A Fondo
Foto: Cuartoscuro
Con AMLO, la inversión fija bruta sufrió la peor caída desde 2009
A Fondo
Con AMLO, la inversión fija bruta sufrió la peor caída desde 2009
¿Por qué debería importarte?
08 Oct | 2019
Por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Con AMLO, la inversión fija bruta sufrió la peor caída desde 2009
¿Por qué debería importarte?
Oct 08, 2019
por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Compartir:

Uno de los grandes motores para el crecimiento económico es la inversión fija bruta (pública y privada), pues se refiere al dinero que se destina a la construcción, adquisición de maquinaria y equipo; inversión que con el tiempo debería contribuir a hacer crecer la economía de cualquier país.

La inversión fija bruta en México va muy mal, tan mal que en julio de 2019 sufrió la peor caída anual (-9.1% con respecto al mismo mes de años anteriores) desde la crisis económica mundial que también afectó a México en 2009, cuando había caído 13.9% anual.

De acuerdo a las cifras desestacionalizadas -es decir sin contar los efectos que puede generar una temporada extraordinaria del año, como semana santa, navidad, etc.- que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los dos rubros que componen el indicador de la inversión fija bruta, registraron una baja: la construcción cayó 6.9% anual y la maquinaria y equipo decreció 12.8% anual.

Estos dos grandes rubros tienen sus propios subíndices y todos reportaron cifras negativas: La construcción residencial (material de construcción para vivienda, diseño, arquitectura, etc.) registró una baja de 7.1% anual y la no residencial (como puentes, carreteras, fábricas, oficinas, etc.) una caída de 6.1% anual.

La compra de maquinaria y equipo nacional (como aparatos médicos, electrónicos, autopartes, máquinas de construcción, etc.) registró una caída de 4.4% en julio de 2019 -con respecto a julio de 2018- mientras que en la maquinaria y equipo importado se reportó una baja de 17.3% en el mismo periodo.

Pero la caída en la inversión fija bruta no solo es preocupante por ser la peor caída anual en una década, sino que además es el sexto mes de 2019 en registrar cifras negativas anuales. El primer decrecimiento del año fue en febrero (-2.6% anual) y desde entonces la tendencia ha ido a la baja.

¿Por qué debería importarnos?

Porque “el hecho de no generar inversiones (en construcción, maquinaria y equipo) disminuye la posibilidad de generar empleos por lo que el consumo puede reducirse. Además, la inversión fija bruta es un gran motor de la economía y no está funcionando”, declaró a Cuestione Ana Gutiérrez, economista y analista de México, ¿cómo vamos?.

José Luis de la Cruz, Director General del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C. (IDIC), coincidió con Ana Gutiérrez y agregó que “lo preocupante es que la economía no está creciendo y no hay indicios de recuperación, lo que es un riesgo latente de caer en recesión”.

Te va a interesar: México libra la recesión pero enfrenta una desaceleración económica

¿A qué se debe?

La caída en la inversión fija bruta se debe “a la incertidumbre que ha generado el gobierno con su comunicación diaria, han puesto en duda contratos privados y eso manda una señal de incertidumbre tanto para grandes empresarios como para chicos, así que no sienten que sea seguro invertir”, declaró Ana Gutiérrez.

Por otra parte, José Luis de la Cruz afirmó que “también es porque se ha metido un freno a la inversión pública derivado de la austeridad del gobierno actual, el cual ha tenido un arranque de sexenio más lento que otros. Además, la desaceleración mundial empieza a ser factor”.

¿Aún hay solución?

Ana Gutiérrez mencionó que “para que haya una recuperación en la inversión fija bruta se necesita que el gobierno genere un entorno de certidumbre económico y político, pues el 88% de la inversión es privada y solo el 12% es pública”.

Mientras que José Luis de la Cruz recomendó “aumentar el gasto público para reactivar la economía, generar mayores flujos económicos, que se tomen medidas fiscales para los inversionistas (como menos impuestos), hacer mejoras en la regulación de las empresas, es decir eliminar trámites burocráticos que reduzcan la corrupción y que los gastos también tengan participación privada”.



Compartir: