México
Foto: Scarlett Lindero
Así son los “obregones” de Layda Sansores
México
Así son los “obregones” de Layda Sansores
¿Se está violando la ley?
12 Dic | 2019
Por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
Así son los “obregones” de Layda Sansores
¿Se está violando la ley?
Dic 12, 2019
por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
Compartir:

Como si se tratara de un juego de Monopoly, pero en la vida real, en el mercado Corpus Christi, en Álvaro Obregón, basta con tener “billetes” que la misma alcaldía fabricó para comprar frutas, verduras y cualquier cosa que encuentres en uno de los 87 locales. 

Foto de los Obregones en el Mercado Corpus Christi : Scarlett Lindero

"Sí hay, sí hay. Aceptamos obregones", dice un letrero a la entrada del mercado Corpus Christi, en la alcaldía Álvaro Obregón. “Ni qué Mamá Lucha ni que nada. Sí hay obregones”, se lee en otro…

¿Pero qué son los obregones? Se trata de los primeros “billetes” creados por un gobierno local en la CDMX, la alcaldía Álvaro Obregón. Comenzaron a circular en octubre de este año. Aunque, aclara José Jacques y Medina, jefe de Oficina de la alcaldía Álvaro Obregón, en entrevista con Cuestione: no son billetes, sino vales respaldados por la alcaldía.

Don Hipólito García, dueño de la tienda de cosméticos “El espejo mágico”, muestra sus 300 obregones, con los que le han ido pagando sus clientes. Los hay de cinco obregones (azules), de 10 (verdes) y 20 (naranjas).

La alcaldía repartió 120 mil pesos, a través de los comités vecinales de cada una de las 18 colonias en donde comenzó la prueba piloto del programa, advierte Jacques y Medina. Los obregones solo son aceptados en comercios de la alcaldía, pues su fin es incentivar el comercio local. 

Existe un banco que cambia los billetes. En este programa piloto, por el momento ese banco es una persona: José Jacques y Medina, quien en su oficina recibe a los vecinos con los obregones y los cambia por pesos, a una paridad (tipo de cambio, por llamarle de alguna manera) de 1 peso = 1 obregón.

“Estamos trabajando y negociando con los comerciantes para tratar de captar todo el comercio local, y eso mejoraría la economía del barrio”, dice Jacques y Medina.

Don Hipólito, quien tiene casi cuatro décadas trabajando en el mismo local, concuerda: “Los vecinos vienen a comprarnos a nosotros en lugar de ir a otras tiendas, como Aurrerá”.

Hipólito García, comerciante. Foto: Scarlett Lindero

Eugenia Rodríguez, vecina de la colonia Corpus Christi, no sabe qué son, sólo ha visto los letreros en los comercios para avisar que “aceptan obregones”, pero no sabe ni cómo funcionan ni dónde conseguirlos. 

Te puede interesar leer: Alcaldías de la CDMX no han recibido casi la mitad de su presupuesto  

El lado oscuro de los obregones

Los obregones –como los billetes– tienen distintas nominaciones: de cinco, 10 y 20 pesos, se puede comprar verdura, pollo, carne, cosméticos, postres, y hasta hacer una recarga de saldo a cualquier compañía telefónica, como lo constató Cuestione en un recorrido por el mercado Corpus Christi.

“Ojalá que a mí me paguen también en obregones”, dice una mujer policía que vigila el mercado. “Yo los vi en las redes sociales, pero no sé cómo funcionan. Se me hacen chistosos”, dice.

Los obregones han causado polémica por su diseño porque originalmente se anunciaron como una “moneda” interna de la alcaldía, lo cual iría contra lo que dice ley de el banco central de México, que dice que corresponde “privativamente” al Banco de México emitir billetes y monedas.

Por eso es que la alcaldesa morenista Layda Sansores dijo que no se trata de monedas, y para “no causar confusión se definió a estos como vales y no como billetes”, según ha dicho en diferentes entrevistas.

Sin embargo, en nuestro país está prohibida la imitación de billetes o monedas y su comercialización sin autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y del Banco de México, de acuerdo con la Ley Monetaria, dice a Cuestione el abogado Luis Enrique Pereda.

La pena para una persona que distribuya, produzca o guarde piezas de papel con tamaño similar o igual de los billetes, será de uno y cinco años de cárcel de acuerdo con el Código Penal Federal, recuerda Pereda.

Para que una moneda tenga validez debe, primero, ser un medio de pago para servicios y productos, debe ser acumulable, debe servir para hacer transacciones de país en país, y –la más importante– debe ser reconocida socialmente, dice a Cuestione David Lozano, economista e investigador del Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM. Por esto, “técnicamente”, según el especialista, el obregón califica como una moneda alternativa.

Y para que una moneda alternativa sea válida debe ser aceptada socialmente por la comunidad en la que está funcionando, por lo que –según Lozano– estos obregones tienen validez si son reconocidos por los colonos de la alcaldía. 

Te puede interesar leer: Una de las tres veces que compras bacalao en CDMX, estás comprando otra casos

Falsificables

Jacques y Medina, también exdiputado del PRD, dijo a Cuestione que aún se encuentran analizando un sistema de seguridad para que no puedan ser falsificados, pues hasta ahora no cuenta con algún tipo de protección. Incluso los comerciantes anotan en el vale –con papel y pluma– los lugares en los que se ha intercambiado.

En la alcaldía Álvaro Obregón hay 750 mil habitantes y 30 mil en las colonias que actualmente contempla este “programa”, aunque hasta ahora sólo unas 800 personas han recibido los obregones vales, explica Jacques y Medina a Cuestione.

Layda Sansores ya anunció que para el otro año espera invertir hasta seis millones de pesos para seguir reproduciendo estos obregones.



Compartir: