A Fondo
Foto: Facebook/UN Women
Cuestione | Mujeres dirigiendo países: la están rompiendo
A Fondo
Mujeres dirigiendo países: la están rompiendo
¿Gobiernan mejor las mujeres que los hombres?
08 Mar | 2019
Por: Elena Rivero Rojas
Mentira Total
Mujeres dirigiendo países: la están rompiendo
¿Gobiernan mejor las mujeres que los hombres?
Mar 08, 2019
por: Elena Rivero Rojas
Mentira Total
Compartir:

Mayor crecimiento económico y menos conflictos étnicos son algunos de los beneficios que han logrado las mujeres en los países que han gobernado. Los resultados que han obtenido han sido mayores a los que han alcanzado los hombres a cargo de estas mismas naciones, según Harvard.

¿Sabes cuáles son los países dirigidos por mujeres en la actualidad? Te contamos...

¿Qué dice la investigación?

El estudio Are Women Better at Leading Diverse Countries Than Men? muestra que las mujeres dirigiendo gobiernos han acelerado y aumentado el crecimiento de sus economías. Sobre todo, en los países que cuentan con mayor diversidad étnica.

En los países que han sido gobernados por mujeres el PIB creció 5.4% el año siguiente al que fueron designadas, mientras que sus contrapartes masculinas obtuvieron un aumento de sólo 1.1%

Lo anterior se debe a que las mujeres han gobernado sus países utilizando la diversidad a su favor, en lugar de sufrir los retos que implica; han disminuido conflictos entre grupos étnicos, la discriminación y los sesgos hacia grupos marginados específicos.

La investigación muestra patrones de liderazgo inclusivo (que es cuando el líder consigue integrar a gran parte de su población y fomenta la colaboración) entre las mujeres que han sido elegidas como la máxima autoridad en un país como presidentas o primeras ministras.

Los mejores ejemplos son...

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, que logró crear un gobierno inclusivo y tolerante en uno de los países más diversos del mundo y con una larga historia de conflictos étnicos.

Johnson se aseguró de que cada grupo étnico fuera tomado en cuenta y tuviera participación en el gobierno de forma proporcional a su tamaño; éste fue un gran logro pues Liberia tiene más de una docena de grupos étnicos y ninguno de ellos tiene mayoría. También duplicó el número de mujeres integrantes del gabinete en su primer año de gobierno.

Las estrategias que implementó la presidenta de Liberia, basadas en la integración de la diversidad étnica, resultaron en un crecimiento del 4% anual del PIB durante sus cinco primeros años en el gobierno (2006-2010); mientras que su antecesor, el presidente Charles Taylor, sólo consiguió un crecimiento del 1% en sus últimos cinco años de gobierno.

Otro caso exitoso fue el de Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán. Su gobierno inició con una estrategia inclusiva para tomar en cuenta a los Amis, los Atayal y los Paiwan (los tres grupos étnicos más grandes) y remover los sesgos impuestos por gobiernos anteriores a favor de un grupo en especial.

Países dirigidos por mujeres…

Actualmente, sólo en nueve países, el puesto de quien ejerce el poder ejecutivo y es responsable del gobierno de un país, es desempeñado por una mujer, es decir, únicamente el 5.6% de los países en el mundo es dirigido por mujeres.

En ocho países más, la figura de jefe de Estado (representante y responsable del país ante el resto del mundo) es ejercido por una mujer, esto es el 5% a nivel mundial. A continuación te mostramos a las jefas de Estado y de gobierno.

En la actualidad, como lo muestran las tablas anteriores, ningún país latinoamericano es gobernado por una mujer. Sin embargo, varios países en la región sí han sido dirigidos por ellas: Michelle Bachelet, presidenta de Chile (2014-2018); Dilma Rousseff, presidenta de Brasil (2011-2016); Cristina Fernández, presidenta de Argentina (2007-2015) y Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica (2010-2014).

¿Qué sigue?

Durante los últimos años ha existido un gran avance respecto a las mujeres exitosas dirigiendo naciones enteras. Cada vez más de ellas han desempeñado funciones gubernamentales. Sin embargo, la proporción de mujeres que han accedido a estas posiciones aún es muy baja. Hoy, sólo 5.6% de los países son dirigidos por mujeres. Sin duda, esta proporción debe aumentar.

Y esto, solo se logrará al reducir las disparidades de género en ámbitos como la educación, trabajo doméstico y políticas públicas. Todas las mujeres necesitan recibir educación para desarrollar habilidades y conocimientos necesarios para ejercer alguna posición de liderazgo.

Al mismo tiempo, se tiene que resolver la distribución desigual del trabajo doméstico entre hombres y mujeres; las mujeres, actualmente, dedican mayor tiempo al cuidado de los hijos y labores domésticas que los hombres.

Un reto adicional es la falta de redes políticas pues éstas aún son muy cerradas y preferenciales hacia los hombres. Es necesaria una mayor apertura e inclusión en los procesos de toma de decisión gubernamentales.

¿Consideras que México debería ser gobernado por una mujer?



Compartir: