Global
Foto: Reuters
Los argumentos en el juicio que hundieron a Keith Raniere
Global
Los argumentos en el juicio que hundieron a Keith Raniere
El jurado encontró culpable al líder de NXIVM
19 Jun | 2019
Por: Juan Alberto Vázquez
Muy Cierto
Los argumentos en el juicio que hundieron a Keith Raniere
El jurado encontró culpable al líder de NXIVM
Jun 19, 2019
por: Juan Alberto Vázquez
Muy Cierto
Compartir:

En un tiempo considerado récord, el jurado –conformado por 18 ciudadanos– elegido en la Corte del distrito Este de Nueva York, con sede en Brooklyn, halló unanimidad y encontró a Keith Alan Raniere culpable de los 11 cargos que pesaban en su expediente. Conoceremos su sentencia el 25 de septiembre próximo y, debido a los cargos que enfrenta, podría pasar su vida en prisión.

En las poco más de seis horas que usaron para presentar cierre en el caso en contra del líder de NXIVM, los asistentes de la fiscalía Moira Kim Penza y Mark Lesko demostraron que son un equipo de grandes tejedores. Durante el mes y medio de juicio, desplegaron pruebas e invitaron testigos. Ya frente al jurado, se dedicaron a unir los nudos de esa red donde buscan atrapar al líder de la secta.

Por su parte, el experimentado defensor, Marc Agnifilo, sembró la duda entre el jurado al asegurar que el grupo de culto sexual DOS (célula dentro de NXIVM) no tenía elementos de sexo comercial y hasta defendió el que el acusado le practicara sexo oral a la testigo Sylvie pues, según dijo, “la hizo conocer su primer orgasmo, además de que sólo fue una vez”.  

Son siete los delitos extendidos en 11 cargos por los que se juzga a Keith Alan Raniere. 1 y 2, Crimen organizado; 3 y 4, explotación sexual de menor; 5, posesión de pornografía infantil; 6, conspiración para trabajo forzoso; 7, fraude electrónico; 8, 9 y 10 conspiración e intento de tráfico sexual y 11, conspiración para cometer robo de identidad.

La primera en atacar fue la acusadora Kim Penza aclarando que “Raniere creó una organización criminal para garantizarse un flujo interminable de mujeres y dinero”.

En su turno, Agnifilo aceptó que, pese a la montaña de pruebas repulsivas, repugnantes y ofensivas, “no condenamos a las personas en este país por eso, los estilos de vida asquerosos no son necesariamente criminales”, declaración que provocó rumores en la sala.

La asistente del fiscal volvió al testimonio de Nicole, a quien Raniere amarró desnuda a una mesa con los ojos vendados para que Camila –una joven mexicana, que fue enrolada por sus padres a NXIVM cuando aún era menor de edad– le practicara sexo oral. Penza y Lesko usaron reiteradamente el caso de Daniela, encerrada dos años en una habitación sólo con lápiz y papel. “Esos asuntos lo muestran como lo que es: un estafador, un depredador y el jefe de una banda criminal”. La joven empleada de la fiscalía se mostró poco histriónica en comparación con Lesko, quien fue más explícito y agresivo.

Te puede interesar leer: Los sueños de Keith Raniere y NXIVM: influir en la política

Haciendo un esfuerzo por destacar, el defensor Marc Angnifilo dejó en claro que las relaciones sentimentales del “Grandmaster” con Nicole, por ejemplo, eran “dulces, atentas y casuales”. Raniere hizo que la “vida de Lauren Salzman tuviera sentido” y dijo que el tan criticado culto sexual DOS era un programa beneficioso, una medicina potente, pero “no para cualquiera por lo que debió suministrarse a las personas indicadas”, remató.

Además, intentó culpar a las víctimas de la familia mexicana, cuyas tres hermanas estuvieron involucradas de algún modo con Raniere y a las cuáles obligó a abortar, ya que sus padres habían dado su consentimiento de que éste actuara como lo hizo.

Mark Lesko respondió a Agnifilo, que Raniere tenía “sometidos a los padres”. Y recordó cómo Héctor, el padre, llevó a Daniela a la frontera para abandonarla, siguiendo las órdenes de Raniere. “¡Este hombre (señala al acusado) tenía el control total de esa familia!”.

Los cinco momentos que pidieron recordar al jurado

Durante los argumentos finales de la fiscalía, el largo testimonio de Daniela, la historia de Camila siendo menor de edad y los correos de Rosa Laura Junco, fueron útiles para ilustrar más de la mitad de los cargos.

En los cargos 1 y 2 de crimen organizado, Penza recordó el citado abandono en la frontera y la identidad falsa con la que pudo reingresar a los Estados Unidos. Con Daniela, también se aclara el cargo 6, referente a conspiración para trabajo forzado, pues durante años se encargó de trabajos diversos sin recibir remuneración.

Más sobre el tema: Gobierno de EPN dio al menos 5 mdp a empresa de Raniere

Los cargos 3, 4 y 5 están ilustrados por el abuso que Raniere aplicó sobre Camila, así como las fotos explícitas de la niña y los correos de 2014, en los que Raniere le agradece a la entonces menor de edad el haber sido “su esposo” durante ocho años. El correo electrónico de Rosa Laura Junco, donde le ofrece a su propia hija adolescente como la virgen que Raniere buscaba para alcanzar la inmortalidad, califican el cargo 8.

"Él no es todopoderoso, no es genial ni tampoco un dios –dijo el abogado defensor de Raniere–. “Siéntense unos minutos, vean las pruebas y seguro concluirán que no estamos hablando de comercio sexual. Entonces hallarán no culpable a este hombre”.

Modulando la voz para crear dramatismo, Lesko recomendó al jurado fijarse en cinco lugares al momento de revisar los cargos: El sótano de Albany donde encerraron a Jay. La oficina donde se practicó sexó oral a Sylvie. La habitación donde Daniela estuvo encerrada dos años. La mesa donde fue amarrada Nicole. El disco duro donde se hallan las imágenes explícitas de Camila.

Sigue el caso: La Dieta Raniere: los siniestros métodos de la secta NXIVM (incluido el aborto)

El asistente de la fiscalía lo tomó entre sus manos y exclamó: “Aquí guardó Raniere la infancia e inocencia de Camila. No era una adulta cuando él le tomó esas fotos con las piernas abiertas. ¡Era una niña!”, dijo casi llorando.

Luego señaló que, para un extorsionador, un manipulador y un criminal sexual sólo existe una ruta: “encuentren a este acusado culpable”. Dio las gracias y se sentó en su lugar.

Lo logró. El jurado lo encontró culpable. Queda pendiente saber si sus principales aliados en México, Emiliano y Cecilia Salinas, así como Rosa Laura Junco - hija del fundador de Reforma - serán los próximos acusados.



Compartir: