A Fondo
Foto: Cristopher Rogel Blanquet
Cuestione | Los 96 menores que duermen en el Zócalo
A Fondo
Los 96 menores que duermen en el Zócalo
Apenas si comen dos veces al día
16 Mar | 2019
Por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
Los 96 menores que duermen en el Zócalo
Apenas si comen dos veces al día
Mar 16, 2019
por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
Compartir:

Un triciclo donado es la mayor diversión de los 96 niños y niñas desplazados de Guerrero –la mayoría de ellos, entre cuatro y 14 años–, quienes este domingo cumplen un mes de vivir y dormir, junto a sus familias, en un campamento improvisado, afuera de Palacio Nacional, en espera de que el presidente Andrés Manuel López Obrador los reciba y los puedan ayudar.

En total son 394 personas desplazadas de Guerrero. Vienen huyendo de la violencia que ha desatado en la entidad, en particular en la zona serrana.

Erika Mejía es una de ellas. La última noche que pasó en su casa, lo hizo acostada en el suelo, junto con sus hijos, de 12 y 17 años. Una balacera que duró más de siete horas, los obligó a aferrarse al piso y, después, a abandonar su hogar, ubicado en la comunidad Filo de Caballos, en Guerrero.

Las calles del pueblo amanecieron con siete muertos y más de una decena de personas heridas, según reportaron medios locales.

Te puede interesar leer Atacan comunidad en Guerrero

Después de esa noche, los habitantes de Filo de Caballos supieron que ya no encontrarían paz en su comunidad, donde el 80% de su población se dedica al cultivo de amapola y el resto a cosechar y sembrar fruta y verdura, según Crescencio Pacheco, vocero de las personas desplazadas de Guerrero.

“Salimos con lo único que traíamos puesto”, dice Erika, entre las casas de campaña de color azul y naranja, ubicadas a un costado del Zócalo capitalino. A su interior hay, sobre todo, mujeres que se guarecen del sol, una de ellas amamanta a un bebé, mientras que en el piso hay tortillas que esperan a que los rayos del sol las seque y usarlas para preparar chilaquiles.

Espera sin respuesta

Al Zócalo llegaron el 17 de febrero, con la esperanza de que en uno de sus trayectos, López Obrador los escuchara, quieren volver a sus casas y, para ello, los gobiernos federal y de la entidad tienen que frenar la violencia entre los grupos criminales y la policía comunitaria.

Pero a casi un mes de vivir a la intemperie, el único funcionario federal que los ha atendido es Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, cuenta a Cuestione, Crescencio Pacheco.

El desplazamiento interno forzado (cuando un grupo o pueblo se ve obligado a migrar a otra comunidad o estado) es un problema que se ha disparado en los últimos años. Entre 2009 y 2017, 329 mil 917 personas tuvieron que desplazarse dentro del país por la violencia, conflictos territoriales, religiosos o políticos, según datos de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

“Las y los desplazados huyen de sus hogares de residencia habitual, ya sea como consecuencia de actos criminales y violaciones de derechos humanos cometidos en su contra o hacia su familia, o bien, como consecuencia del temor fundado de ser víctimas ante un clima generalizado de inseguridad y de impunidad”, dice la CMDPDH.

Entre quienes son desplazados, los niños y las niñas son los más vulnerables. “Desafortunadamente los niños y las niñas crecen en condiciones poco favorables para su desarrollo social”, dice Juan Carlos Gutiérrez, director de I(dh)eas, asociación civil especializada en Derechos Humanos.

El frío, la lluvia y el calor han afectado a los menores de Guerrero que acampan en el Zócalo, quienes han sufrido gripa, fiebre e infecciones estomacales. “Por las noches el frío congela. Nuestras colchonetas prácticamente ya no nos cubren”, comentó Erika.

Las tres comidas diarias tampoco están aseguradas. Sin importar la edad, quienes acampan en el Zócalo desayunan café, que en ocasiones acompañan de pan que alguien les regala. Por la tarde, frijoles y arroz. La merienda no existe.

Guerrero es el segundo estado del país en donde se ha registrado un desplazamiento mayor, (el primero es Michoacán) con siete eventos –hasta el año 2017– que obligaron a casi cuatro mil personas a huir de sus hogares, según la CMDPDH.

¿Qué sigue?

Las más de 300 personas pobladoras de Guerrero cumplirán este 17 de marzo 30 días acampando afuera de Palacio Nacional. ¿López Obrador los recibirá?



Compartir: