A Fondo
Foto: Artemio Guerra Baz/Cuartoscuro.com
Cuestione | Los servicios de salud: una bomba de tiempo para las finanzas públicas
A Fondo
Los servicios de salud: una bomba de tiempo para las finanzas públicas
Y el gobierno gasta menos de lo que debería
20 Abr | 2019
Por: Omar González
Muy Cierto
Los servicios de salud: una bomba de tiempo para las finanzas públicas
Y el gobierno gasta menos de lo que debería
Abr 20, 2019
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

En México hay cada vez más personas adultas que vivirán más años y que serán más propensos a sufrir una enfermedad crónico-degenerativa (como diabetes e hipertensión). Sin embargo, el gasto del gobierno en salud no está creciendo lo suficiente y la cobertura de salud está aún lejos de ser universal.

Mientras tanto, la nueva administración ya canceló el Seguro Popular -que daba servicio a personas que no podían acceder a servicios de Salud como IMSS o ISSSTE-, porque de acuerdo al presidente, “ni era seguro ni era popular”.

Aunque, claro, López Obrador ha prometido un nuevo sistema de salud, “como el de los países nórdicos”, aún no es claro el proyecto que el nuevo gobierno seguirá para lograrlo.

Mientras tanto, especialistas ven en el sistema de salud una tormenta en puerta.

Una bomba de tiempo

Durante el evento “Hacia un Estado de Bienestar para México. Espacio fiscal, Pensiones, Salud, Educación", que tuvo lugar el pasado 11 de abril en el Colegio de México, se discutió la situación actual del gasto en salud y el panorama que se prevé para el sector y para las finanzas públicas.

Héctor Villarreal Paéz, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) y profesor del Tecnológico de Monterrey, aseguró que nuestro sistema de salud requiere una mayor inversión, lo que podría generar una crisis en las finanzas públicas.

De acuerdo a Villarreal, actualmente necesitaríamos gastar lo equivalente al 4.6% del Producto Interno Bruto para poder cumplir con 13 servicios básicos considerados por la Organización Mundial de la Salud, sin embargo, el gobierno destina tan sólo 2.5%.

Lo más alarmante es que, de acuerdo a estimaciones del CIEP, para el año 2035 será necesario destinar el equivalente al 10% del PIB para cubrir el gasto en cobertura básica de salud, cuatro veces más que lo que se destina actualmente.

Además, el aumento de pacientes con enfermedades crónico-degenerativas, que representan los padecimientos más caros, están generando “una bomba de tiempo” para las finanzas públicas.

Pero, ¿cuáles son los motivos? Para Villarreal, la causa es la transición demográfica tan acelerada en la que se encuentra nuestro país, lo que genera una población que envejece cada vez más y tiene una esperanza de vida más alta, lo que provoca que el gobierno tenga que destinar cada año más recursos para cubrir los servicios de salud.

Panorama actual

Al ser cuestionado respecto a las acciones que debería tomar en cuenta el gobierno entrante para hacer frente a este problema.

El experto consideró que el gobierno, para enfrentar el problema, debe reformar el sistema de identificación única, que reemplace a la Clave Única de Registro Poblacional (CURP), para que realmente funcione y permita saber “cuántos somos, quiénes somos y qué necesitamos”.

Debe también plantear nuevos criterios para la universalización de los servicios de salud de la población mexicana, de la cual 23% no tiene cobertura de salud.

Esto implica abandonar la creencia de que se alcanzó la cobertura universal cuando toda la población mexicana esté afiliada a una institución de salud, porque no es necesariamente cierto.

Por esta razón, el gobierno debe considerar, además del número de afiliados, el gasto que se destina, la forma en la que se gasta, así como los distintos servicios que se deben ofrecer, tomando en cuenta la proyecciones demográficas y epidemiológicas de la sociedad.

El académico concluyó que, para poder financiar un nuevo sistema, el gobierno necesita un nuevo pacto fiscal, que tenga por objetivo la redistribución eficiente de recursos, una mayor recaudación y un mejor control sobre cómo y en qué se gasta nuestro dinero.

Sin estos cambios, la crisis que se va generando en las finanzas públicas y en el sector salud, seguirá creciendo y provocando más problemas en el país.

¿Crees que el gobierno esté consciente de esta bola de nieve que va creciendo año con año? ¿Cumplirá la 4T con un sistema de salud como el de los países nórdicos?



Compartir: