Global
Foto: Diego Simón Sánchez/Cuartoscuro
Cuestione | ¿Por qué recibimos con uvas el Año Nuevo?
Global
¿Por qué recibimos con uvas el Año Nuevo?
Es una tradición acompañada de campanadas
28 Dic | 2018
Por: Daniel Callejas
Muy Cierto
¿Por qué recibimos con uvas el Año Nuevo?
Es una tradición acompañada de campanadas
Dic 28, 2018
por: Daniel Callejas
Muy Cierto
Compartir:

Las campanadas para recibir el Año Nuevo se acercan y con éstas la tradición de comer 12 uvas justo a la medianoche y así despedir al Año Viejo. Pero, ¿por qué existe esta tradición?

Jeff Koehler, periodista estadounidense, escribió en su libro España que existen dos teorías sobre los orígenes de esta antigua costumbre:

La primera versión surge en la década de 1880. Según diarios de esa época, la clase rica española, en un intento de copiarle a la francesa, empezó a celebrar la Nochevieja comiendo uvas y tomando vino espumoso.

Koehler relató en un artículo para la radio estadounidense NPR que pasó poco tiempo para que esta costumbre fuera adoptada por algunos madrileños que iban a la Puerta del Sol para escuchar las campanas a medianoche y, explica el autor, comer uvas al igual que la clase alta con ironía o como burla.

La segunda teoría dice que los orígenes son en 1909, cuando los productores en Alicante, al sureste de España, tuvieron una cosecha muy grande de uvas blancas llamadas Aledo. Y con tanta uva se tuvo que bajar el precio, además de pensar en una forma creativa de venderlas, que ha llegado a nuestros días conocidas como las uvas "de la buena suerte".

Cuestione te cuenta qué otras historias hay al respecto:

El diario español El Correo Militar publicó el 2 de enero de 1894 que las familias ricas acostumbraban comer 12 uvas en las primeras campanadas después de la  medianoche. Esta tradición fue confirmada años más tarde, en 1915, por el periódico El País.

Cada una de las uvas simboliza un mes, según la tradición, y se pone un racimo de 12 en cada lugar de los comensales de la fiesta de Fin de Año. Dice la historia que esto atrae suerte, alegría, salud o dinero para el año que viene.

Así que ahora además de las metas que te propongas (y que sabemos no siempre se cumplen), puedes contar en tu cena la historia del porqué comemos a prisa las uvas en cada repique de las campanadas.

¿De a cómo la uva en México?

En 2018, el precio por kilo de la uva blanca sin semilla está entre 55 y 89 pesos en los supermercados de la Ciudad de México y área metropolitana, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en su portal Quién es quién en los precios.

Mientras que la uva red globo tiene un precio de entre 44.50 y 89.60 pesos en la misma zona del Valle de México. Y con los comerciantes, que venden en tianguis o mercados, ofrecen la uva entre 100 y 120 pesos, un alza entre 52 y 72% respecto al año pasado.



Compartir: