A Fondo
Foto: Cuartoscuro
Resultados educativos en prueba PISA han caído desde 2009
A Fondo
Resultados educativos en prueba PISA han caído desde 2009
Último lugar de la OCDE en 2018
03 Dic | 2019
Por: Omar González
Muy Cierto
Resultados educativos en prueba PISA han caído desde 2009
Último lugar de la OCDE en 2018
Dic 03, 2019
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

Uno de cada tres estudiantes mexicanos de 15 años no tiene un nivel mínimo de competencias en lectura, matemáticas y ciencias, de acuerdo al Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés). 

Peor aún resulta que, de acuerdo con los resultados de la última prueba -realizada en 2018- solamente uno de cada 100 estudiantes obtuvo un desempeño alto en la prueba, razón por la cual nuestro país se posicionó como el último lugar de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La prueba evaluó este año a una muestra de siete mil 299 estudiantes, la cual representa a más de un millón 480 mil alumnos de 15 años. Sin embargo, PISA se ha realizado cada tres años desde el año 2000, por lo que a nivel comparativo, resulta aún más preocupante que, desde 2009, el desempeño de los jóvenes se haya ido deteriorando.

En el área de lectura, los estudiantes mexicanos promediaron una calificación de 420 puntos, cinco puntos menos que lo registrado en 2009. Por su parte, en el área de matemáticas la caída es peor al registrar un promedio de 409 puntos en 2018, 10 puntos menos que lo registrado en 2009.

La única área que tuvo una mejora en estos nueve años fue la de ciencias, en la cual los alumnos mexicanos promediaron una calificación de 419, tres puntos más que los observados en la prueba de 2009.

¿A qué se debe el mal desempeño de nuestro país?

Para Ana María Zorrilla Noriega, candidata a doctora por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y abogada experta en el derecho a la educación, la falta de calidad en el servicio público educativo en nuestro país responde a cuatro factores: histórico, político, estructural y económico.

Históricamente, la abogada resalta que “lo cuantitativo ha imperado sobre lo cualitativo”. Es decir, “desde la creación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el gobierno ha emprendido importantes acciones para construir el sistema educativo que hoy existe, logrando avances significativos en términos de cobertura, es decir, el hecho de que los alumnos asistan a la escuela”. Sin embargo, los esfuerzos para lograr la calidad educativa son más recientes. Es decir, "las medidas encaminadas a asegurarse de que los alumnos efectivamente estén aprendiendo en las aulas".

Sobre el factor político, Zorrilla destaca que, “por décadas ha existido un desequilibrio de poder entre los actores relevantes para la toma de decisiones de la política educativa. Mientras que la rectoría de la educación debe corresponder exclusivamente al Estado, es deseable la presencia de un sindicato vigoroso y participativo que se encargue de proteger los derechos laborales de las personas".

Respecto al factor estructural, la experta en derecho educativo considera que un obstáculo para un mejor desempeño de los estudiantes se deriva del contexto socioeconómico mexicano en el sentido de que “aquellos estudiantes que pertenecen a familias con un ingreso económico menor tienen menor probabilidad de terminar con éxito su trayectoria educativa y de lograr óptimos niveles de aprovechamiento”.

El cuarto factor que obstaculiza la calidad educativa es el económico y se refiere a que “las necesidades del servicio público educativo son muchas y el dinero no alcanza”, por lo que aún muchas escuelas “se encuentran en situaciones precarias y no se logra satisfacer el derecho a la educación de los más de 36 millones de estudiantes que integran el sistema educativo nacional”, concluye Zorrilla Noriega.

¿Cómo competimos a nivel continente?

Hicimos una selección y comparamos los resultados por países del continente americano.

A pesar de que en las tres áreas de la prueba nuestro país se encuentra por debajo del promedio de los 36 países que conforman la OCDE, otros países sudamericanos (que no pertenecen a la organización pero participaron en la prueba), tuvieron peores resultados.

En el área de lectura, los estudiantes mexicanos promediaron una calificación 67 puntos menor al promedio de los países miembros de la OCDE quienes lograron 487 puntos. Nuestro país fue superado por Canadá (520), Estados Unidos (505) y Chile (452), mientras que está por encima de Brasil (413) y Argentina (402).

Mientras que en matemáticas, los alumnos mexicanos obtuvieron, en promedio, 80 puntos menos que el promedio de la OCDE, siendo superados por Canadá (512), Estados Unidos (478) y Chile (417), pero con mejor desempeño que Brasil (384) y Argentina (379).

Finalmente, en el área de ciencias nuestro país nuevamente superó a Brasil y Argentina (404 puntos en promedio en cada país) y se encontró en niveles más bajos que Chile (444), Estados Unidos (502) y Canadá (518).

¿Hay esperanza para la calidad educativa?

A pesar de estos resultados, el informe de PISA aclara que “la estabilidad general en el desempeño (a través del tiempo) oculta tendencias más positivas entre los estudiantes de rendimiento más bajo”. 

Esto se refiere a que “las brechas en el rendimiento entre los estudiantes con mayor y menor rendimiento en matemáticas y ciencias disminuyeron con el tiempo en México” ya que “el puntaje alcanzado por al menos el 90% de los estudiantes en México mejoró en aproximadamente 5 puntos por cada período de 3 años”.

¿Crees que el nuevo modelo educativo favorezca mejores resultados en próximas ediciones?



Compartir: