México
Foto: Diego Simón Sánchez/ Cuartoscuro
Cuestione |  Emilio Lozoya busca evitar segunda orden de detención
México
Emilio Lozoya busca evitar segunda orden de detención
Esposa, mama y hermana, en la mira
07 Jul | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
Emilio Lozoya busca evitar segunda orden de detención
Esposa, mama y hermana, en la mira
Jul 07, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), busca por todos los medios impedir que tanto él, como su esposa, su madre y su hermana vayan a prisión, por su presunta colaboración en la transferencia de dinero proveniente de los sobornos de la brasileña Odebrecht. 

Este viernes 5 de julio, el exfuncionario presentó su segundo amparo para evitar que la Fiscalía General de la República (FGR) lo convierta en el primer funcionario detenido y juzgado por Odebrecht en México, el caso de corrupción internacional en el que participaron funcionarios de alto nivel de al menos 10 países, muchos de ellos destituidos actualmente. 

Van contra la familia

La FGR emitió el 5 de julio pasado nuevas órdenes de aprehensión contra Lozoya, pero esta vez incluyó a Marielle Eckes, esposa de Lozoya; Gilda Austin, madre del exdirector de Pemex; Gilda Lozoya, hermana de Emilio; y Nelly Aguilera, empresaria de bienes raíces y amiga de la familia Lozoya.

Marielle Eckes, Gilda Austin y Gilda Lozoya (también empresarias y con relaciones públicas entre la clase política) habrían participado en el trayecto que siguió el dinero de los sobornos que, de acuerdo con distintas investigaciones periodísticas y de organizaciones, presuntamente recibió el exfuncionario de Pemex por parte de la empresa brasileña Odebrecht. 

¿Cuál es el vínculo? Gilda Austin y Gilda Lozoya son beneficiarias de las cuentas bancarias suizas, por las que presuntamente pasó el dinero que Odebrecht entregó para tener contratos en Pemex, a través de otra empresa: Altos Hornos de México (AHMSA). Ese mismo año, el dinero dejó Suiza para comprar dos mansiones en México a nombre de Lozoya (una en la Ciudad de México y la otra en Ixtapa), según documentó Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). 

Tal vez te interese leer: Emilio Lozoya y el trayecto del dinero ilícito (que, aún, no tiene que ver con Odebrecht)

Marielle Eckes es dueña de Yacani, una empresa inmobiliaria que creó junto con Tannia Beatriz López Abud, abogada de AHMSA, según MCCI. Odebrecht y AHMSA se entrecruzan porque ambas empresas traspasaron dinero a cuentas en Suiza que las autoridades vinculan con pagos de sobornos al exdirector de PEMEX.

La empresa de Marielle Eckes, del sector inmobiliario, ahora también es investigada por supuesto lavado de dinero y defraudación fiscal, de acuerdo con MCCI.

A fin de lograr la detención de Lozoya y hasta de sus familiares, la Interpol giró “fichas rojas” para su localización, de acuerdo con un comunicado de la FGR. Sin embargo, su abogado Javier Coello Trejo, dijo a Milenio que agotaría todos los recursos legales a su alcance para evitar la detención ya que, aseguró, las imputaciones son falsas y todo es producto de una persecución.

Y como recordarán, el pasado 10 de junio, Lozoya emitió una carta a la opinión pública en la que explica que si accede a presentarse ante un Juez de Control, se le vincularía a proceso y se le sometería a “prisión preventiva justificada”. Pese a esta nueva orden de aprehensión, Lozoya sigue sin presentarse a comparecer. 

El primer amparo 

El 29 de mayo, la FGR giró la primera orden de aprehensión y cancelación de cuentas bancarias en contra de Lozoya y el dueño de la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira Elizondo, por irregularidades en torno a la compra de una planta de esta empresa por Pemex, en el tiempo en que Lozoya era director de la dependencia. 

Ancira Alonso y Lozoya se ampararon para evitar su detención. El 5 de junio Lozoya obtuvo la suspensión definitiva de la orden de aprehensión por “no tratarse de un delito que amerite prisión preventiva oficiosa”.

Quince días después, la autoridad judicial mexicana también admitió el amparo a favor de Ancira Elizondo para evitar el congelamiento de sus cuentas bancarias, pero sí pisó por más de un mes la cárcel en España, donde radica actualmente. El empresario salió en libertad condicional el 1 de julio, luego de que pagara una fianza de un millón de euros. 

Sin embargo, la organización MCCI reveló recientemente los vínculos entre AHMSA y el caso Odebrecht; además, también se supo que el abogado de Lozoya, Javier Coello, era el defensor legal del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero.

Tras las críticas que esto produjo, la FGR dictó las nuevas órdenes de aprehensión contra Lozoya y, esta vez, contra tres de sus familiares y por los sobornos que presuntamente recibió de la empresa brasileña. 



Compartir: