Columnas
Foto: Especial
Cuestione | La amenaza del impeachment persigue a Trump
Columnas
La amenaza del impeachment persigue a Trump
Demócratas divididos por el juicio político
02 Jul | 2019
Por: Redacción
La amenaza del impeachment persigue a Trump
Demócratas divididos por el juicio político
Cuestione | Redacción por: Redacción
Jul 02, 2019
Compartir

Por: Daniel Lozano Maurer

Hasta el día de hoy, 79 congresistas demócratas y un congresista republicano, han manifestado públicamente su apoyo para realizar audiencias que eventualmente lleven a un impeachment, o juicio político, en contra del presidente Trump. Se requiere un total de 218 congresistas para finalizar el proceso y aprobar los artículos de impeachment. Sin embargo, ese número crece diario por dos razones. Por un lado, la administración de Trump se niega a cooperar con el Congreso y otorgarle acceso a testigos e información relacionados a la investigación Trump-Rusia. Por otro lado, en la única declaración pública del Fiscal Especial, Robert Mueller, en ningún momento se exoneró a Trump.

Declaración pública de Robert Mueller 

El 29 de mayo, después de dos años de dirigir la investigación Trump-Rusia, Robert Mueller habló públicamente por primera vez a los medios. En su declaración, el Fiscal Especial anunció que la investigación Trump-Rusia estaba completa e hizo algunas observaciones sobre los resultados de su trabajo. Informó que se cerraba formalmente la Oficina del Fiscal Especial y, también, su renuncia al Departamento de Justicia.

Mueller detalló que el informe que entregó al Departamento de Justicia está conformado por dos volúmenes. El primero se enfoca en la investigación de la interferencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016. Esta incluye la revisión de cualquier vínculo o coordinación entre el gobierno ruso e individuos asociados a la campaña Trump. El segundo volumen describe los resultados y análisis de la investigación de obstrucción de justicia que involucra al presidente con relación a la investigación de la interferencia rusa en las elecciones presidenciales.

Interferencia Rusa

Sobre la interferencia Rusa en las elecciones del 2016, el informe enumera esfuerzos por parte de oficiales rusos para interferir en las elecciones. Argumenta que se utilizaron sofisticadas técnicas informáticas para robar información de computadoras utilizadas por la campaña de Clinton. Esta información se difundió a través de identidades falsas en línea y por medio de la organización Wikileaks.

La divulgación del material robado fue diseñada y programada para dañar directamente a Clinton. Al mismo tiempo, una entidad privada rusa participó en una operación de medios sociales, donde los ciudadanos rusos se hicieron pasar por estadounidenses para influir en la elección. También, se revisó la respuesta de la campaña Trump hacia estas actividades, y se concluyó que no hay pruebas suficientes para acusar una conspiración entre la campaña Trump y agentes rusos.

Obstrucción de justicia

Con relación al caso de obstrucción de justicia que involucra a Trump, el informe narra cómo el presidente despidió al entonces director del FBI, James Comey. Enumera las veces que Trump intentó expulsar a funcionarios del Departamento de Justicia. Además, de las múltiples ocasiones que buscó detener la investigación Trump-Rusia.

El informe no es concluyente sobre si el presidente cometió o no un crimen de obstrucción de justicia. No obstante, en ningún momento lo exonera. En la conferencia de prensa Mueller estableció:

“Si hubiésemos tenido confianza en que el presidente claramente no cometió delito, lo habríamos dicho”.  

Debido a limitaciones jurídicas del Departamento de Justicia, Mueller destacó que acusar al presidente “nunca fue una opción”. En el informe se detalla que un presidente en funciones no puede ser imputado por un delito federal, ya que es inconstitucional. Por lo tanto, nunca se buscó imputar a Trump, por el hecho de que la oficina del fiscal especial forma parte del Departamento de Justicia y, por reglamento, está sujeta a su política.   

¿Qué sigue?

Sin mencionar o citar directamente la vía del impeachment, tanto Mueller como el informe lo señalan como una posible acción a seguir. El Fiscal Especial establece que se requiere de un proceso distinto al sistema de justicia penal para acusar a un presidente activo de cometer un crimen. La decisión de que Trump enfrente un juicio político recae en su totalidad sobre el Congreso de Estados Unidos.

Los demócratas, quienes controlan la Cámara de Representantes, han debatido internamente si es o no conveniente iniciar el proceso de impeachment en contra del presidente. El número de congresistas que buscan se inicie el proceso ha aumentado considerablemente. No obstante, la demócrata Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes, ha expresado en varias ocasiones que no considera oportuno comenzar con un juicio político por el momento. Pelosi reiteró que antes de empezar con un Impeachment es necesario construir un buen caso en donde se demuestre que evidentemente se violó la ley.

Para el disgusto de la administración Trump, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerrold Nadler, acaba de anunciar que al Congreso se le proporcionará acceso completo a toda la evidencia, información y testigos relacionados con la investigación Trump-Rusia. Por lo tanto, los miembros de Comité de Justicia serán quienes valorará si existe información suficiente que inculpe a Trump de obstruir la de justicia de Estados Unidos. 

TE RECOMENDAMOS
Compartir: