A Fondo
Foto: Rogelio Morales/Cuartoscuro
Las cifras no tan positivas de Pemex y CFE
A Fondo
Las cifras no tan positivas de Pemex y CFE
Sumaron pérdidas por más de 90 mil mdp
01 Ago | 2019
Por: Omar González
Muy Cierto
Las cifras no tan positivas de Pemex y CFE
Sumaron pérdidas por más de 90 mil mdp
Ago 01, 2019
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

Las dos empresas estatales mexicanas -Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE)- parecían traer buenas noticias para el gobierno de López Obrador, ya que en el segundo trimestre (abril-junio) de este año reportaron cifras alentadoras.

La empresa encargada de proveer el servicio de energía eléctrica (CFE), en el país, reportó en su informe financiero una utilidad de más de 11 mil millones de pesos que implicó una mejora significativa respecto a las pérdidas por más de 49 mil millones de pesos registradas en el mismo periodo del año anterior (segundo trimestre 2018).

Por su parte la paraestatal petrolera, aunque reportó pérdidas por casi 53 mil millones de pesos y un aumento en la producción de tan solo nueve mil barriles diarios más, destacó que las pérdidas significaron una reducción de 68% respecto a las registradas en el mismo periodo de 2018, todo gracias a la reducción de gastos financieros y una menor carga de impuestos

Sin embargo, al analizar las cifras acumuladas de los primeros seis meses de este año ese optimismo ya no es tan grande

De acuerdo a lo reportado por ambas empresas, en lo que va del año acumulan pérdidas por más de 91 mil millones de pesos -casi la misma cantidad de dinero que el gobierno destinó a la Secretaría de Defensa Nacional en el presupuesto de egresos de 2019. 

¿Mejoras financieras?

Para ir a fondo en el tema, el equipo de Verificación y Datos de Cuestione analizó cada uno de los reportes financieros de ambas empresas para el primer semestre de cada año. Los resultados se muestran a continuación:

Aunque CFE reportó pérdidas netas acumuladas por casi 3 mil millones de pesos (2 mil 800 mdp). En términos reales -tomando en cuenta la inflación- esas pérdidas son 93% menores que las observadas en el primer semestre del año anterior, cuando se perdieron 41 mil 400 millones de pesos.

Esto rompe la tendencia a la baja que existía desde 2016 cuando las utilidades de la empresa eléctrica tuvieron el pico más alto de utilidad observado en un primer semestre desde 2008. 

Sin embargo, la historia es diferente para Pemex. Aunque la paraestatal resaltó una menor pérdida en el segundo trimestre respecto a los mismos meses de 2018, a nivel acumulado para el primer semestre se observó una pérdida acumulada de casi 89 mil millones de pesos, lo que significó un aumento de 71% en términos reales.

Por tanto, el primer semestre de 2019 se tradujo en el tercer nivel de pérdidas más altas en 11 años, superado únicamente por lo registrado en los primeros semestres de 2015 y 2016.

Aunque no todo son malas noticias. Al sumar las pérdidas de ambas empresas en los primeros seis meses de 2019, observamos que en términos reales, hubo una reducción de casi 2% en comparación con las pérdidas que tuvieron en el mismo periodo de 2018.

¿Qué dicen los expertos?

Consultamos a Gonzalo Monroy, experto en temas energéticos, quien resaltó que en el caso de Pemex hay “tres elementos que llaman la atención”. En primer lugar la “disminución de los ingresos” que se debe a la caída del precio del petróleo que afectó las “ventas internas y externas”. 

Un segundo punto, más interesante para Monroy es “el aumento del costo de venta” -el costo que tiene producir y comercializar los productos derivados del petróleo- que demuestra que “la nueva administración no ha hecho la chamba de eficientar los procesos dentro de Pemex”.

El experto resaltó la apreciación del peso, que permitió que a Pemex “no le fuera tan mal”, ya que esto generó “una utilidad cambiaria”, es decir, que la deuda que la empresa tiene en dólares se redujo por un aumento en el valor de la moneda mexicana. 

De acuerdo al experto esto se comprueba al revisar las cifras de producción, donde se observó un aumento de tan solo “9 mil barriles” diarios más, que de acuerdo a Monroy es “prácticamente nada”. 

La tarea para los siguientes periodos será revisar la evolución de la producción, ya que la capacidad del principal campo petrolero del país (Ku Maloob Zaap) “sigue disminuyendo”. Será a partir de los próximos reportes que podremos ver si la estrategia del gobierno está funcionando y hay una mejora en la producción de petróleo, concluye el consultor.

Respecto a CFE, Paul Sánchez -Director de Ombudsman Energía México- dijo en entrevista para Cuestione que gran parte de la utilidad en el segundo trimestre “proviene de ventas al segmento industrial” a partir de “un aumento de 30 mil millones de pesos”, respecto a lo observado en el mismo periodo de 2018. 

Además destaca que este año “no hubo una pérdida financiera” como la que afectó a la empresa en los mismos meses del año anterior.

Sin embargo, Sánchez aclara que “con la información disponible en los reportes financieros, no es posible distinguir” una explicación detallada de a qué factores respondió esta mejora financiera. Por ejemplo, “que se haya dejado de pagar” algún servicio o deuda, o un aumento en las ventas de la paraestatal.

Finalmente, Paul Sánchez aclaró que “las pérdidas del primer trimestre se comieron a las ganancias del segundo trimestre” que, sumadas al problema de falta de información, no permiten ver una tendencia clara para la empresa eléctrica.

¿Será que el plan energético de AMLO está funcionando?



Compartir: