México
Foto: Cuartoscuro
Así va el pleito entre la CDMX y las empresas de bicis y scooters
México
Así va el pleito entre la CDMX y las empresas de bicis y scooters
¿Quién gana?
12 Ago | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Así va el pleito entre la CDMX y las empresas de bicis y scooters
¿Quién gana?
Ago 12, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

El 1 de agosto fueron retiradas de la ciudad 105 bicicletas sin anclaje de la empresa china Mobike y 121 monopatines eléctricos (scooters) de la compañía estadounidense Lime.

¿La razón? Que ambas decidieron no pagar el monto que ellas mismas ofrecieron a la CDMX por concepto de contraprestación (el pago que deben hacer para operar durante un año), dijo a Cuestione personal de la Secretaría de Movilidad capitalina (Semovi).

Esta es la más reciente acción de esa dependencia contra las compañías de movilidad, bajo reglas poco claras, de acuerdo con los afectados, además de las difíciles condiciones para operar en la ciudad.

Pero antes, ¿qué son las bicicletas sin anclaje y los monopatines eléctricos? Son vehículos que pueden ser usados desde y hasta cualquier lugar público dentro de las zonas de operación autorizada. Su sistema opera a través de Apps en celulares y recargas electrónicas; ha demostrado ser útil para trasladarse en ciudades de Asia, Europa y Norteamérica.

Te puede interesar: Ese problema llamado scooters

Grabación comprometedora

A finales de julio se dio a conocer la grabación de una conversación entre el titular de la Secretaría de Movilidad, Andrés Lajous Loaeza, y el director de Mobike México, René Ojeda, quien se quejó de que a los autos se les exenta del pago de tenencia, mientras que a ellos se les pretendía cobrar una especie de impuesto.

La contraprestación propuesta para cada bicicleta de la empresa china fue de 1,005 pesos como mínimo  y un máximo de 2 mil 400 pesos. En la grabación, Ojeda lamentó la falta de apoyo del gobierno de la CDMX a este sistema de movilidad.

“Con esa exención de tenencia, podríamos pagar todos los lugares que no podemos pagar el día de hoy, y que estamos centaveando para ver si nos alcanza para veinte lugares dentro de todo el polígono. Ese impuesto que estás poniendo a las bicicletas resulta mayor que la tenencia de un vehículo”, afirmó el director de Mobike México.

A Lajous le molestan las críticas y así responde

En respuesta, Lajous le reprocha que haya compartido en sus redes sociales algunos de los señalamiento de corrupción que se han hecho en su contra, lo que, advierte, podría generarle problemas a su empresa, Mobike.

Has estado retuiteando cosas que me acusan de corrupción, eres el director de una empresa transnacional en México; espero que te tomes en serio ese papel, porque si no, le generas un problema a tu empresa”, dijo Lajous en la grabación difundida por usuarios de redes sociales.

El día del retiro de las bicicletas y los monopatines, René Ojeda publicó en su cuenta de Twitter que se trataba de una venganza personal del secretario de Movilidad, la cual llegó muy pronto. “¿Ya nos sentimos más seguros? ¿Cuántos recursos gastan nuestras autoridades con tal de mantener su autoritarismo?”, agregó en el mensaje del 1 de agosto.

Sin certeza jurídica 

Por su parte, la empresa estadounidense Lime aclaró que decidió no pagar los 7 mil 200 pesos que le exigieron por cada una de sus mil 750 unidades, “al no existir certeza jurídica” en el proceso de regulación de los monopatines eléctricos.

Quizá te quieras leer: Transporte en la CDMX, una pesadilla

“En ningún otra de las 150 ciudades de los 25 países en los que Lime tiene operaciones, se utilizan mecanismos, criterios y prácticas de esta índole para asignar patines. La práctica común es el establecimiento de mesas técnicas con expertos, empresas, vecinos, usuarios y autoridades para discutir y definir el contenido idóneo para cada ciudad”, afirmó la empresa en un boletin fechado el 6 de agosto.

La coartada de Semovi

La Secretaría de Movilidad capitalina informó que notificó a Mobike sobre el retiro de sus unidades el 12 y 23 de julio y a Lime el día 25. Es decir, la decisión se habría tomado antes de que se difundiera el audio de la discusión entre Lajous y Ojeda.

El 13 de agosto, la dependencia publicó un comunicado en el que anunció que las bicicletas de Mobike dejarían de operar en la Ciudad de México. Su lugar lo ocuparían dos nuevas empresas de bicicletas sin anclaje: Jump y Dezba.

Sobre los señalamientos de Lime, la Semovi afirmó que existen cinco amparos por parte de empresas en operación. “En ninguno de ellos se ha otorgado una suspensión definitiva, lo que sienta precedente de que el proceso es legal y da certeza jurídica a los participantes”, sentenció.

Empresa suspende servicio por robo de scooters

A finales de julio, la empresa de monopatines eléctricos Grin anunció que dejaría de operar temporalmente por el robo de sus unidades, lo cual representaba “el mayor reto” que enfrenta en la CDMX.

La decisión se tomó luego de que tres hombres fueran detenidos cuando pretendían robar un scooter el pasado 27 de julio. Al revisarlos, la policía les halló otros siete monopatines.

La dependencia a cargo de Andrés Lajous difundió una tarjeta informativa, el 30 de julio, donde indicó que el cese de operaciones de Grin se debió a un “ajuste operativo de la empresa, el cual deberá quedar soslayado en los próximos días”.

Seguridad, responsabilidad de las empresas. 

Posteriormente, la Semovi se dijo enterada de “las implementaciones operativas que está haciendo Grin para desalentar este fenómeno", refiriéndose al robo de monopatines.

Además, señaló que trabajaba con la empresa para el esclarecimiento de los hechos. El 10 de agosto, Excélsior publicó que scooters robados “y sin bloqueo” eran ofrecidos en Facebook desde mil 500 y hasta 3 mil pesos.

Estos son ejemplos de la relación que mantiene la Semovi con los empresarios de movilidad en la CDMX, que no se da precisamente en los mejores términos. El problema es: ¿alguien piensa en los usuarios?



Compartir: