México
Misael Valtierra / Cuartoscuro
14 encuestas que el INEGI ya no hará
México
14 encuestas que el INEGI ya no hará
¿Por qué es grave?
28 Ene | 2019
Por: Omar González
Muy Cierto
14 encuestas que el INEGI ya no hará
¿Por qué es grave?
Ene 28, 2019
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

En octubre de 2018, antes de asumir la presidencia, Andrés Manuel López Obrador inició operación en todo el país, el “Censo del Bienestar” con más de 20 mil supuestos voluntarios, los cuales recibieron pagos por tres mil 500 pesos, de acuerdo a Gabriel García, coordinador de Programas Integrales de Desarrollo.

Una vez en el poder, la austeridad llegaría a toda la administración (incluidos otros censos).

El afectado esta vez es el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que ante el recorte a su presupuesto -aprobado por la Cámara de Diputados- cancelará 14 encuestas, entre las que se encuentran: el Censo Agropecuario y la Encuesta Nacional de los Hogares.

Al Instituto se le asignó un presupuesto de 12 mil 129 millones de pesos, casi cinco mil millones de pesos menos a los 17 mil millones que el organismo había previsto.

 

Aún cuando el monto asignado es casi 50% mayor al ejercido el año anterior, y es el año que más presupuesto recibe, para 2019 el organismo tiene encargados el Censo de Población y Vivienda 2020 y los Censos Económicos, para los cuales asignó dos mil 813 millones de pesos y dos mil 634 millones, respectivamente.

El ajuste obligará a cancelar o suspender más de una decena de otros proyectos y hacer ajustes en los paquetes de remuneración de los servidores públicos del organismo. De los más de 19 mil empleados de base y de confianza reportados hasta diciembre de 2018, 68 altos funcionarios del INEGI sufrieron la reducción de su salario, más de ocho mil perdieron su seguro de separación individualizada y más de 12 mil se quedaron sin seguros de gastos médicos mayores.

 

¿Qué encuestas se verán afectadas?

Los proyectos afectados que no recibían financiamiento externo son:

-Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA),

-Encuesta Nacional de Gasto en los Hogares (ENGASTO)

-Encuesta Nacional de Consumidores de Sustancias Psicotrópicas (ECOSUO)

-Encuesta Nacional de los Hogares (ENH)

-Encuesta Nacional de Micronegocios (ENAMIN)

-Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL)

-Encuesta Nacional de Trabajo Infantil, y la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO)

 

Mientras que en el caso de las encuestas que sí recibían financiamiento externo y ya no se realizará se encuentra:

-Encuesta Nacional de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED)

-Encuesta Nacional de Uso de las Tecnologías de Información en los Hogares (ENDUTIH)

-Encuesta Nacional Sobre Uso del Tiempo

-Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (ENAID)

-Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE).

 

¿Qué perdemos los ciudadanos?

Lourdes Morales, coordinadora de la Red por la Rendición de Cuentas y profesora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), considera que a pesar de que muchos de los proyectos no son los únicos indicadores disponibles, sí representan información valiosa que permitía conocer el acceso de la población a derechos básicos. De tal forma que el alcance y la evaluación de políticas públicas se ven limitados, con posibilidad de se empiecen a generar programas “a ciegas”.

Resalta que el trabajo realizado por el INEGI, para tener un hilo de medición estandarizado, permitía vincular a distintos indicadores, que ahora ya no será posible en su totalidad.

También destaca que la decisión careció de una explicación -más allá de la austeridad- que justificara la negativa para el presupuesto planteado por el organismo, que acompañado de la aprobación de la ley de salarios máximos, podría poner en riesgo la calidad del Instituto.

 

¿Qué sigue?

Ante ese panorama, Julio Alfonso Santaella Castell, presidente de la Junta de Gobierno del INEGI, no descarta la posibilidad de presentar una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por este ajuste.

De hacerlo se sumaría a las inconformidades del presupuesto 2019 como la que interpuso el Instituto Nacional Electoral (INE).

Y tú, ¿apoyas información más austera? ¿consideras correcto el recorte?



Compartir: