Global
Foto: Reuters.
La triste (y valiente) historia de Kaepernick
Global
La triste (y valiente) historia de Kaepernick
Enfrentó a Donald Trump y perdió el trabajo
02 Feb | 2019
Por: Verónica Martínez
Muy Cierto
La triste (y valiente) historia de Kaepernick
Enfrentó a Donald Trump y perdió el trabajo
Feb 02, 2019
por: Verónica Martínez
Muy Cierto
Compartir:

La tarde del 26 de agosto de 2016, el Levi's Stadium no sólo fue testigo de la derrota de los 49ers de San Francisco 10-21 ante los Empacadores de Green Bay en la tercera semana de pretemporada.

Pero lo que realmente sorprendió a los 71 mil 139 espectadores en el estadio (y a miles de televidentes atónitos) fue una inusual protesta en contra de la discriminación racial y la violencia policial.

Colin Kaepernick, el entonces joven quarterback de San Francisco, se quedó sentado durante la tradicional ceremonia en la que se interpreta el himno nacional antes del inicio de cada partido…

“No me voy a parar para demostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a las personas negras y gente de color”, declararía esa tarde… y comenzaría una lucha que terminó por dejarlo fuera de las canchas, a pesar de contar con una inusual habilidad.

A la semana siguiente no sólo se rehusaría a cantar el himno, sino que esta vez se hincó . Compañeros y jugadores de otros equipos lo secundaron, y los dueños de los 32 equipos de la liga… decidieron bloquearlo.

Su postura dividió al país y fue duramente criticado por el presidente Donald Trump, quien consideró el hecho como una afrenta a sus símbolos patrios.

Pero en el terreno de juego, las cosas no salieron nada bien para Colin; de mariscal titular lo relegaron a suplente. Sus números: 2 mil 241 yardas, 4 intercepciones, 36 capturas y 16 touch downs. Ya no era el joven brillante que tres años antes llevó, a sus 24 años, a los 49ers al Super Bowl XLVII ante los Cuervos de Baltimore.

Aunque cayeron por 34-31 en aquel invierno de 2013, Kaepernick hizo que su afición volviera a soñar como en la década de los 80 y 90 cuando el equipo era liderado por Joe Montana.

Tras concluir aquella temporada, Kaepernick se convirtió en un agente libre (es decir, dueño de su contrato para firmar con quien quisiera) que no debió haber tenido problema alguno para encontrar equipo en la NFL; sin embargo, fue repudiado por los propietarios de las franquicias, quienes consideraron su protesta como algo antipatriótico.

En 2018, justo antes de comenzar una nueva temporada en la NFL, la firma Nike -una de las marcas más prestigiosas en el mundo- lo eligió como imagen para su campaña de 30 aniversario de su famoso lema ‘Just do it’ (sólo hazlo). Esto fue un mensaje al mundo del deporte y a la sociedad en general.

“Los problemas de justicia social que Colin y otros atletas profesionales han planteado merecen nuestra atención”, declaró Jocelyn Moore, vicepresidenta ejecutiva de la marca.

 

La campaña fue como un balde helado para el presidente Trump, quien hasta antes de que apareciera Kaepernick con Nike, se mofaba de que nadie contratara al “afroamericano”. Trump insultó a Kaepernick y a otros jugadores que imitaron su gesto, e incluso pidió que no les pagaran a los “hijos de puta” que no respetaban el himno.

Nike tiene contrato con la liga hasta 2028, y es quien proporciona los uniformes y demás prendas deportivas a los 32 equipos miembros.

La lucha de Kaepernick le retribuyó en algo: la revista Time lo nombró personaje del año 2017, recibió el premio 'Muhammad Ali Legacy', que concede Sports Illustrated, y en abril 'Amnistía Internacional' le otorgó el Premio Embajador de Conciencia.

¿Quién es Colin Kaepernick?

Nació un 3 de noviembre, en Milwaukee, en 1987. De madre blanca y padre afroamericano, Colin fue adoptado cuando solo tenía unas semanas de nacido.

Destacó en los deportes durante su educación secundaria, por lo que la Universidad de Reno, en Nevada, le ofreció una beca en 2006.

Durante su estadía en la universidad, en la que estudió gerencia de negocios, conoció a compañeros con vidas muy diferentes a la de él, ello fomentó su interés en la historia de la comunidad afroestadounidense.

En abril de 2011, los 49ers de San Francisco negociaron con los Broncos de Denver y Kaepernick fue tomado como la cuarta selección de la segunda ronda, en el Draft por los gambusinos.

En su carrera con San Francisco, logró 2 títulos divisionales, 1 campeonato de la NFC y llegó al Super Bowl XLVIII, donde perdió frente a los Cuervos de Baltimore por 34-31.

Y en el que podría ser un punto de inflexión en su carrera, el lema que Nike eligió para Kaepernick en su campaña es elocuente por sí mismo: "Cree en algo, incluso si esto significa sacrificarlo todo".

La declaración del jugador, que antes abrió polémica, ahora parece más vigente que nunca. ¿Será que la NFL al final le da la razón o, como dice Kaepernick, Estados Unidos es, aún, un país de opresiones?



Compartir: