Columnas
Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro
Cuestione | Inventar enemigos, construir silencios
Columnas
Inventar enemigos, construir silencios
¿AMLO castiga a las OSC?
19 Feb | 2019
Por: Andrés Pascoe Rippey
Inventar enemigos, construir silencios
¿AMLO castiga a las OSC?
Cuestione | Andrés Pascoe Rippey por: Andrés Pascoe Rippey
Feb 19, 2019
Compartir

Generalizar es un hábito que nos da un inusual placer: hace todo más sencillo, hace todo más claro, y nos ahorra la pesadez de los matices.  Malditos matices, que convierten la realidad en una compleja maraña de visiones, experiencias, positivos y negativos…

Pero por suerte, nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, no enfrenta ese defecto. Mañana tras mañana lo vemos generalizar, integrar en una sola canasta a lo bueno y lo malo, lo mejorable y lo deleznable: las estancias infantiles, corruptas. Los órganos autónomos, abusivos y corruptos. Y ahora, las organizaciones de la Sociedad Civil: corruptas.

El primer acto vino la semana pasada.  AMLO se refirió a las organizaciones que fueron al Senado a presentar sus propuestas, preocupaciones y solicitudes respecto a la modificación constitucional que creará la Guardia Nacional.  El Senado les escuchó amablemente. Les dieron su tiempo para exponer por qué coincidían o no con la propuesta de Morena.

Dijo el presidente sobre las OSC, que “… Ahora que queremos nosotros atender este problema gravísimo, en vez de que nos ayuden nos están poniendo trabas, esa es la verdad”.

Muchas ONG levantaron al voz, llamando al error que esto representa; el representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU llamó a reconsiderar. Se presentaron experiencias internacionales fallidas, expertos hablaron de los riesgos…. Y como dice AMLO, “eso sí calienta”.  

Así que esta semana, les puso en su lugar: mediante un comunicado que él mismo confirmó, todo el dinero que se destina al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil se detuvo de forma permanente.  Había un castigo adicional: el presidente aprovechó para descalificarlas: "Todo lo que es sociedad civil es conservadora, yo no conozco sociedad civil de izquierda, en verdad no la conozco", dijo en la conferencia mañanera.

Uno tiene que preguntarse, ¿quién rodea al presidente? ¿No ha visto que muchísima de la gente que lo apoyó forman parte de este tipo de organización? Incluso les ha dado empleo. No queremos matices, ¿para qué? Son todos conservadores.  Deben desaparecer.

Naturalmente él – o gente cercana a él – debe de saber que es totalmente falso lo que dijo.  Existen decenas de OSC que han trabajado para democratizar el país, contra la corrupción, a favor de los derechos de las mujeres, los niños y las niñas, de las minorías sexuales, los adultos mayores, los Derechos Humanos. Y lo hacen porque muchas veces lo hacen mejor que los gobiernos, llegan más lejos, comparten más.  ¿No sabe AMLO de las organizaciones que buscan desaparecidos, que trabajan con comunidades azotadas por la violencia, que ayudan a mujeres víctimas de violencia? ¿En serio?

Cualquiera que ha estado cerca o trabajado con las OSC sabe perfectamente, además, que nadie se hace millonario.  Seguro hay casos de abusos, seguro alguna manejó mal sus recursos, seguro que sí. Pero son las menos. Y las más trabajan con centavos para hacer de la sociedad un lugar mejor. Pero otra vez, los malditos matices.  

Y sí, también las hay conservadoras. ¿Deben dejar de existir, aún si contribuyen de alguna forma? ¿Solo puede haber OSC “progresistas”?

Miembros de organizaciones cercanas a Morena han guardado silencio, y a lo mucho dicen “no nos sentimos aludidos”.  Pues sí lo están. AMLO no hizo detalle, no dijo “algunas han contribuido”.

Así, muchas organizaciones reducirán su trabajo, harán menos, llegarán menos lejos, o desaparecerán. Y ante su ausencia, las debilidades del Estado proveedor se empezarán a hacer más evidentes. No importa: una sociedad desmovilizada es mucho más funcional, más fácil de controlar.

Y al final, de eso se trata esto de generalizar: de controlar. Lo que no está bajo nuestro control, es endémicamente malo. Ya silenciaron a los órganos autónomos, a las estancias escolares, a las organizaciones de la sociedad civil. ¿Quién sigue?

Pues los medios.

TE RECOMENDAMOS
Compartir: