A Fondo
Foto: Reuters
Comprar un coche eléctrico (o como ahorrar dinero y NO ayudar al medioambiente)
A Fondo
Comprar un coche eléctrico (o como ahorrar dinero y NO ayudar al medioambiente)
Producir las baterías, lo que más contamina
02 May | 2019
Por: Omar González
Muy Cierto
Comprar un coche eléctrico (o como ahorrar dinero y NO ayudar al medioambiente)
Producir las baterías, lo que más contamina
May 02, 2019
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

En la última década, los coches eléctricos han sido promocionados como la solución milagrosa para reducir la emisión de gases contaminantes y combatir el cambio climático. Sin embargo, esa idea podría ser solo una ilusión.

Un nuevo estudio, elaborado por académicos alemanes, descubrió que los automóviles eléctricos/híbridos contaminan más que aquellos convencionales -que cuentan con un motor de combustión interna-.

Baterías contaminantes

Los autores aclaran que, aunque los vehículos impulsados por energía eléctrica no generan gases contaminantes al andar, si se toman en cuenta las emisiones ocasionadas durante el proceso de producción de estos vehículos, la huella de emisiones se eleva por encima de los coches que requieren de combustibles fósiles.

Para su análisis, revisaron los niveles de contaminación generados durante la extracción de los materiales que requiere la batería -litio, cobalto y manganeso-, así como aquellos que producen las centrales eléctricas que proveen la energía para cargar dichas baterías.

Sus resultados apuntan que los autos eléctricos lanzan de 11% a 28% más partículas de dióxido de carbono (CO2) que aquellos que funcionan con diésel. A partir de esa evidencia, los investigadores proponen que se debería voltear a ver los vehículos alimentados por hidrógeno.

Alemania: promotor de “coches verdes”

Aún cuando este estudio recopiló información únicamente del mercado alemán, lo que no permite generalizar, es un buen indicio para fijar las consideraciones que los gobiernos deben tener antes de volcarse a promover el uso de estos vehículos.

El gobierno alemán se comprometió a reducir las emisiones de carbono en un 40% para 2020 y para lograrlo pretende que existan un millón de autos de este tipo para entonces.

Sin embargo, de acuerdo al portal de noticias alemán Deutsche Welle, la organización ambientalista Greenpeace alertó que los beneficios de una conversión a “coches verdes” se ven limitados por la dependencia de las centrales eléctricas al carbón.

De igual forma, destaca que en países donde se han llevado a cabo políticas similares, han aumentado el número de automóviles particulares y se ha reducido el uso de transporte público. Por esta razón, argumentan que el objetivo debería ser electrificar el transporte público.

¿México los promueve?

A pesar de que en nuestro país, la proporción de vehículos eléctricos se encuentra lejos de la de Alemania -en 2018 solamente se vendieron dos mil 153 vehículos-, desde 2016 se han creado estímulos fiscales para promover su uso.

Entre los beneficios que existen en nuestro país se encuentran:

  • Estar exento del pago del impuesto sobre automóviles nuevos.
  • Instalación de medidor independiente, por parte de CFE, para que el recibo no llegue tan elevado.
  • Exención del pago de tenencia.
  • Exención de la verificación ambiental.
  • Estacionamientos Preferentes.

Con esta nueva evidencia, ¿qué acciones debe tomar nuestro gobierno para complementar la reducción de contaminantes? ¿estamos a tiempo de buscar otras alternativas?



Compartir: