Columnas
La peor crisis es la que no se ve y hacia allá vamos
Columnas
La peor crisis es la que no se ve y hacia allá vamos
¿Qué previsiones tomará el gobierno?
09 May | 2020
Por: Luis Enrique Pereda Trejo
La peor crisis es la que no se ve y hacia allá vamos
¿Qué previsiones tomará el gobierno?
Luis Enrique Pereda Trejo por: Luis Enrique Pereda Trejo
May 09, 2020
Compartir

¿Económica? ¿Política? ¿Laboral? ¿Educativa? ¿Social? ¿De seguridad pública? ¿De qué crisis quieres hablar primero? Tú nómbrala, hacia allá vamos. Y no, no hago esta afirmación para apanicarnos (el pánico nunca ha resuelto nada), la hago para alertarnos y ocuparnos todas y todos, lo cual por supuesto incluye al gobierno, quien parece no querer darse cuenta de la magnitud de lo que podría venir. 

El enorme manto que significa el COVID-19, inevitablemente, ha cubierto todos los temas de interés social y ha distraído la atención, que normalmente le depositamos a los temas fundamentales, para la buena marcha del país. No podía ni debía ser de otra manera. Toda nuestra atención tenía que estar en cuidarnos y cuidar a nuestros seres queridos. 

¿Cuánto vive el virus del COVID-19 en las superficies? ¿Es útil usar cubrebocas? ¿Qué hospital puede recibir a los infectados por este virus? ¿Qué medidas de protección puedo tomar si debo salir a la calle? Decenas y decenas de preguntas como éstas han estado en nuestras mentes durante semanas. Eso está bien, pero no quiere decir que otros temas no hayan seguido avanzando. 

Una cosa es que no aparezcan titulares haciendo referencia a las muertes violentas en el país y otra muy distinta es que no ocurran. Una cosa es que no haya indicadores de lo que significarán para el aprendizaje de nuestras hijas e hijos las semanas del ciclo escolar que se han perdido y otra muy distinta que no vayan a existir consecuencias. Y quizá éste sea el gran efecto corruptor de tener todas las mañanas una conferencia de prensa magnificada y dictada por una única voz: creer erróneamente que si esa voz no habla de “x” tema, dicho tema no existe o si existe no es relevante. 

La económica

El Producto Interno Bruto (PIB) baja, la expectativa de crecimiento económico es nula, las calificadoras internacionales cada vez nos dan una cifra peor, hay menos consumo, se dejan de pagar créditos, los sectores restauranteros, hoteleros y de turismo en general quedan devastados, varias MIPyME cerrando cada quincena. Las cámaras empresariales e industriales no encuentran una política pública que les permita minimizar pérdidas y conservar empleos. La economía informal, muy lastimada. Pemex perdiendo millones y millones de pesos. ¿Cuál es el plan? ¿Qué sigue? ¿Cuál es el esquema de recuperación? 

La política

La oportunidad de cerrar filas en torno a un clarísimo liderazgo pasó de largo. El presidente prefirió seguir teniendo otros datos antes que aliados. La oposición pulverizada, erradicada, no se dedicó a proponer políticas públicas alternas que le permitieran al país hacer frente a lo que nos viene encima. 

El gobierno descalificando a algunos empresarios, pero dándole adjudicaciones directas a los consentidos, desoyendo los señalamientos de corrupción y emitiendo decretos que no dicen nada o lineamientos para programas de ayuda, que hubo que volver a publicar, hasta en dos ocasiones más, porque tenían errores. 

Los gobernadores hablando de un nuevo pacto federal. Los presidentes municipales dictando toques de queda a diestra y siniestra, pero sin fundamentos legales. Donde iba a haber elecciones este verano, Coahuila e Hidalgo, ya no. 

El Congreso de la Unión, diseñado para ser un contrapeso del Ejecutivo, se dedicó a ver pasar por la ventana los días. 

El Poder Judicial reaccionando muy tarde, muy poco y muy mal ante la necesidad de la población de obtener justicia. ¿Quién va a resolver respecto los contratos no cumplidos o la violencia intrafamiliar? 

La laboral

La gente perdiendo su empleo cada quincena se cuenta por centenares y muchos de los que tienen la fortuna de conservar su empleo han visto reducido su salario, los trabajadores del Estado en primer lugar y por orden del presidente, pero también los que trabajan para despachos, consultorios, escuelas, restaurantes, fábricas, tiendas, medios de comunicación, papelerías, gimnasios, etc. 

Las maquiladoras en el norte del país cerradas. La inversión extranjera pensándolo dos veces antes de venir a México. El impacto de esta situación se reflejará en horas cotizadas al Seguro Social y por lo tanto en las Afores. Es decir: las secuelas de esta crisis laboral durarán años. La gente está siendo violentada en sus derechos laborales y no hay juez que conozca de este tema. 

La educativa

La UNAM se fue a la cuarentena con varios planteles tomados, ¿cuándo y cómo se recuperarán? ¿Cómo y cuándo va a terminar el ciclo escolar de la SEP y el semestre en las universidades? Centenares de profesores sin experiencia en clases en línea hacen lo que pueden para intentar que siga habiendo clases, donde esto es posible, pero ¿y dónde no? 

¿Qué pasa en los hogares donde no hay una computadora o acceso a internet? ¿Qué dejaron de aprender millones de niños de primaria, secundaria y preparatoria durante las semanas de la cuarentena? 

¿En cuál deficiencia laboral se transformará la reconversión forzada a clases no-presenciales? ¿Cómo impactará la falta de clases de educación física en un país con los mayores índices de obesidad infantil de la OCDE? ¿Qué saldrá más afectado de esta pandemia, los conocimientos de los jóvenes en matemáticas o en ortografía? 

¿Qué es menos malo, entre perder el ciclo escolar o poner un ocho que no representa verdaderos conocimientos adquiridos? 

La social

No se entiende, por un lado las alcaldías de la CDMX emiten senda “ley seca” para impedir que el consumo de alcohol dispare los índices de violencia familiar, pero por el otro lado, el gobierno federal dice no tener conocimiento de que aumenten las denuncias ante los ministerios públicos por maltrato en contra de esposas, concubinas, novias y parejas, todas ellas aisladas y encerrada en casa con su agresor. 

¿Qué ministerio público de guardia se dará abasto? ¿Qué juzgado familiar resolverá el divorcio y otorgará pensiones alimenticias? ¿Qué notario dará fe de hechos? ¿Qué actuario judicial notificará adecuadamente? ¿Qué programa de recomposición social elaborará el gobierno? ¿Qué ayuda a la población de la tercera edad se pondrá en marcha para que puedan superar el aislamiento? ¿Qué política social se implementará para los niños y niñas que celebraron su día en cuarentena producto de una pandemia mundial? ¿Quién los ayudará a volver a salir a la calle, a la escuela, al parque? 

La de seguridad pública

Los muertos por el crimen organizado aumentan más y más. Cada día se rompen nuevos niveles de violencia. La Guardia Nacional extorsionando a domicilio. El narco repartiendo con total libertad despensas manchadas de sangre. El presidente saludando a la mamá de El Chapo

El COVID-19 se parece a los gobiernos federal, locales y municipales en que tampoco éste logró que los secuestros, el derecho de piso, las narcotienditas o las ejecuciones se quedaran en casa. Y claro, si los asesinatos ocurridos durante la vida ordinaria no se investigaban, los ocurridos durante la cuarentena menos. La curva de la impunidad no se aplana, se enquista. La cuarentena terminará y el crimen estará perfecta y cómodamente instalado en la esquina, en cine, en el centro comercial, en la parada de camiones y la estación de autobuses, afuera de las universidades y junto a él, la muerte. 

¿De qué crisis quiere hablar primero el gobierno? Ojalá sea una distinta a la del neoliberalismo. 

TE RECOMENDAMOS
Compartir: