A Fondo
Foto: Lucas Jackson / Reuters
Ya puedes ser toda una estrella... En Spotify
A Fondo
Ya puedes ser toda una estrella... En Spotify
¿Revolucionando la industria musical?
06 Ene | 2019
Por: Marcos Bucay
Muy Cierto
Ya puedes ser toda una estrella... En Spotify
¿Revolucionando la industria musical?
Ene 06, 2019
por: Marcos Bucay
Muy Cierto
Compartir:

“Estoy encantado. La neta hemos tenido super buenos resultados”, nos contó Ian Victoria, guitarrista de Central, una banda mexicana de rock emergente en la Ciudad de México.

Cada día más artistas y bandas independientes salen al mundo, gracias a las plataformas de streaming musical, como iTunes Music, Tidal, Google Play, YouTube Music y, por supuesto, Spotify, que por ahora lidera este mercado.

Hasta hace unos cuantos años, para saltar a la fama, se necesitaba, primero, convencer a una disquera para grabar un disco, promocionarlo y distribuirlo en tiendas, pero hoy no se necesita más que un celular.

Spotify nació hace 10 años (2008) en Suecia y, desde entonces, cambió el rumbo de la industria musical. Hoy tiene ganancias por más de dos mil 200 millones de dólares y es utilizada por unos 180 millones de escuchas mensualmente, en más de 60 países.

Pero no solo abrió la puerta para nuevas bandas, también cambió la forma de consumir música, ya sea en su versión gratuita (con anuncios) o pagada (desde 99 pesos), ya que cualquiera con un dispositivo electrónico -celular, tablet, computadora, etc.- y una conexión de internet puede acceder a su biblioteca de cientos de millones de canciones y artistas.

Pero, ¿qué pasa del otro lado del telón, donde artistas emergentes quieren su música disponible para el público? Ian cuenta que no fue tan fácil como darse de alta en una red social.

Después de haber pasado por todo el proceso de grabación -horas y horas de estar en el estudio, escuchando, revisando, limpiando y corrigiendo minuciosamente hasta el más mínimo detalle-, Ian y su banda nuevamente se toparon con un bache en su camino: los requisitos de Spotify.

Primero, los archivos de audio, además de estar en formato mp3, deben cumplir con Estándares Internacionales de Códigos de Grabación (ISRC, por sus siglas en inglés), que ayudan a las grabaciones a ser identificadas de forma única y permanente.

Por último, Ian nos dijo qué es lo que más le importa a Spotify para poder subir un archivo. “Tu rola debe ser completamente original y debes de tener todos los derechos sobre ella”.

¿Pagan?

Sí, en el caso de Spotify paga a artistas 3.8 centavos de dólar (al tipo de cambio actual, eso es alrededor de 76 centavos de peso) por cada reproducción, sin comisiones, y por esto es indispensable que no haya errores ni malentendidos en cuanto a quién se le debe pagar ese dinero. Es decir, si subes tu rola a esta plataforma, te pagarán unos 760 pesos por cada 100 veces que los usuarios de la escuchen.

En caso de que el material sea compartido entre varias personas, se debe poseer la licencia sobre los derechos del material, de lo contrario quien esté subiendo el material puede ser demandado.

“La neta fue un muy emocionante cuando por fin pudimos ver nuestra canción en el app”, asegura Victoria, sobre Just for Today, el primer sencillo de la banda colocado en la plataforma. “Fue un sentimiento de satisfacción y como de haber ganado. Después de tanto tiempo tocando y grabando en el estudio, horas de estar editando, el ver al fin el nombre de tu banda y de tu canción a lado del de tus artistas favoritos, es sumamente reconfortante”.

Aunque Spotify se pone sus moños, subir música no es una meta inalcanzable. Tan sólo en 2018, registró a más de 10 mil artistas emergentes e independientes, además existen muchas empresas que se dedican a hacer este proceso.

¿El streaming está matando la industria de la música? No, pero sí le está dando un nuevo rostro. El streaming ya obtiene 38% de los ingresos musicales “y su crecimiento ha compensado con creces una disminución de 5.4% en los ingresos físicos”, señala el Global Music Report 2018.

En México, los ingresos por streaming aumentaron 60%; aquí, ocho de cada 10 pesos que obtiene este sector provino de las más de 20 plataformas digitales presentes en el territorio.

También existen plataformas intermediarias que te ayudan a subir tu música a diferentes apps de streaming -tienen costo de suscripción de alrededor de 30 dólares anuales-, que ponen tu material en apps de YouTube Music, iTunes Music, Tidal, Google Play, entre muchas más.



Compartir: