México
Foto: Cuartoscuro
Armas en México: legales, pero difíciles de conseguir… ¿esa es la solución?
México
Armas en México: legales, pero difíciles de conseguir… ¿esa es la solución?
De manera ilegal existen 1.6 millones
12 Nov | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Armas en México: legales, pero difíciles de conseguir… ¿esa es la solución?
De manera ilegal existen 1.6 millones
Nov 12, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

Ante la inoperancia de tantos gobiernos para cuidarlo, Pedro quiere sentirse protegido en una ciudad insegura y ha decidido comprarse un arma. Pero el camino legal, que implica registrarla ante la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), no es una opción para él, dice. De entrada, solo puede tenerla en su casa. ¿Será esta una solución para México?

La principal obligación de un Estado con sus ciudadanos es la de garantizarles la seguridad, pero eso ha dejado de ocurrir en México, poco a poco, desde hace décadas. Una opción legal contemplada en la Constitución mexicana, para tratar de protegerse, es la de poseer un arma en casa.. Pero nada es tan fácil como parece. Y menos en nuestro país.

“Los trámites que hay que realizar para tener un arma de manera legal, es casi imposible tenerla, y si la logras obtener, el permiso es sólo para tenerla en casa”, dice Pedro, así que ha volteado hacia el mercado negro.

La creciente violencia que se vive en el país ha llevado a amplios sectores de la población a considerar esta opción de defensa por la vía legal… e ilegal.

Una industria a la luz del día

En la clandestinidad es tan sencillo adquirir un arma como si fueran mercancía por catálogo. “¿La quieres con cola o sin cola? Con cola es que ya armaron un desmadre y se han usado en algún asesinato, esas te cuestan más baratas, pero está el riesgo de que pueden ser rastreadas. Por 15 kilos (15 mil pesos) puedes comprar un revólver Smith and Wesson, esos nunca se encasquillan”, explicó un vendedor a Cuestione.

La Sedena calcula que existen un millón 679 mil armas ilegales en México. Es como si toda la población de Quintana Roo (1 millón 600 mil) estuviera armada. Y cada año ingresan al país, en promedio, 200 mil.

“Es una actividad clandestina, no tenemos datos con precisión, pero tomamos un dato que lo da ATF (la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos) de Estados Unidos, que ellos calculan en 200 mil armas al año que ingresan al país”, reconoció el secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval, en la mañanera del 13 de agosto.

Te puede interesar leer: Inseguridad detona venta legal de armas en México

La venta de armas legales

La venta de armas legales también avanza. En el primer semestre de 2019 se vendieron en México: 44 mil 751 armas de diferentes calibres, de acuerdo con la Sedena. Esto representó un aumento de casi 30% en comparación con el mismo periodo de 2018.

Luis Crescencio Sandoval informó que en los últimos diez años las Fuerzas Armadas, las entidades federativas, dependencias de gobierno, empresas y particulares han adquirido 450 mil 625 armas. Y se vienen más.

De acuerdo con El Universal, en 2020 el gobierno federal tiene prevista la compra de nueve mil 256 armas para abastecer a las policías estatales y municipales para robustecer el plan de seguridad nacional.

Estas son las 10 entidades donde se registraron más armas en el trimestre de abril a junio de 2019: 

  1. CDMX, 10 mil 054
  2. Michoacán, 2 mil 571
  3. Jalisco, mil  963
  4. Oaxaca, mil 432
  5. Nuevo León, mil 301
  6. Veracruz, mil 259 
  7. Guerrero, mil 007
  8. Edomex, 989
  9. Tamaulipas, 954
  10. Hidalgo, 858.

El séptimo país más armado

Un reporte elaborado en 2018 por la organización Small Arms Survey, contradice las estimaciones oficiales y la cifra negra, al ubicar a México como el séptimo país con más armas de fuego en manos de civiles de adquisición legal e ilegal, con 16.8 millones.

Quizá te interese consultar: Fuerzas de seguridad han perdido más de 22 mil armas de fuego

¿Qué dice la Constitución?

Establece el derecho a la portación de armas:

“Los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio, para su seguridad y legítima defensa, con excepción de las prohibidas por la Ley Federal y de las reservadas para el uso exclusivo de la Fuerza Armada permanente y los cuerpos de reserva”, dice el artículo 10 de la Constitución Mexicana.

Pero no a cualquier tipo de arma. Para su uso legal, deberán ser reportadas ante la Secretaría de la Defensa Nacional, con la finalidad de que sean inscritas en el Registro Federal de Armas. Sólo se permitirá la portación de armas semiautomáticas de un calibre inferior a .380 (9 milímetros), dice la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos en el artículo 9, fracción I.

Los requisitos que pide el gobierno federal para extender una licencia de arma de fuego son:

- Una carta donde se acredite un modo “honesto para vivir”

- Copia de la Cartilla del Servicio Militar Nacional

- Certificado de no impedimento físico

- Certificado médico-psicológico

- Carta de no antecedentes penales

- Pago de 2 mil 450 pesos vía solicitud electrónica.

La legítima defensa 

Algunos legisladores se han pronunciado a favor de la portación de armas, más allá de lo que permite la Constitución. Ante el Pleno de la Cámara de Diputados, Emilio Manzanilla Téllez, del Partido del Trabajo (PT) llamó abiertamente a la población a armarse ante las condiciones de inseguridad que se viven en el país.

“Todos los hogares mexicanos y en todas las familias debe de existir un arma de fuego para la defensa y en su caso usarla en legítima defensa”, sostuvo Manzanilla Téllez el 9 de octubre, luego de la comparecencia en San Lázaro de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

En 2016, el entonces senador y hoy diputado federal del PAN, José Luis Preciado, presentó una iniciativa para permitir la portación de armas en los autos, comercios y casas, que se mantiene archivada.

“Tenemos derecho a la legítima defensa y si un delincuente se mete a mi casa o va a mi negocio, por lo menos va a saber que del otro lado puede haber alguien que tenga un arma para responder”, explicó Preciado sobre su proyecto de ley.

Derechos violentados de una sociedad lastimada

Fuera de casa, llevar un arma atenta contra el derecho de las personas no armadas, que son víctimas, muchas ocasiones, de criminales disfrazados de civiles.

“Están violando el artículo 161 del Código Penal Federal, donde dice que se necesita licencia especial para portación o venta de las pistolas o revólveres. Además de las leyes administrativas de la materia: los artículos 77 y 78 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos”, señaló a Cuestione el maestro en derecho constitucional, Luis Enrique Pereda.

Más indignante aún está el hecho de que las armas ilegales, procedentes en su mayoría de EU, matan a diario a 34 personas en México, de acuerdo con cifras oficiales.

Salvar la vida de manera ilegal. Podría darse el caso de que una persona use un arma irregular, no registrada ante las autoridades y en defensa propia, lo cual no la libra de cometer un delito.

“Quizá pueda evitar la sanción por lesionar o matar, pero se le aplicará la sanción correspondiente por tener un arma de fuego no registrada o incluso reservada a las fuerzas armadas. Cada delito sigue su propia suerte”, indicó el profesor Luis Enrique Pereda.

El problema es cómo enfrentar el fenómeno creciente de las armas en México, lo mismo las que se adquieren en el mercado negro que de manera legal. ¿Impulsar el derecho a la legítima defensa pasando sobre otros? ¿Armar a la sociedad es la solución?



Compartir: