A Fondo
Foto: Reuters
Bolivia, el país con más golpes de Estado de América desde 1945
A Fondo
Bolivia, el país con más golpes de Estado de América desde 1945
Lleva 24 de 165 intentos
20 Nov | 2019
Por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Bolivia, el país con más golpes de Estado de América desde 1945
Lleva 24 de 165 intentos
Nov 20, 2019
por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Compartir:

En América Latina (AL) han ocurrido 165 golpes de Estado entre 1945 y 2015, de los cuales 87 han sido exitosos, es decir, 52.7% de acuerdo al análisis que realizó el internacionalista Ethan Daniel Ayala Hernández en su tesis del 2018: Causas y Evolución de los golpes de estado en América Latina (1945 - 2015)

En Bolivia, donde en 23 ocasiones se intentó “derrocar a la persona que detentaba el poder Ejecutivo” –definición de golpe de Estado de Jonathan Powell y Clayton Thyne, una de las utilizadas por Ayala Hernández– solo se logró en 11 momentos, es decir en el 48% de los casos. 

El atípico golpe de Estado que recientemente obligó a Evo Morales a salir de Bolivia y llegar a México el martes 12 de noviembre de 2019, después de solicitar asilo político, suma el golpe de Estado número 24 en aquel país, llegando a 50% de efectividad.

Argentina es el segundo país con el mayor número de golpes de Estado en AL (con 20 y con una efectividad de 35%) en el periodo analizado, seguido de Haití con 16, Venezuela con 15 y Ecuador con 13 golpes de Estado y una efectividad de 69%, 13% y 54% respectivamente.

¿Por qué Bolivia concentra tantos golpes?

“Es una combinación de alta conflictividad social inducida por la pobreza en un clima de guerra fría y el tener un ejército autónomo lo que hace que Bolivia haya tenido una historia tan explosiva en golpes de estado”, declaró a Cuestione Rodrigo Salazar Elena, profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso México).

Salazar Elena agregó que  los “trabajadores organizados tienen la vista puesta en mejorar sus condiciones y hay grupos oligárquicos que no quieren ceder en sus posiciones. Ambos grupos suelen buscar el apoyo del ejército para definir el conflicto y así la distribución de los recursos”.

¿Hay tipos de golpes de Estado? 

Para Rodrigo Salazar se debería de hablar de golpe de Estado “cuando interviene el ejército de manera directa o indirecta. Es decir cuando el ejército está produciendo la salida del gobernante quien quiera que sea más allá de si se verifica violencia o no”.

Sin embargo, se habla de un golpe de estado blando cuando no hay derramamiento de sangre, “por ejemplo el de Bolivia (a Evo Morales) pudo catalogarse así porque el comandante de las Fuerzas Armadas le pidió que renunciara”, afirmó Salazar Elena.

Algo similar pasó contra Hugo Chávez, cuando el entonces general venezolano Lucas Rincón le pidió que renunciara en el 2002, “quien avisó de su renuncia secuestrado”, mencionó el internacionalista.

En cambio, “cuando sí hay violencia hay quienes le llaman golpe militar, como en Chile” cuando en 1973, los militares bombardearon La Moneda, la residencia oficial y detuvieron al mandatario socialista Salvador Allende a lo que se unió el comandante en jefe del ejército Augusto Pinochet.

En el autogolpe de Estado “es el propio líder de un país el que desconoce el poder legislativo, acumulando el poder”, lo que ocurrió en 1992 en Perú, cuando Alberto Fujimori disolvió el congreso, suspendió la Constitución de 1979 y convocó a elecciones. 

Lo grave

“Entre 1970 y 1980 era normal que hubiera golpes de estado pero hoy es raro porque hay una mayor valoración de la democracia. Ahora hay gobiernos fascistas que a pesar de ganar con democracia tienen problemas autoritarios, como Jair Bolsonaro actual presidente en Brasil”, dijo a Cuestione Daniel Vázquez, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y de Flacso México.

Lo grave es que “cuando se pensaba que la democracia era un paso para que se garantizara los derechos de la población, en realidad está habiendo un retroceso a nivel mundial por la extrema derecha”, agregó Vázquez.

¿Y México?

“México tuvo estabilidad en ese periodo (1945 - 2015), había consenso entre grupos políticos sobre cómo sería la sucesión en el poder. Los grupos adinerados no podían decir tener miedo de que la izquierda radical tomara el poder para vender todo; no se tenía en mente”, mencionó  Rodrigo Salazar.

Por su parte, Daniel Vázquez afirma que “en México no ha habido un intento de golpe de estado gracias a una revolución exitosa y porque el poder civil ha sometido al poder militar. Hoy es difícil pensar que ocurra porque no es su tradición (del ejército) no es la lógica. Tendría que pasar algo muy extraordinario”.



Compartir: