A Fondo
Foto: Cuartoscuro
Los más pobres, afectados por recortes en Salud
A Fondo
Los más pobres, afectados por recortes en Salud
Gasto bajó 4% con respecto a 2018
20 Ago | 2019
Por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Los más pobres, afectados por recortes en Salud
Gasto bajó 4% con respecto a 2018
Ago 20, 2019
por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Compartir:

El servicio de salud en nuestro país siempre ha tenido deficiencias, pero los recortes presupuestales están empeorándolo, afectando al bolsillo de quienes menos tienen.

Mónica Álvarez es una de las casi 28 millones de mujeres (54.5%) que están inscritas al Seguro Popular en México y es una de las personas que está gastando más por las nuevas deficiencias en el sector salud.

Ella tiene 56 años y vive en Quecholac, Puebla. Durante seis meses la enviaron mensualmente de su clínica familiar en Puebla al Hospital Juárez, de la Ciudad de México, para que le aplicaran una inyección en las rodillas y así combatir el desgaste de cartílago que le provocaba dolor de piernas e hinchazón de pies.

Después de tres meses de no tener que venir a la capital, el viernes 16 de agosto de 2019 tuvo que regresar para que le realizaran unos estudios que espera descarten una posible leucemia (cáncer en la sangre).

Cuando Mónica tiene la fortuna de encontrar lugar en la ambulancia -que todos los días trae a distintos pacientes poblanos a la Ciudad de México- no le cuesta nada, pero si no, se gasta aproximadamente mil pesos para ir y venir por sus propios medios.

La mujer explicó que “antes me hacían descuento en la consulta y en los estudios de sangre que me pedían, porque era nivel (socioeconómico) dos, pero ahora no me respetaron mi nivel y tuve que pagar 250 pesos (en lugar de 180) en el Hospital Juárez, porque el Seguro Popular no entra ahí”. Eso significa que no tiene cobertura de gastos en ese hospital.

“Me dijeron que ahora con el cambio de gobierno no hay presupuesto para estudios de laboratorio y la doctora me dijo que tienen que ser del Chopo porque según son los más específicos y confiables o no me los aceptan, pero yo vi que otros pacientes si llevan de otro lado, entonces depende de quién te atienda“, declaró Mónica a Cuestione.

Se gasta menos y mal

De acuerdo al gasto presupuestario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el gobierno de México gastó nueve mil 160 millones de pesos menos (-4%) en el primer semestre de 2019 de lo que gastó el primer semestre de 2018. 

Es decir, mientras que a nivel nacional México había gastado 247 mil millones de pesos entre enero y junio de 2019, en el mismo periodo de 2018 gastó poco más de 256 mil millones de pesos.

Si el sistema de salud estuviera mejorando le podríamos llamar “ahorro”; sin embargo, los doctores y expertos consultados por Cuestione nos hablaron de los problemas que hay en el ejercicio del gasto público en salud.

De acuerdo a Alejandro García Villasuso, investigador del programa de Gasto público de la organización México Evalúa “se tiene que gastar más y mejor”.  Esto, porque hasta ahora el servicio “es deficiente y no se ha avanzado; cada vez se gasta menos con respecto a la cantidad de habitantes.”

El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que para 2024 las y los mexicanos recibirán atención médica y atención hospitalaria gratuita, pero “siempre se ha tenido un subejercicio en el gasto en salud y hasta el momento no ha sido la excepción”, declaró el investigador.

A García Villasuso le preocupa que “en México no se gasta lo suficiente y aún así se recorta gasto en salud”. México Evalúa, a través del portal Animal Político, reportó que nuestro país “gasta menos de la mitad por habitante que Chile y que se tendrían que gastar 725 mil millones de pesos extra para alcanzar el nivel de un país (como Chile) con condiciones similares.”

Hay nuevas carencias

En el Hospital General Ecatepec las Américas de la Secretaría de Salud del Estado de México “ahora hacen falta gasas, jeringas, material de curación en general, se realizan menos estudios de laboratorio y de rayos x”, declaró el doctor Felipe N, quien pidió guardar su identidad porque “han corrido gente por quejarse”.

Felipe N aseveró que “antes se realizaban como 70 mil estudios de laboratorio en un mes, ahora solo 35 mil; en rayos x alrededor de 25 mil estudios y ahora solo 15 mil. Además, nos quitaron a 20 personas administrativas y para junio ya no teníamos 13 enfermeras de suplencia, cuando necesitábamos más”.

El doctor afirma que se han sentido más afectados en los últimos seis meses: “antes se tenía material para tres o cuatro meses, ahora el material que llega se acaba en una o dos semanas. Por ejemplo cuando la insulina se acaba le pedimos al paciente regresar en dos semanas y los traemos vuelta y vuelta”.

En el Hospital Manuel de Gea González “han reducido el número de cirugías en Oftalmología porque solo hay un microscopio funcional, los demás han tenido fallas técnicas y no se han podido arreglar porque no hay presupuesto”, declaró la doctora María N, quien también pidió guardar su identidad.

La médico agregó que “otros servicios carecen de insumos básicos que el hospital solía proveer. Nosotras (en Oftalmología) estamos acostumbradas a llevar nuestro instrumental y que el paciente compre por fuera el material, ya que por ser un insumo caro el hospital nunca lo ha provisto, siempre lo ha delegado al paciente”.

¿Qué tanto afecta el bolsillo de los mexicanos?

En Cuestione se contrastó el gasto en salud por hogar a nivel nacional del primer trimestre de cada dos años (2008 a 2018) contra el gasto de bolsillo por hogar de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto de los Hogares (ENIGH) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Se encontró que el gasto que las personas realizan por su cuenta ha sido relativamente constante hasta 2018.

Como se observa en la gráfica, el gasto público en salud aumentó desde 2008 hasta 2012 y el gasto de bolsillo disminuyó en ese mismo periodo. Por el contrario, en 2016 y 2018 las personas encuestadas por el INEGI gastaron más en su salud cuando el gasto público disminuyó, lo cual indica que que la economía de los mexicanos se ve afectada cuando el gasto público en salud disminuye.

En general “el gasto de bolsillo no se ha disparado porque hay accesos de salud baratos, como las consultas de 30 pesos” que te ofrecen los consultorios con farmacias, aseveró Ana Joaquina Ruiz Guerra, investigadora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir.

Pero “el gasto de bolsillo está incrementando porque las familias tienen que gastar aunque estén inscritas al Seguro Popular, pues no cubre todas las enfermedades, o tienen que pagar por los servicios que se han recortado. Además, hay quienes prefieren atenderse con un privado (aunque cuenten con afiliación médica pública) por la baja calidad en el servicio”, agregó Ana Joaquina.

Estos datos podrán volver a ser analizados hasta que se publique la ENIGH 2020, porque su publicación es bianual y la más actual es de 2018.

¿Cómo mejorar el sistema de salud?

Alejandro García Villasuso, investigador del programa de Gasto público de la organización México Evalúa afirma que “es necesario tener un diagnóstico claro de cómo está el gasto en salud, cómo se gastará y cuáles son las expectativas a corto, mediano y largo plazo”.

“Hoy hay incertidumbre entre la población” porque van a modificar el Seguro Popular y no está clara la transición, mencionó García Villasuso. Agregó que “mientras la informalidad en la economía siga creciendo en México, no habrá recursos suficientes para sostener el sistema de salud pues solo el 50% de la población aporta”.

¿Cuánta gente seguirá sufriendo los subejercicios en materia de salud? ¿Hasta cuándo se tendrá un sistema de salud de calidad en México?



Compartir: