Global
Elección EU: Lo que está en juego para Trump
Global
Elección EU: Lo que está en juego para Trump
Serán renovados 435 escaños de la Cámara baja
26 Oct | 2018
Por: Redacción
Elección EU: Lo que está en juego para Trump
Serán renovados 435 escaños de la Cámara baja
Oct 26, 2018
por: Redacción
Compartir:

Si Donald Trump pierde la mayoría republicana en el Congreso, después de las elecciones intermedias del próximo 4 de noviembre, podría ver frustradas sus intenciones de tres objetivos que ha perseguido desde la campaña: aprobar la construcción del muro en la frontera con México, reformar el DACA (el programa que dio la oportunidad a jóvenes migrantes, que llegaron a ese país siendo niños, de continuar sus estudios) y echar para abajo el Obamacare (el programa que impulsó Barack Obama para ampliar el acceso a los servicios de salud).

 

 

La moneda está en el aire.

Hasta el 23 de octubre, la intención de voto de los estadounidenses favorece a los demócratas con 48.8% de las preferencias,  frente al 41.1% de los republicanos (quienes actualmente son mayoría en el Congreso), de acuerdo con  Real Clear Politics,  una página estadounidense  que analiza y concentra diferentes encuestas.

Las elecciones intermedias de Estados Unidos -conocidas como midterm- tienen lugar a mitad del periodo presidencial, y son importantes porque se consideran un referéndum a la administración del presidente; las de este año se realizarán en un momento en el que Donald Trump tiene una aprobación de 44% entre los estadounidenses, según datos de la encuestadora Gallup.

¿Por qué son importantes las midterm?


Las elecciones de medio término tienen que ver con la balanza de poderes, “sirven como una evaluación para el Congreso pero también para la administración del poder ejecutivo”, según explicó José Villamour, académico internacionalista de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.


En estas elecciones se renovarán los escaños de la Cámara de Representantes (conocida como cámara baja), que actualmente tiene a 241 republicanos, y 194 demócratas y 55 de los 100 miembros del Senado (cámara alta), que ahora cuenta con 51 republicanos, 47 demócratas y dos independientes. En estas votaciones, también se elegirán 36 de los 50 gobernadores del país.

Lo que está en juego dentro de estos comicios es lograr tener mayoría en el Congreso, por lo que los demócratas necesitarán 23 escaños en la Cámara de Representantes más para despojar de su mayoría a los republicanos.

De los 50 estados de Estados Unidos, 33 están gobernados por el partido de Trump, 16 por los demócratas y sólo un estado, Alaska, tiene un gobernante independiente.

“Estados Unidos se enfrenta a las elecciones de medio término más interesantes en su historia, pues existen muchas aristas por el sistema bipartidista, es una balanza de poderes interesante”, detalla Villamour.

Según el especialista, si los demócratas logran arrebatarle el poder a los republicanos, probablemente buscarían impulsar impeachment a Donald Trump, el cual determinaría la posible destitución del presidente bajo lo establecido en la Constitución estadounidense, la cual apunta que 51% de la Cámara de Representantes tendría que aprobarlo, lo que implicaría que con la victoria de los demócratas esto podría ser una realidad.

Aunque esta no sería la primera vez que un presidente estadounidense gobierne sin la mayoría de su color en el Congreso. El demócrata Barack Obama logró reformar su Obamacare, en 2010, con la mayoría de representantes republicanos en distintas cámaras. En su mandato, George Bush, también lo hizo con la mayoría de los demócratas en el Senado y la Cámara de Representantes.



Compartir: