Quién le creerá a su investigación?
26 Dic | 2018
Por: Gabriel Pérez Osorio
El primer gran reto de Andrés
¿Quién le creerá a su investigación?
Gabriel Pérez Osorio por: Gabriel Pérez Osorio
Dic 26, 2018
Compartir

El siempre lamentable Pedro Ferriz de Con difundió en sus redes sociales un video que circuló primero en Whatsapp la misma noche del 24 de diciembre. Es el video de un accidente aéreo grabado desde el interior de la cabina de la aeronave que no se alcanza a distinguir. Lo que sí se ve, claramente, es cómo recibe un impacto y se desploma.

Ferriz acompañó el video con un texto en el que se leía: “Circulan videos en redes de un presunto atentado contra Moreno Valle y la gobernadora de Puebla. Lo cierto es que este caso genera más interrogantes que certezas. Lo único que sé, es que no fue el viento el que lo derribó. Sabremos la verdad? Difícilmente. México quiere certeza”.

La desgracia de México yace en sus ciudadanos. Si Ferriz hubiera sido el único en expresarse con tal irresponsabilidad, no habría mayor problema. Vamos, Ferriz es Ferriz. Impresentable hasta en su casa. Pero no fue el único.

De todas partes, luego de la trágica muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, junto con su esposo, el senador poblano Rafael Moreno Valle, y tres personas más, los demonios de la irresponsabilidad se soltaron y dejaron fluir su frivolidad en redes sociales.

Ejemplos nauseabundos:

Jesús Ortega y su tuit: “Y las investigaciones incluirán la actitud de menosprecio de @lopezobrador_ a Marta Erika? Su decisión de no reconocerla como gobernadora? Tomarán en cuenta el comportamiento de @MBarbosaMX y de @yeidckol? (Sic)”

La muy patética defensa al régimen que hizo el propagandista Epigmenio Ibarra: “Ni una hora ha pasado del accidente en el que perdieran la vida Erika Alonso gobernadora de Puebla y su esposo el Senador Rafael Moreno Valle y ya comenzaron los fanáticos de la derecha, incitados por @FelipeCalderon , a culpar al gobierno de @lopezobrador_ de la tragedia. Infames (Sic)”.

Las muy rencorosas reacciones de personajes como Fabrizio Mejía y sus fans:

Estas expresiones en redes estuvieron acompañadas por especulaciones de todos los colores y sabores. Hay quien ya asegura que fue un atentado y tiene hasta a los culpables. Muchos señalan a Morena. Unos pocos a los huachicoleros. La mayoría descarta un accidente bajo la premisa de que “en política no hay coincidencias”.

La realidad, es que la falta de un Estado de Derecho firme, de instituciones confiables y el eterno sospechosismo nuestro de todos los días, ha tocado las puertas de la Cuarta Transformación.

No importa que haya sido el propio presidente López Obrador el primero en dar a conocer el accidente y de los primeros en lamentar la muerte de los políticos poblanos. No importa que haya movilizado a su gobierno a investigar. No importa que haya enviado a la secretaria de Gobernación a los funerales. El daño estaba hecho.

Irónicamente, el daño se lo había hecho él a sí mismo al negarse a ir a Puebla porque consideraba “antidemocrático” el triunfo de Alonso. Porque sus diputados le recortaron el presupuesto a ese estado. Porque no mandó ni a un jefe de departamento a la toma de protesta. Su mal carácter y su testarudez le jugaron una mala pasada: murieron dos de sus más férreos opositores en circunstancias que él tiene que investigar.

¿Cómo creerle? ¿Cómo pedirle a los seguidores de Moreno Valle y de Martha Erika que le crean?

AMLO se enfrenta al laberinto del que no ha salido bien librado ni un solo presidente de la era moderna de México. El ingrediente adicional es que deberá encontrar la salida en medio de este ambiente de encono que, en buena medida, él mismo ha generado.

Díaz Ordaz tuvo al 2 de octubre; Echeverría el ‘Halconazo’; López Portillo a la guerra sucia contra las guerrillas; De la Madrid al terremoto de 1985; Salinas a Colosio; Zedillo es perseguido por Acteal; Vicente Fox tiene todo su lamentable sexenio; Calderón también. Peña Nieto cargará con Ayotzinapa, la Casa Blanca y la corrupción endémica de su gobierno.

¿Quién le creerá a Andrés lo que sea que arroje su investigación? A saber.

Bienvenido al gobierno de México, presidente López Obrador.

TE RECOMENDAMOS
Compartir: