Global
Foto: Cristopher Rogel Blanquet
Cuestione | Árbol de Navidad: ¿natural o artificial?
Global
Árbol de Navidad: ¿natural o artificial?
Las opciones son reusar o cortar uno nuevo
07 Dic | 2018
Por: Redacción
Muy Cierto
Árbol de Navidad: ¿natural o artificial?
Las opciones son reusar o cortar uno nuevo
Dic 07, 2018
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Con diciembre llega el olor a ponche, las posadas, el aguinaldo, la euforia por las compras, el tráfico, la ilusión de los niños por la visita de Santa Claus o los Reyes Magos y, con todo ello, la ya legendaria discusión anual de qué es mejor: ¿Arbolito natural o artificial?

Los defensores del pino natural, alegarán que los artificiales contaminan demasiado porque tarde o temprano hay que tirarlo y tardará demasiado en degradarse; los pro artificial, dirán que se ahorra dinero, gasolina y energía, además de que a la hora de cortarlo, terminan contaminando porque emiten ciertas partículas de carbono.

Para tratar de investigar los beneficios de ambas opciones, Cuestione acudió a un bosque de pinos en el Estado de México y consultó fuentes con especialistas en la defensa del árbol artificial y esto fue lo que encontramos.

¿Deforestación o reforestación?

En entrevista con Cuestione, Aurelia Garza, quien forma parte de la admnistración del Bosque de los Árboles de Navidad ubicado en Amecameca, Estado de México, dice que en ese lugar viven más de medio millón de árboles en 500 hectáreas y se cortan de 10 mil a 20 mil árboles por año.

Por cada uno de estos que se talan, se siembran de 15 a 20 semillas y se plantan 7 u 8 especies nuevas. Además, asegura que con esa actividad, se apoya a la economía de la localidad y se generan empleos en la zona.

Foto: Cristopher Rogel Blanquet.

Y no solo eso, de acuerdo con Garza, los bosques de pinos son pulmones de oxígeno que beneficia a los seres humanos. Asegura además, que sus arbolitos se encuentran en perfecto estado gracias a que cuentan con científicos profesionales, como biólogos, que los mantienen libres de plagas y hongos.

A diferencia de los árboles artificiales, que no se pueden reciclar y, por lo tanto, contaminan más el medio ambiente, para Garza representa una compra ecológica el decidirse por un árbol natural pues, asegura que se puede usar como abono o composta, además de que: "Cortas un natural, y del mismo tronco vuelve a salir otro".

El Bosque de los Árboles de Navidad de Amecameca es uno de los más grandes a nivel mundial: "Nos encanta ser un bosque sustentante, no sustentable, que es dejar las cosas como están. Somos productivos y hacemos que crezca para bien del ser humano y dándole bienestar", explicó.

En defensa del plástico

La Asociación Americana del Árbol de Navidad (ACTA, por sus siglas en inglés) recomienda los artificiales y estima que el 85% de los hogares estadounidenses que compraron un árbol artificial lo reusarán y en promedio lo tendrán por al menos 11 años. 

Por su parte, Sophie Neuberg, una activista de Amigos de la Tierra -una ONG ecologista española-, lamentó que muchos árboles naturales terminen arrumbados en cualquier lugar y por esa razón aconsejó adquirir un árbol de Navidad artificial de alta calidad que pueda usarse por muchos años.

En muchas ciudades del país ya existen programas de recolección y reciclado de árboles naturales. Por ejemplo, en la Ciudad de México existen programas en alcaldías y recolectan árboles para que tengan un nuevo uso. Algunas, incluso, cambian a los ciudadanos sus pinos por plantas de ornato.

Y si solo quieres usarlo para cuando lleguen Santa Claus y los Reyes Magos, tienes una opción ecofriendly con mandarles un mail a Viveros Amecameca, quienes rentan árbolitos en maceta.

¿Cómo? Los árboles se sacan desde la raíz sin lastimarlos, se plantan en una maceta, los recibes en casa y pasan por ellos al día siguiente de Reyes. Ya después los vuelven a plantar para que sigan creciendo, ¿qué tal?



Compartir: