Global
Foto: Reuters
Esta región del mundo lleva 160 días sin internet
Global
Esta región del mundo lleva 160 días sin internet
Viven como en el siglo pasado
12 Ene | 2020
Por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
Esta región del mundo lleva 160 días sin internet
Viven como en el siglo pasado
Ene 12, 2020
por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
Compartir:

Imagina que vives un día sin internet. Ahora imagina a los 12.5 millones de habitantes de la Cachemira india que llevan más de cinco meses sin poder entrar a la red. 

Lo peor es que no se trata de ningún error técnico sino de una represalia del gobierno indio en contra de las protestas que han ocurrido en ese territorio desde febrero del año pasado. Esta medida implica conflictos económicos, laborales y sociales, pero también representa la privación de un derecho humano.

Cachemira es una región musulmana que quedó repartida en dos países en 1947, cuando el Raj británico obtuvo su independencia y se dividió en Pakistán (de mayoría musulmana) e India (de mayoría hinduísta). Desde entonces, a la porción que quedó dentro de la India, se le otorgó el derecho constitucional de contar con un gobierno semiautónomo, debido a su fuerte identidad regional.

Según la BBC: “durante la partición del subcontinente indio en 1947, se esperaba que Jammu y Cachemira, al igual que otras regiones de mayoría musulmana, hicieran parte de Pakistán. Pero el gobernante local, el marajá Hari Singh, quien inicialmente había querido la independencia, decidió unirse a la India a cambio de ayuda contra una invasión de tribus de Pakistán”.

El 5 de agosto de 2019, el gobierno revocó este estatus semiautónomo a Cachemira, lo cual acarreó una ola de protestas de la población que fueron frenadas con el apagón tecnológico, una práctica que se ha convertido en la nueva represión por parte de los gobiernos autoritarios.

En este contexto, el gobierno del Primer Ministro Narenda Modi aprovechó para encarcelar a cientos de personas, intimidar a periodistas y arrestar a líderes locales, bajo el argumento de que tratan de frenar la propagación de desinformación peligrosa y llena de odio.

En octubre regresó -parcialmente- la señal en algunos teléfonos celulares, sin embargo el internet inalámbrico sigue bloqueado hasta ahora. Después de mucho tiempo, el Tribunal Supremo de la India por fin emitió una orden contra las autoridades y les dio una semana para revisar estas “restricciones de comunicación” ya que “la suspensión del libre movimiento, internet y las libertades básicas no puede ser un ejercicio arbitrario del poder”.

Tal vez te interese leer: El peligroso discurso religioso del presidente

La cara autoritaria de la India

Si bien la India se ha ganado fama en Occidente como una democracia tolerante con un gran potencial de crecimiento económico, en cuanto a temas religiosos muestra tintes retrógradas y autoritarios. Según el periodista español Fernando de Harodesde que gobierna el BJP (Bharatiya Janata Party), un partido hinduista, la persecución que ya existía antes se ha acrecentado. Hay por ejemplo ocho estados en los que existen leyes anticonversión [...] Igual que hay yihadismo, que instrumentaliza el Islam para generar una ideología violenta en nombre d esa religión, hay un hinduismo violento y terrorista”.

Una ley anticonversión prohíbe que las personas convenzan a otras de cambiar de religión. En India, por ejemplo, ha sido utilizada para perseguir y arrestar a cristianos, bajo el argumento de que ninguna persona “hará, o permitirá que se realice, cualquier acto que pueda ser contrario a la salud pública, la decencia y la moralidad o quebrantar la paz pública, o convertir a otra persona de una religión a otra o cualquier acto o conducta que pueda poner en peligro la religión de otro”. 

Existe un hinduismo radical que persigue a personas de otras religiones y quema biblias, pero aún no llega a los extremos del yihadismo, que es el Islam radical que lleva a cabo actos terroristas porque considera que la lucha violenta es necesaria para restaurar el gobierno de Dios en la Tierra y defender a la comunidad musulmana de los infieles.

Por otro lado, India es el país que más utiliza los apagones de internet como método de represión. En 2019 ejecutó esta medida en 93 ocasiones y en 2018, lo hizo 134 veces, lo cual atenta contra la imagen de democracia y laicismo que construye hacia el exterior. 

La región se ha convertido en una olla de presión porque mientras Cachemira busca recuperar su autonomía y algún día conseguir su independencia, tanto Pakistán como India (dos potencias nucleares), quieren apoderarse de todo el territorio.

Un último dato

Según los investigadores Samuel Woodhams y Simon Migliano, “las 18 mil horas de bloqueos en internet en todo el mundo causados por acciones deliberadas de los gobiernos, costaron más de 8 mil millones de dólares en 2019”. India Chad y Myanmar fueron los países más autoritarios en este sentido.



Compartir: