México
Foto: Isabel Mateos/Cuartoscuro
Cuestione | Así cerró Trump las “puertas abiertas” de México a centroamericanos
México
Así cerró Trump las “puertas abiertas” de México a centroamericanos
Con AMLO bajaron en 18% las deportaciones
12 Jun | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Así cerró Trump las “puertas abiertas” de México a centroamericanos
Con AMLO bajaron en 18% las deportaciones
Jun 12, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

El guatemalteco Benjamín (cuyo nombre fue cambiado a su solicitud) llegó a principios de mayo a la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, Tamaulipas, con miras a cruzar el Río Bravo hacia los Estados Unidos (EU). A pesar de contar con un la condición de refugiado en México, confiesa que se “aventuró” a seguir su camino al norte.

Alcanzar el “sueño americano” se ha convertido en una pesadilla que se llega a prolongar por meses. Primero hay que atravesar más de cuatro mil kilómetros de territorio mexicano, para después esperar el mejor momento y cruzar el Río Bravo hacia el desierto o el Valle del Río Grande de Texas, las principales puertas de entrada a ese estado para los migrantes indocumentados.

A pesar de los peligros, desde octubre de 2018 comenzaron a caminar las “caravanas migrantes”, grupos de centroamericanos –en su mayoría– dispuestos a llegar a EU. Avanzar en grupos grandes es la principal defensa que tienen para evitar ser víctima del crimen organizado en México.

Las caravanas se han convertido en un oleaje de  personas migrantes constante. Tan solo en mayo de 2019, en promedio, cada día fueron detenidos cuatro mil 400 personas por las autoridades estadounidenses en su frontera sur, el mes más alto desde marzo 2006.

Esta marea migrante fue lo que molestó al presidente de EU, Donald Trump, quien puso un ultimátum para que México las frene, o de lo contrario impondría aranceles a las exportaciones de nuestro país.

¿Por qué llegaron olas de migrantes hasta la frontera?

Un año atrás, en la ciudad fronteriza de Tijuana, el entonces candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador resaltó, en un evento el 14 de abril, que no haría el “trabajo sucio” de detener a los “hermanos centroamericanos”.

Sus palabras se tradujeron en una especie de política de puertas abiertas una vez en la Presidencia, como lo confirman las estadísticas: México deportó 22 mil migrantes en el primer trimestre del año, 18% menos que en el mismo periodo de 2018.

Si bien, el pacto entre los dos países fue anunciado como un triunfo, la principal pérdida es la posibilidad de tener una política migratoria más humana, lamentó Édgar Cortez, veterano defensor de los derechos humanos.

La política de puertas abiertas de México también ha tenido efecto en que más migrantes centroamericanos vean en nuestro país una opción de estancia permanente, sin tener que atravesar por los riesgos del camino a Estados Unidos para finalmente ser deportados.

Sin embargo, sin la autorización de refugio, o una visa por razones humanitarias, no es posible trabajar de forma legal en México. Ésta es una de las principales razones por las que las personas deciden continuar su viaje a EU, o regresar a sus países, explicó Alberto Xicoténcatl Carrasco, director de la Casa del Migrante de Saltillo.

Todo cambiará en materia migratoria

El reciente pacto entre México y EU incluye medidas más severas contra la migración. López Obrador desplegará a seis mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur, para detener el paso de migrantes indocumentados.

Además, EU continuará mandando a México a quienes realizan peticiones de refugio en el vecino del norte (como lo ha hecho desde diciembre). Los migrantes esperan del lado mexicano la resolución del gobierno de EU a su solicitud.

No es la primera vez que la frontera norte se llena de migrantes. Entre mayo y agosto de 2016, Tijuana recibió una marea de migrantes haitianos que querían pedir refugio en EU. La lentitud con la que EU procesaba cada caso hizo que hicieran vida en México. Sin embargo, a diferencia de ahora, ellos no eran enviados por el Gobierno de EU a nuestro país, y una vez que su trámite de petición de refugio era recibido, le daban continuidad en EU, no en México.

Con las recientes negociaciones, ¿cuántos serán enviados a México a esperar? Actualmente unos 10 mil solicitantes de asilo en EU esperan resultados de sus trámites en México, pero el número podría subir a 60 mil, de acuerdo con Andrés Ramírez, titular de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados. Aunque, de acuerdo con datos de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EU (ICE, por sus siglas en inglés), entre enero y marzo de este año, recibió 21 mil 215 solicitudes de refugio.

Al respecto, Xicoténcatl Carrasco dijo a Cuestione, que México no cuenta con las condiciones de seguridad para albergar a los migrantes mientras esperan sus trámites de EU.

El primer muerto después del pacto... en México

Este martes 11 de junio, un migrante guatemalteco, de 22 años, murió tras ser detenido en un tramo entre Tapachula y Huehuetán por agentes del Instituto Nacional de Migración. Se dieron cuenta de que el joven no se movía cuando estaba dentro del vehículo de las autoridades. Pese a ser llevado a una clínica, los doctores no pudieron hacer nada para reanimarlo. El caso se encuentra bajo investigación de la Fiscalía de Chiapas.

El pacto entre EU y México también respalda al plan de Desarrollo Integral, lanzado por México en colaboración con los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, con el cual se pretende crear obras de infraestructura que traigan beneficio a la región, además de interconectar a Centroamérica, y fortalecer los sistemas eléctrico y ferroviario.

En total, una inversión conjunta –entre México y los países de Centroamérica– de unos 10 mil millones de dólares al año.

López Obrador ha dicho en varias ocasiones, que los migrantes centroamericanos trabajarán en la construcción del Tren Maya, el cual  promoverá el turismo a través de una ruta que conecte varias ciudades del sur. Sin embargo, el proyecto aún no se encuentra en condiciones de ayudar a migrantes, explicó a Cuestione Guadalupe Correa-Cabrera, profesora de la Universidad de George Mason, en Virginia.

Este lunes, el Canciller Marcelo Ebrard indicó que pasados 45 días, EU revisará los avances de los esfuerzos que México hace en materia de migración. Indicó que se evaluará la firma de un Acuerdo de Tercer País Seguro. De aceptar ambas partes, esto quiere decir que, cualquier peticionario de refugio en EU que haya llegado a través de suelo mexicano, deberá pedir refugio en México y no allá.



Compartir: