Global
Foto: Reuters
Cuestione | ¿Quiénes están detrás de Guaidó?
Global
¿Quiénes están detrás de Guaidó?
Hay diferencias clave entre la oposición
06 Feb | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
¿Quiénes están detrás de Guaidó?
Hay diferencias clave entre la oposición
Feb 06, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

Los cuatro partidos políticos de oposición en Venezuela (Primero Justicia, Acción Democrática, Nuevo Tiempo y Voluntad Popular), que ocuparon 90 de 167 asientos en las últimas elecciones de la Asamblea Nacional de Venezuela, hicieron un acuerdo, pese a sus diferencias: apoyar al autonombrado “presidente encargado”, Juan Guaidó.

Pese a la unión de la oposición para respaldar a Guaidó, en un intento por quitar del poder a Nicolás Maduro, hay posturas moderadas y duras, entre los partidos, que acordaron rotarse la presidencia de la Asamblea desde 2016.

Voluntad Popular (VP)

Fundado como de centroizquierda, hoy VP se hace llamar un partido democrático. Apoya propuestas progresistas, como la inclusión de la población de la diversidad sexual. En 2015 Tamara Adrián se convirtió por el VP en la primera diputada trans del país. Por otro lado, VP es el “ala más dura” de los cuatro grandes partidos de oposición (el resto moderados), de acuerdo con el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), dedicado a estudios políticos.

VP llamó a boicotear las elecciones presidenciales (febrero 2018), pidiendo que ningún partido compitiera contra Maduro; a la desobediencia civil (agosto), para que la gente no participe en una encuesta oficial sobre acceso a gasolina; y abandonó una mesa con el Gobierno para acordar soluciones a problemas de la gente (dinero, abasto de alimentos y medicinas), en 2016.

Buena parte del combate a Maduro viene de Leopoldo López, líder del VP –en el que también milita Guaidó–, pese a que se encuentra en prisión. desde 2014, por presuntamente llamar a la violencia en las protestas del 12 de febrero, en las que murieron tres personas. En 2011, anunció su precandidatura a la Presidencia, y declinó más tarde, en 2012, a favor de Henrique Capriles.

“Sin duda (López) es el mentor político de Guaidó. Los dirigentes del partido de Leopoldo López son jóvenes en su mayoría. No hay una decisión que Guaidó tome, sin consultarla con Leopoldo. Incluso la influencia de Leopoldo se percibe hasta en los discursos que da Juan”, detalló Alex Vásquez, periodista de Bloomberg.  

Primero Justicia (PJ)

Es el partido con más asientos (33) en la Asamblea, tras las elecciones de 2015, se dice humanista. Los líderes del partido son el excandidato presidencial (2012) Henrique Capriles (hoy apoya a Guaidó) y Julio Borges (ex presidente de la Asamblea Nacional en 2017).

Como Gobernador del estado de Miranda, Capriles inició un programa de asistencia social llamado Hambre Cero (2010), inspirado en el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), que daba dinero a la población para alimentos, atención médica y educación. Se nombró “progresista” de cara a las elecciones presidenciales del 2012 y 2013. Perdió ambas, de forma correspondiente, contra el entonces presidente Hugo Chávez Frías y su mano derecha Nicolás Maduro.

Borges, por su parte, representa a Venezuela ante una docena de países latinoamericanos que exigen cambios en Venezuela (Grupo Lima).

Acción Democrática (AD)

Acción Democrática es el más antiguo de los partidos de oposición (con 77 años); y es miembro de la Internacional Socialista, una organización internacional de partidos de izquierda. Actualmente, en medio de una crisis por falta de medicinas, AD distribuye ayuda. El mes pasado, la Gobernadora del estado de Táchira, Laidy Gómez, atendió 29 municipios de zonas rurales, y ahora se coordina con medicamentos hechos llegar a Guaidó del extranjero.

El principal líder de AD es Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea en 2016, que en su primer discurso (5 de enero) ofreció, sin éxito, sacar a Maduro del poder en seis meses, buscando leyes que respaldan la acción. Recién, defendió la presidencia de Guaidó al frente de la Asamblea.

Un Nuevo Tiempo  

De políticos descontentos con AD, se formó Un Nuevo Tiempo (UNT). En mayo del año pasado reiteraron su decisión de no participar en las elecciones presidenciales, por considerar que se trataba de una carrera desventajosa para cualquier rival de Maduro. También resaltan injusticias laborales, el partido apoyó una protesta de maestros del pasado 15 de enero por mejores pagos y horarios.

Uno de los principales líderes de UNT es Manuel Rosales, quien desconoció al presidente Hugo Chávez en 2002, a través de la firma de un decreto. Un hecho visto como un golpe de estado (arrebatar el poder sin elecciones) por los seguidores de Chávez, presidente entre 1999 y 2013.  

Vente

Vente es un movimiento político, pero no es reconocido como un partido por las autoridades electorales. Vente dice buscar que la sociedad deje de depender del Gobierno, y se ha dedicado a promover protestas contra Maduro (2014). Asimismo, el partido ha tomado la bandera de reclamar por la liberación de presos políticos, como es el caso de 120 detenidos durante una manifestación el pasado 23 de enero en el estado de Aragua.

María Corina Machado, líder de Vente, ha criticado las decisiones de Chávez y Maduro.  Convocó a las protestas de 2014 y fue destituida como diputada ese mismo año tras ser invitada por Panamá para hablar de Venezuela en una reunión de la Organización de Estados Americanos en Washington, Estados Unidos.

¿Quién apoya a Maduro?

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), creado a finales de 2006 por el ex presidente Hugo Chávez Frías, tiene como parte de sus estatutos apostar por representar a las clases más pobres.

 En las elecciones del 2015, los partidos de oposición, agrupados en la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sacaron siete millones 707 mil votos (56,5%), una representación que les dio el 67% de los asientos. En tanto el Gran Polo Patriótico (una colación de 32 organizaciones políticas, la más grande el PSUV) sacó cinco millones 599 mil votos (41%), que les garantizó el 33% de los curules, según el Instituto Interamericano de Derechos Humanos.  

 La mayoría de partidos en Venezuela están volcados hacia la izquierda históricamente. Parte de ello tiene que ver con la producción de petróleo, administrada por el Gobierno, una posición contraria a dejar que manos privadas creen productos con los recursos del país, explicó el periodista y activista Luis Carlos Díaz. “Los dólares en Venezuela vienen por la industria petrolera. Entonces, este asunto de si incentivar la iniciativa privada es minúsculo, privatizar la empresa petrolera es algo que no propone nadie”.

 ¿Coqueteo militar?

Pese a las posturas más exigentes en Venezuela, no existen voces de la oposición que aboguen por una intervención armada internacional. Sin embargo, Guaidó sí ha hecho llamados a las Fuerzas Armadas venezolanas para unirse a su movimiento.

 Guaidó a dicho a diversos medios que ofrece no perseguir en los juzgados a los militares que abandonen las filas de las Fuerzas Armadas de Maduro (amnistía). Al menos 163, se encuentran presos por causas políticas, de acuerdo con la organización Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia.

 No está claro qué tanto pueda Guaidó seducir a los militares. Pero las dudas  sobre lo qué harán las Fuerzas Armadas han estado en el ambiente. El ministro de la defensa venezolano, Vladimir Padrino López, hizo un esfuerzo por aclararlas mediante una declaración pública el jueves 24 de enero, junto a otros comandantes, en la que reiteró su lealtad al actual Gobierno.

 “Me da mucho miedo en este momento que este proceso, en donde se está buscando el inicio de una transición, se convierta terriblemente en un momento en el que los grupos de fuerza tomen el control, como por ejemplo los militares, un país siempre puede estar peor”, dijo Mercedes de Freitas, directora ejecutiva de la organización civil Transparencia Venezuela.

 ¿Qué sigue?

Al tiempo que la presión internacional aumenta, Guaidó ha convocado a una marcha para el próximo 12 de febrero para protestar contra el régimen de Nicolás Maduro.  “Sobre todo lo que la gente pedía (en protestas anteriores) son elecciones libres. Más que comida o mejoras a los servicios básicos”, dijo Vásquez. 



Compartir: