México
México
Arancel al jitomate, una de esas medidas en las que todos pierden
Empleos en México, en riesgo
15 May | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
Arancel al jitomate, una de esas medidas en las que todos pierden
Empleos en México, en riesgo
May 15, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Estaban los tomatitos muy  contentitos…

Desde el pasado 7 de mayo, a los productores mexicanos de jitomate les pusieron un arancel (impuesto sobre un bien o servicio cuando cruza la frontera de un país) del 17.5%, para poder realizar sus exportaciones hacia Estados Unidos, porque no pudieron renovar un acuerdo que suspendió una investigación sobre competencia desleal.

Imaginemos que tú y un vecino venden el mismo producto -digamos, jitomates-, él te da permiso de poner tu puesto en su patio, pero tú comienzas a vender más que él, por lo que te acusa de competencia desleal y decide que va iniciar una investigación. Pero mientras eso pasa, te pide que le pagues un porcentaje más para que sigas vendiendo.

Entonces tú te verás en la necesidad de aumentar el costo de tu producto afectando a la clientela. El problema podría tener solución cuando tu vecino descubra que no eres desleal y entonces te dejará de cobrar ese porcentaje extra.

Volviendo al tema, entonces ¿quién pierde con esta medida arancelaria?

Un informe de la Universidad de Arizona señaló a los consumidores estadounidenses como los principales afectados, al prever aumentos en el costo del jitomate del 38% y que podría llegar al 70%.

¡Y vaya que hay razones de peso! En Estados Unidos, uno de cada dos jitomates que se consumen son producidos en México, recalcó la Secretaría de Economía en un comunicado tras conocer la medida del gobierno de Trump.

Además, la comercialización del producto mexicano en Estados Unidos fue factor para el incremento del consumo de jitomate al pasar de 12 libras -5.4 kilos- a principios de los años 1980, a un promedio de casi 21 libras 9.5 kilos entre 2010-2017, reportó la agencia Associated Press.

En México, más allá de los 350 millones de dólares que implicará el costo anual para los productores, el golpe se lo llevaran los pequeños y medianos exportadores, al no contar con el capital para cubrir los depósitos solicitados.

Otro factor es el riesgo del empleo directo de más de 400 mil trabajadores agrícolas y el millón de empleos adicionales en industrias relacionadas con la cadena de soporte, logística y servicios.

El presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (Caades), Gustavo Rojo Plascencia, dijo que de mantenerse el arancel del 17.5% a la exportación del jitomate a los Estados Unidos, Sinaloa dejará de generar más 85 mil empleos directos e ingresos por más de 400 millones de dólares por la temporada hortícola.

¿De dónde surge el gravamen?

Florida Tomato Exchange” solicitó en agosto del 2012 al Departamento de Comercio de los Estados Unidos suspender el acuerdo bilateral con productores de jitomate y reactivar una investigación “antidumping” por una presunta práctica desleal en el proceso de producción por parte de los mexicanos, pero se logró salvar el obstáculo un año después.

La presión de productores de Florida terminó por lograr su cometido y este año se eliminó el Acuerdo de Suspensión, que funcionaba desde 1996; con ello, el Departamento de Comercio estadounidense (DoC) reactivó la investigación, cuyo fallo se dará a conocer el próximo 19 de septiembre.

“La Comisión de Comercio Internacional de los EU emitirá 45 días después su decisión final de daño a la industria, lo que podría suceder alrededor del 1 de noviembre de 2019. Con ello se definirá, ya sea la aplicación definitiva de impuestos antidumping a la exportación del  jitomate a los Estados Unidos, o bien, se volverá al libre comercio en la relación México-Estados Unidos en este producto”, precisó la Secretaría de Economía.

La importancia de este mercado se centra en que el jitomate es el tercer producto agrícola de exportación de México después de la cerveza y el aguacate. En 2018, este mercado representó cerca de 2 mil millones de dólares.

Florida y el trasfondo electoral

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador, la explicación al arancel se fundamenta en una medida política electoral.

“Hay productores de tomate en una región de EU, ahí se los dejo de tarea porque no me quiero meter en esos asuntos; hay legisladores de esas regiones que tienen sus intereses y entonces presionan, se toman estas medidas de tipo político electoral; por las circunstancias son totalmente injustas y estamos nosotros defendiendo a los productores”, señaló el mandatario en la mañanera del pasado 8 de mayo.

Y el mismo día en que se dio a conocer el arancel al tomate mexicano, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, declaró: “El Departamento de Comercio sigue comprometido en asegurar que las industrias nacionales de EU tienen protección respecto a prácticas comerciales injustas".

En tanto, el vicepresidente del Consejo Nacional Agropecuario de México (CNA), Sergio Esquer señaló, “creo que va a haber presión de parte de productores importantes de EU en materia de granos y otros productos que son conscientes de que esto puede contaminar otras relaciones o acuerdos bilaterales".

¿Habrá más aranceles a otros productos?

Hace más de un año que Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio mexicanos que, sumados a la reciente medida contra el tomate, genera incertidumbre de que algunos productos más se pudiesen sumar a la lista.

Los arándanos, las frambuesas, las fresas y las zarzamoras, los pimientos, las berenjenas y los pepinos son algunos de los alimentos del campo expuestos a un riesgo similar, alertó Esquer.

México prepara aranceles contra EU

La Secretaría de Economía está preparando nuevos niveles arancelarios para algunos productos estadounidenses, informó el 14 de mayo, la titular de la dependencia, Graciela Márquez.

“Estamos en el proceso de preparar una nueva tarifa retaliatoria en nuestra lista de retaliación, pero no estamos en la posición de revelar los nuevos componentes. Lo que puedo decir es que incluirá consideraciones económicas y políticas”.



Compartir: