México
Cuartoscuro.com
Aumentan más de 400% el precio de mascarillas N95 y cubrebocas
México
Aumentan más de 400% el precio de mascarillas N95 y cubrebocas
Peligro de desabasto
18 Abr | 2020
Por: Raquel Prior
Muy Cierto
Aumentan más de 400% el precio de mascarillas N95 y cubrebocas
Peligro de desabasto
Abr 18, 2020
por: Raquel Prior
Muy Cierto
Compartir:

“Busco proveedores de cubrebocas y  mascarillas N95”. “Se venden cubrebocas con diferentes diseños”. “Tengo un millar de cubrebocas para entrega inmediata”. Estas son algunas de las ofertas que se publican en redes sociales, principalmente Facebook, de mercancía hasta cinco veces más cara que antes de la pandemia. 

En muchas las farmacias ya no tienen cubrebocas (como constató Cuestione en un recorrido). Peo en redes sociales, la oferta es variada: hay desde los hechos en casa (de una sola capa, sin ningún tipo de certificación), hasta los N95, que son los que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el uso del personal médico. Con sobreprecios que van desde 109% hasta 402% en cubrebocas desechables y de 50% hasta 425% en mascarillas N95.

Te puede interesar: Así es como la sociedad mexicana se está organizando para enfrentar el COVID-19

Las redes sociales se han convertido en el mercado negro de estos y otros artículos sanitarios, como gel antibacterial y guantes. Los cubrebocas desechables, que antes de la pandemia se vendían en 23.99 pesos por un paquete de 10 piezas (2.39 por pieza) en supermercados y farmacias, ahora se ofrecen entre cinco y 12 pesos por pieza.

 

Vanesa comenzó a vender los respiradores o mascarillas N95 a 279 pesos (194% por encima del precio original), en el grupo de Facebook de su colonia. “Estos son los que están manejando en los hospitales los enfermeros y los médicos. Al parecer casi no hay cubrebocas N95, pero eso a nosotros no nos corresponde. Debemos protegernos lo mejor posible, eso es lo importante”, respondió cuando se le preguntó sobre la escasez del producto. 

Al igual que Vanesa, más personas ponen en venta las mascarillas N95, y los precios que manejan son de 120 a 249 pesos la pieza, cuando el precio antes de la pandemia era de 70 a 95 pesos. 

 

Cuestione consultó a los 11 distribuidores en el país de los cubrebocas N95, fabricados por la empresa 3M. Aunque algunos no respondieron en atención al cliente, Safety Depot explicó que: “Antes de que se detectara el primer caso de coronavirus, el precio del cubrebocas N95 era aproximadamente de 70 pesos, después subió a 105 pesos”. Es decir, 50% más (35 pesos).

Los precios del cubrebocas N95 también han aumentado en plataformas como Amazon, donde el costo va de 220 hasta 303 pesos; o Mercado Libre, entre 200 a 499 pesos, 425% más caro que antes. Mientras que en Ebay se han organizado subastas por el mismo tipo de cubrebocas, que empiezan en 91 pesos y van aumentando hasta colocarse en 215 pesos o más. 

Incluso, la pandemia ha puesto creativos a algunos vendedores que aprovechan las plataformas de e-commerce para vender productos como mascarillas para perros, sombreros con careta integrada y hasta mascarillas para suministrar aire, con precios que van desde los 356 pesos hasta más de 32 mil. 

Además, han surgido personas que están fabricando cubrebocas para venderlos, aunque antes trabajaban en otra cosa. En la mayoría de los casos los productos son reutilizables y su precio va entre los 100 y 140 pesos

Cuidado con la calidad y certificación

Los cubrebocas y mascarillas N95, así como los demás insumos médicos, deben estar certificados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), sin embargo, es muy difícil saber si los vendedores en redes sociales o plataformas como Amazon y Mercado Libre, entre otros, cuentan con la autorización para venderlos. 

La calidad también es un factor indispensable para la adquisición de estos productos. Al comprar a través de redes y en plataformas como Ebay, no puedes asegurar que el producto sea auténtico o que lo mantengan bajo condiciones higiénicas adecuadas. 

La OMS exhorta a no acaparar ni hacer uso indebido del equipo de protección personal, y en su lugar pide que cuidemos a los trabajadores sanitarios al no provocar escasez del equipo necesario para realizar su trabajo enfrentando al COVID-19. 

Para saber más: Pasantes de medicina, sin equipo de protección y bajo amenaza de desempleo

Como medida para evitar el desabasto de cubrebocas, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impondrá sanciones económicas que llegarán hasta los tres millones de pesos, cierre de negocio e incluso aseguramiento de mercancía, en casos de aumento injustificado de precios. También ha invitado a que los propios ciudadanos fabriquen sus cubrebocas

¿Y por qué el furor por los cubrebocas?

Durante la cuarentena las personas pueden sentir ansiedad y miedo por la incertidumbre que el COVID-19 trajo consigo, el exceso de noticias e información puede agravar este sentimiento, ocasionando que la gente reaccione de diferentes maneras. Una de ellas son las compras de pánico. 

“Hay personas a las que quedarse en casa y lavarse las manos constantemente no les parece una medida suficiente para protegerse, esto hace que haya compras de productos que no necesariamente nos van a proteger, pero que pueden dar una sensación de control sobre nuestras acciones”, explica Claudia Rafful, académica de la Facultad de Psicología.

Rafful asegura que “la información acerca de la protección de las mascarillas N95 sigue siendo incierta; definitivamente protegen, pero los recursos son pocos y por eso se le pide a la población que no las usen si no son profesionales de la salud en contacto directo con pacientes. Respecto a los cubrebocas de tela, la evidencia no es suficiente para decir si protegen o no”. 

El uso de cubrebocas puede ser importante para prevenir un posible contagio, sin embargo, recuerda que los respiradores N95 son para uso del personal médico ya que ellos son la primera línea de combate contra el COVID-19; el acaparar estos productos puede producir un desabasto.



Compartir: