Global
Cuestione | Valla de púas espera a migrantes en Arizona
Global
Valla de púas espera a migrantes en Arizona
Alambrado separa a dos ciudades hermanas
13 Nov | 2018
Por: Redacción
Muy Cierto
Valla de púas espera a migrantes en Arizona
Alambrado separa a dos ciudades hermanas
Nov 13, 2018
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Aunque el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hace semanas el despliegue de militares en puntos fronterizos con México, en la garita de Nogales, Arizona comenzaron justo el día de las elecciones intermedias a instalar alambre de púas encima de la baranda fronteriza.

El despliegue militar nombrado Faithfull Patriot Operation, por el momento se ha concentrado en los estados de Texas, Arizona y California con 5,600 efectivos para apoyar las operaciones de la policia fronteriza conocida como “Border Patrol”  y con el fin de detener una supuesta invasion de migrantes centroamericanos concentrados en la Caravana que salió de Honduras el 19 de octubre.

Esta frontera separa dos ciudades hermanas que llevan el mismo nombre, Nogales, Sonora y Nogales, Arizona, de ambos lados los habitantes explican que se siente mucha tensión, miedo e inconformidad pues la presencia militar ha afectado los negocios, sobre todo del lado de Arizona ya que es una zona eminentemente comercial en la cual ciudadanos mexicanos realizan compras cotidianas y regresan a México, lo que ha bajado en las últimas semanas ante el miedo de ser detenidos por las amenazas  de Trump.

Sin embargo, hay quienes apoyan esta presencia ante el miedo de que los migrantes lleguen en grandes grupos e intenten entrar violentamente como los hicieron en la frontera de México con Guatemala. El presidente Trump advirtió que si lanzan piedras u otros objetos hacia los agentes o el muro fronterizo que ya existe, sus efectivos están autorizados a responder.

El comando militar -desde el Pentágono- informó que enviará todavía más militares lo que en total sumarán 7 mil soldados a lo largo de la zona fronteriza.

Un simpatizante del presidente estadounidense, Jim Phillips, dijo que no tiene nada contra los migrantes pero se quejó de que “es injusto que lleguen inmigrantes ilegales a querer tener los mismos beneficios que alguien que entra al país de manera legal, pagando impuestos y pasando por todo el proceso migratorio que puede llevar meses, como mi esposa que es cubana y me costo cientos de dólares para que fuera residente en EU”.

Por el momento los migrantes que vienen en Caravana se encuentran aún en la Ciudad de México, a más de dos mil kilómetros de distancia de la frontera México - Estados Unidos.




Compartir: