Global
Foto: Reuters
El año 2019, según Isaac Asimov
Global
El año 2019, según Isaac Asimov
A unas cosas le atinó. Checa a cuáles
30 Dic | 2018
Por: Redacción
El año 2019, según Isaac Asimov
A unas cosas le atinó. Checa a cuáles
Dic 30, 2018
por: Redacción
Compartir:

Muchas de las predicciones imaginadas años atrás en el mundo de la ciencia ficción por grandes escritores como George Orwell y Julio Verne se han vuelto realidad en nuestros días.

A esta lista, hoy se suma el científico y escritor de ciencia ficción Isaac Asimov, padre de las leyes de la robótica, quien en 1983 predijo cómo sería el mundo en  2019. ¿A qué sucesos y avances le atinó y a cuáles no?

La guerra nuclear

En el contexto de la Guerra fría entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética, Asimov advirtió que si estos dos países se atacaran -con armas nucleares-, muy pocas personas de las generaciones siguientes sobrevivirían para presenciar lo miserable que podría ser el mundo.

"Permitámonos, por lo tanto, asumir que no habrá una guerra nuclear -no necesariamente una afirmación segura- y partamos de ahí”.

La tecnología

En su época, en la que una computadora podía ocupar todo un cuarto por sus grandes dimensiones, Asimov sostuvo que para 2019 estos aparatos serían portátiles. ¿Celulares y laptops vienen a tu cabeza?

Asimov comparó la llegada de las computadoras con la Revolución Industrial -cuando las máquinas comenzaron a sustituir a las personas-. Esto no significaría que habría menos empleos, advirtió: "El avance tecnológico, en el pasado, ha creado más trabajos de los que ha destruido".

Él pensaba que desaparecerían aquellos trabajos que eran demasiado simples y repetitivos y serían reemplazados por robots. ¿Cómo cuáles? En el boliche, los bolos que eran derribados después eran puestos de pie por personas (algunas veces niños); las telefonistas que te comunicaban, en lugar de que ahora marcas directamente el número; y cada día se suma más.

La era de San Google

¿No sabes algo? Pregúntale a Google. Asimov predijo también que la educación sería divertida porque ya no sería forzada, sino guiada por el interés de cada persona. Las escuelas todavía existirían, pero un buen maestro sería el que inspirara la curiosidad de los estudiantes, para que ellos pudieran investigar por ellos mismos en sus computadoras.

"Habrá oportunidad finalmente para que cada joven, y de hecho, cada persona, pueda aprender lo que él o ella quiera. A su propia hora, a su propio ritmo, de su propia manera", escribió.  

La sociedad tendría más tiempo, dado que los robots harían buena parte de los trabajos. Eso significaría que las personas podrían, en 2019, dedicarse más a realizar actividades que les agradan. Las artes, la literatura y la ciencia, entre ellas.  

Otros problemas en el 2019

Asimov también acertó en los problemas que hoy hay en el mundo. Los gobiernos tendrían que afrontar el hecho de que, cada vez somos más en el mundo. Y que, casi ningún problema podría ser solucionado mientras haya sobrepoblación. Por lo que Asimov pensaba que las autoridades harían esfuerzos para controlar el número de nacimientos.  

Okay, tal vez en ésta, el escritor se basó en lo ocurrido en China, que desde 1979 empezó a pedir a las parejas que se limitaran a tener solo un hijo (lo que se revocó en 2015) y en que, claro, la pastilla anticonceptiva había marcado la revolución sexual de los años 70.

Otro problema que Asimov vio venir fue la contaminación y los problemas para deshacernos de la basura. El escritor pensaba que los avances tecnológicos ayudarían a lidiar con estos problemas… Seguimos esperando.

Aciertos sobre el espacio

Primero, el escritor pensaba que dado que en el espacio hay otras condiciones. Por ejemplo, las cosas flotan. Entonces se podrían realizar experimentos que no se hacen en la Tierra. Esto de alguna manera es constantemente hecho por los astronautas.

Y segundo, nuevos observatorios serían creados en el espacio para incrementar nuestro conocimiento sobre el universo. El 24 de abril de 1990, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en e inglés) puso en órbita al Hubble, el primer telescopio espacial, con la finalidad de observar mejor lo que sucede en el espacio.

¿Asimov acertó en todo? Bueno... no

El escritor no predijo del todo el futuro y se equivocó en varias de sus predicciones, como que pensaba que en 2019 las personas empezarían a vivir en el espacio.

Si bien ya existe la Estación Espacial Internacional, en la que sólo pueden vivir seis personas a la vez, estamos lejos de que cientos de personas se muden fuera de la Tierra.

Y  no solo eso, Asimov pensaba que en 2019 había un riesgo de que las guerras entre humanos, ocurrieran en el espacio. ¿Sería fan de Star Wars (la primera película de esa serie salió en 1977)?

Asimov también se equivocó al predecir que el ser humano volvería a la luna (después de que lo consiguiera Estados Unidos en 1972). Ya no sólo los estadounidenses, sino un equipo internacional, para recolectar rocas de la luna y realizar minería.

En lo que parece una idea extraña. Asimov pensaba que hoy estaríamos usando las rocas lunares para construir objetos que girarían alrededor de la Tierra, como una batería gigante para recargarse con los rayos del sol. La energía sería pasada a la Tierra a través de ondas. Esto sería algo así como tomar un espejo y reflejar un destello de luz hacia el planeta en el que vivimos.

¿Cambiarías tu carro de gasolina por uno eléctrico? En 2019 dejaríamos los combustibles fósiles, pensaba Asimov, y la mayor parte de la energía vendría del sol. Esta batería en el espacio sería propiedad de todos los países y un símbolo de que podemos compartir en paz.

¿Se cumplirán las predicciones de Asimov en los próximos 40 años?

"Aunque el mundo del 2019 ha cambiado mucho desde 1984, eso  sólo será un parámetro de mayores cambios planeados en los años que vendrán", escribió en aquel entonces.  

Asimov murió en 1992, sin ver qué tan acertadas habían sido sus predicciones, pero sin duda, asombra que un escritor haya tenido esta visión. ¿Ya sabes que están imaginando los escritores de ciencia ficción? Sus libros podrían ser una ventana al futuro.





Compartir: