A Fondo
Foto: Cuartoscuro
Estos son los 10 estados donde más creció la deuda del país
A Fondo
Estos son los 10 estados donde más creció la deuda del país
¿Cómo nos afecta?
06 Oct | 2019
Por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Estos son los 10 estados donde más creció la deuda del país
¿Cómo nos afecta?
Oct 06, 2019
por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Compartir:

Endeudarte por obtener bienes, productos o servicios es un arma de dos filos, porque puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida o, si no sabes administrar bien tu dinero, llevarte a la bancarrota.

Algo similar ocurre con los gobiernos de las distintas entidades de la República. Si las autoridades estatales piden algún tipo de préstamo y no lo pagan adecuadamente, pueden comprometer los gastos de operación del gobierno, por lo tanto puede afectar el crecimiento de su economía.

Si bien ninguna de las entidades del país está cerca de caer en bancarrota, tienen que asegurarse de no gastar más de lo que ingresan. Sobre todo los 10 estados que aumentaron su deuda entre junio de 2018 y junio de 2019, porque puede tener repercusiones en el bolsillo de sus ciudadanos.

Campeche es el estado mexicano que más aumentó su deuda (26%), pasando de 2 mil 8 millones en junio 2018 a 2 mil 533 millones de pesos en junio 2019

Le siguen Tamaulipas (24%), Oaxaca (16%), Jalisco (10%) y Durango (10%) con un incremento igual o mayor a 10% de acuerdo a cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

Los cinco estados restantes que también aumentaron su deuda son Nayarit (8%), Guanajuato (6%), Estado de México (3%), Colima (2%) y Ciudad de México (1%). 

Por el contrario, el estado que más disminuyó su deuda fue Querétaro (-31%), pasando de 593 millones de pesos en junio 2018 a 411 millones de pesos en junio 2019.

Las otras entidades que completan el top 5 con mayor disminución en su deuda son: Sinaloa (-16%), Baja California (-15%), Tabasco (-12%) y Michoacán (-10%).

¿Una deuda te afecta o te beneficia?

El endeudamiento puede ser positivo cuando una entidad federativa solicita algún préstamo “para financiar inversiones que beneficien a su economía y que con el paso del tiempo generen ingresos suficientes para que la deuda sea autofinanciable”, declaró a Cuestione José Luis de la Cruz Gallegos, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C. (IDIC)

“La nueva deuda del estado puede beneficiar a sus ciudadanos en el corto plazo, generando obras o mayor cobertura del gasto social, pero con el paso del tiempo (el gobierno) puede aumentar los impuestos o generar nuevos, entonces vienen las restricciones”, declaró el director general del IDIC.

Por desgracia, “en los últimos 50 años endeudarse ha sido utilizado para pagar deuda pasada o gasto corriente, es decir gastos de consumo u operación y eso no genera inversión y mucho menos un crecimiento en la economía”, mencionó José Luis.

Ahora, que algunas entidades federativas hayan incrementado su deuda no significa que sean las que tengan el mayor endeudamiento a nivel nacional con respecto a su Producto Interno Bruto (PIB); por ejemplo Campeche -que registró el mayor porcentaje de aumento- se encuentra en penúltimo lugar nacional.

Entonces, ¿quién debe más?

Cuando una entidad federativa tiene un mayor número de habitantes suele generar más ingresos, así que para descartar que el estado que registre una mayor deuda esté relacionado con el tamaño de su población, la deuda se calcula con respecto a su PIB, que aunque no es el único indicador, es un buen acercamiento.

Las entidades que tenían mayor deuda con respecto a su PIB hasta junio de 2019 son Chihuahua (7.1%), Quintana Roo (6.9%), Chiapas (6.3%), Oaxaca (5.0%) y Veracruz (4.9%) de acuerdo al Reporte trimestral sobre la deuda de las entidades federativas y los municipios, segundo trimestre de 2019 del Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República.

En el mismo reporte se registró que ninguna entidad federativa muestra un nivel de endeudamiento elevado y que solo ChihuahuaCoahuilaNuevo León y Quintana Roo se encuentran en un nivel de endeudamiento en observación por no registrar una capacidad de pago sostenible. 

Las cinco entidades con el menor endeudamiento respecto a su PIB son: Querétaro (0.1%), Campeche (0.6%), Guanajuato (0.8%), San Luis Potosí (0.9%) y Aguascalientes (0.9%); sin contar a Tlaxcala que no fue incluida en la medición que realiza la SHCP.

¿Y en los estados con nuevos gobiernos?

El estado con nuevo gobierno que registró el mayor aumento de deuda fue Jalisco (10%), el cual ocupa el lugar 19 en porcentaje de deuda con respecto a su PIB a nivel nacional (1.8%). 

La entidad gobernada por Enrique Alfaro Ramírez, quien fue lanzado por partido Movimiento Ciudadano (aunque posteriormente renunció a él) incrementó su deuda de 18 mil 76 millones de pesos (en junio de 2018) a 19 mil 906 millones de pesos( en junio de 2019).

Le sigue Guanajuato (6%), con el panista Diego Sinhue Rodríguez a la cabeza, donde se registró una deuda de 4 mil 631 millones de pesos en junio de 2018 y para junio 2019 llegó a 4 mil 915 millones de pesos.

Por último, la Ciudad de México, gobernada por Claudia Sheinbaum del partido Morena, también registró un aumento en su deuda (1%), pasando de 70 mil 290 millones de pesos en junio de 2018 a 79 mil 687 millones de pesos en junio de 2019.

Las cinco entidades restantes que cambiaron de gobierno en octubre de 2018 registraron una disminución en su deuda (sin contar a Puebla por elecciones extraordinarias en 2019).

Tabasco, con el morenista Adán Augusto López a la cabeza, registró el mayor decremento en deuda (-12%), seguido de dos estados también morenistas: Chiapas (-6%), gobernado por Rutilio Escandón Cadenas y Veracruz (5%) donde el gobernador es Cuitláhuac García. 

Los dos estados restantes que también redujeron su deuda son Morelos (-4%), gobernado por Cuauhtémoc Blanco, del Partido Encuentro Social y Yucatán (-3%) en el que gobierna Mauricio Vila Dosal, del PAN. 

Que la mayoría de las entidades con nuevos gobiernos hayan disminuido su deuda, lo mismo que la mayoría de las entidades sin nuevo gobierno puede deberse a dos factores:

“Uno, a la Ley de disciplina financiera implementada (que regula el comportamiento de las finanzas estatales y municipales) y dos, a la austeridad del nuevo gobierno, pues saben que ya no contarán con las mismas transferencias federales”, aseveró José Luis de la Cruz Gallegos.

¿Los estados con nueva deuda la usarán para inversión? Y, ¿los estados que disminuyeron su deuda, les alcanzará para cumplir con sus obligaciones?



Compartir: