A Fondo
Foto: Secretaría de Economía
¿Para qué nos sirve otro tratado comercial?
A Fondo
¿Para qué nos sirve otro tratado comercial?
Tenemos uno nuevo con Asia y el Pacífico
11 Feb | 2019
Por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
¿Para qué nos sirve otro tratado comercial?
Tenemos uno nuevo con Asia y el Pacífico
Feb 11, 2019
por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
Compartir:

Una luz al final del túnel surge con el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT) pues es una herramienta que le permitirá a México ampliar su red de acuerdos comerciales.

Esto significa que la dependencia hacia Estados Unidos puede reducirse ya que, además del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM), ahora formamos parte de un tratado que incrementa el número de países al que podrán ingresar productos mexicanos libres de aranceles (impuestos aplicados a los bienes y servicios provenientes de otro país) en la zona Asia Pacífico; una de las regiones más dinámicas y con mayor crecimiento económico.

¿No te convence? A continuación te detallamos los aportes de este nuevo acuerdo.

¿Qué es el TIPAT?

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT o Comprehensive and Progressive Transpacific Partnership CPTPP, por sus siglas en inglés) entró en vigor el 30 de diciembre de 2018. Los once países que participan en él son: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Su objetivo es hacer el comercio más dinámico y sencillo, reduciendo los costos y tiempo para hacer negocios, siguiendo reglas claras y precisas respecto a las actividades de las empresas propiedad del Estado (como la CFE o Pemex), temas de propiedad intelectual, comercio electrónico y facilidades para las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) para invertir, importar y exportar.

 Los cuatro objetivos principales del acuerdo son: 1) mejorar el acceso a los mercados de todos los países involucrados; 2) promover la innovación, productividad y competitividad; 3) asegurar que las empresas, de cualquier tamaño, puedan beneficiarse del comercio; 4) fomentar la integración regional.

¿Por qué nos conviene? ¿Qué nos aporta?

En primer lugar, la participación de México en el TIPAT le da acceso a un mercado cuyo PIB, en 2017, superó los 9 billones de dólares (178 billones de pesos); esta cantidad equivale al 45% del PIB de Estados Unidos y Canadá, nuestros socios comerciales en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El PIB mundial fue de poco más de 80 billones de dólares en 2017; con el TLCAN comerciamos con países que producen el 26% del PIB global y, con el TIPAT, podremos negociar con economías que corresponden a otro 11.7% del PIB internacional, como se observa en la siguiente gráfica construida con datos del Banco Mundial (BM).

Otra característica relevante de los países que integran el TIPAT es la población económicamente activa ( PEA, todas las personas que aportan trabajo para la producción de bienes y servicios) que los componen. Esta sección de la población es relevante para el tratado pues representa a los probables consumidores de los productos y servicios intercambiados gracias al acuerdo comercial.

Las personas de los once países participantes, que pertenecen a esta clasificación (la del PEA) equivale al 6.7% de todas las personas económicamente activas del mundo y es mayor a la de aquellos que viven en la región del TLCAN (son el 6%), como se muestra en el siguiente gráfico construido con datos del BM.

En tercer lugar, el TIPAT es conveniente para México porque el comercio con los países que lo integran, en 2017, fue equivalente al 8.7% del comercio total de nuestro país a nivel mundial. Esta proporción aumentará con la entrada en vigor del Tratado pues crea las condiciones para incrementar el comercio y las inversiones con la región Asia Pacífico.

El Acuerdo comercial le permitirá a México impulsar la exportación de productos del sector automotor, aeroespacial, dispositivos médicos, equipos eléctricos, cosméticos; así como productos del sector agroalimentario como tequila, mezcal, cerveza, aguacate, carne y jugo de naranja.

Estos productos fueron de los que más exportamos en 2017, como se observa en el siguiente mapa del Observatorio de Complejidad Económica.

Por ejemplo…

Algunas de los países que representan mayores ventajas para México en este acuerdo son Australia, Singapur y Nueva Zelanda.

Australia aplicaba un arancel del 10% al sector de confección mexicano y del 5% a las importaciones de vehículos de pasajeros, embarcaciones y bebidas alcohólicas de nuestro país. Estas barreras comerciales se eliminarán completamente hacia 2021 gracias al Tratado.

En el caso de Singapur, a partir de la entrada en vigor del TIPAT, la cerveza, una de las principales exportaciones mexicanas al mundo, estará libre de aranceles. Este producto había enfrentado aranceles de hasta 16 dólares por litro de alcohol. Además, promoverán las coinversiones en sectores como el automotor y el de dispositivos médicos.

Finalmente, Nueva Zelanda eliminó aranceles para 94.6% del total de productos importados desde México, como vehículos, instrumentos de navegación, paneles eléctricos, entre otros.

¿Qué sigue?

El acuerdo ya entró en vigor en siete países que concluyeron sus procesos jurídicos internos (Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam). Los países que aún quedan pendientes son Brunei, Chile, Perú y Malasia pues necesitan concluir sus procesos jurídicos.

Además, será necesario evaluar si este nuevo acuerdo comercial implica, por fin, que México comience a reducir su dependencia hacia el mercado norteamericano y se consigue, así, una verdadera diversificación internacional para nuestros empresarios.



Compartir: