México
Foto: Armando Monroy/ Cuartoscuro
Cuestione | Cárteles chilangos disparan homicidios
México
Cárteles chilangos disparan homicidios
Aumentan 80% las muertes violentas en 2019
28 Feb | 2019
Por: Roger Vela
Muy Cierto
Cárteles chilangos disparan homicidios
Aumentan 80% las muertes violentas en 2019
Feb 28, 2019
por: Roger Vela
Muy Cierto
Compartir:

Kevin –a quien se le cambió el nombre para garantizar su seguridad– maneja varias narcotienditas de la ciudad. Su producto: cocaína. A los dealers –vendedores de droga– se las vende en 380 pesos el gramo (con 80-90% de pureza), que a su vez la “cocinarán” (mezclar con otras sustancias para hacer aumentar sus utilidades) y de ahí saldrá la ganancia.

En un solo punto de venta, Kevin llega a obtener unos 400 mil pesos al mes. Para defender su negocio y mantenerlo a flote durante 11 años, dice que ha matado por cuenta propia a seis personas —deudores, peleas o traiciones— y a 15 por encargo de sus jefes –capos de un cártel local del que no dio nombre–, varios de esos asesinatos los cometió con uno de sus colegas. Otras veces se ha librado de la muerte.

Los asesinatos a manos de Kevin solo son una gota de agua en medio del mar de ejecuciones que sufre la Ciudad de México desde 2015, año en que los homicidios tiñeron de rojo las estadísticas capitalinas.

A partir de ese año, los homicidios dolosos en la Ciudad de México comenzaron una escalada que no ha parado. Las imágenes de los asesinatos salieron de las notas rojas –como casos aislados– a las secciones de Ciudad, a pesar de que las autoridades capitalinas se empeñaron durante tres años en negar la existencia de cárteles en la metrópoli.

En 2015 fueron asesinadas 798 personas, con el paso de los años, la cifra fue en aumento y en 2018, el número de homicidios dolosos escaló hasta los mil 224. Es decir, en tan sólo tres años los homicidios aumentaron 53.5% en la Ciudad de México, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

El año pasado las cinco alcaldías con más asesinatos fueron Iztapalapa, Gustavo A. Madero (GAM), Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Tlalpan; en esas cinco demarcaciones se cometieron casi siete de cada 10 homicidios.

Los números en este año tampoco son alentadores. Datos de la Procuraduría de Justicia de la ciudad señalan que en enero de 2019 se registraron 143 homicidios dolosos, lo que representa un incremento de casi el 80%, respecto al mismo mes del año pasado, cuando se registraron 80 asesinatos.

Además, la actual procuradora, Ernestina Godoy, aseguró hace unos días que la administración anterior –de Miguel Ángel Mancera– había manipulado las cifras delictivas para tener un menor registro de delitos de alto impacto, por lo que la cifra de homicidios podría ser aún mayor: "(Hay) alrededor de 55 homicidios que no se reportaron como tal, sino que se iniciaron por denuncia de hechos, pero tenemos otros casos que podrían ser más escandalosos, como el tema de violación, (que) lo tienen como denuncia de hechos, luego lo pasaron como abuso, hostigamiento; estamos haciendo ese análisis", dijo.

Cuestione solicitó entrevista con la vocería de la PGJCDMX, sin que al momento de la publicación de este reportaje haya obtenido respuesta.

Aunque en las cifras también se incluyen los homicidios de la delincuencia común —como aquellos ocurridos durante asaltos a mano armada—, las alcaldías más violentas coinciden con las más disputadas entre los cárteles.

Pero ¿qué territorios han conquistado en la ciudad? La Unión Tepito tiene fuerte presencia en la Cuauhtémoc, GAM, Venustiano Carranza, Iztacalco, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Azcapotzalco. El Cartel de Tláhuac opera en Iztapalapa, Tláhuac, Xochimilco, Milpa Alta y Coyoacán.

Mientras que Los Rodolfos –una célula criminal que trabajó con el Cártel de Tláhuac– mantienen influencia en Xochimilco, Iztapalapa, Tláhuac, Magdalena Contreras, Coyoacán, Tlalpan, Milpa Alta, Cuajimalpa y Álvaro Obregón. Por su parte, la Fuerza Anti Unión tiene presencia en la Cuauhtémoc, Iztapalapa y Tláhuac.

Kevin asegura que cárteles más grandes, como el de Sinaloa, el Jalisco Nueva Generación, o la misma policía, los abastece de armas para la guerra. Pero espera que los enfrentamientos entre los grupos que se disputan la CDMX acaben pronto.

Cada inicio de año, líderes de los cárteles chilangos se reúnen con las autoridades para definir qué zonas trabajarán cada grupo, así como quiénes son sus distribuidores: “A eso se les llama darlos de alta”, dice.

“A nadie le conviene una guerra que deja muchos muertos en las calles y bastantes pérdidas económicas para nosotros”.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, explica que los territorios en disputa entre los cárteles de la droga se controlan con la violencia: “El reacomodo de fuerzas de las bandas de crimen organizado genera descomposición, que se maneja a través de la violencia. Pero también la delincuencia común que agrede con armas de fuego se ha convertido en un factor que ha venido a modificar el mapa criminal”.

Narcochilangos

El narcotráfico chilango no sólo se ha enquistado en las barrios populares, sus tentáculos abarcan zonas de lujo. Estas son algunas de las balaceras, operativos, narcomantas, narcolaboratorios o detenciones, que muestran la presencia en la CDMX de las organizaciones delictivas locales y de algunos integrantes de cárteles nacionales en los últimos dos años.

El Pistache, líder de la Unión, fue detenido a finales de 2018 en el lujoso complejo High Park, en Santa Fe.

En la colonia Anzures –donde los inmuebles se venden en 40 mil pesos por metro cuadrado– de la alcaldía Miguel Hidalgo fue capturado Dámaso López El Licenciado, miembro de la cúpula del Cártel de Sinaloa, en 2017.

A la lista se suman otros capos, en años previos, como Sandra Ávila Beltrán La Reina del Pacífico, detenida en San Jerónimo,  y Vicente Zambada Niebla, en Jardines del Pedregal, mientras que Vicente Carrillo Leyva fue capturado en Bosques de las Lomas.

Más allá de las detenciones, la droga se sigue moviendo en la ciudad. Las investigaciones por narcomenudeo crecieron 127% en el último año, al pasar de dos mil 625 carpetas de investigación iniciadas por ese delito en 2017 a cinco mil 971 carpetas en 2018, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Durante el año pasado se abrieron más de 16 carpetas por narcomenudeo al día.

Mireya Gómez Ríos, fiscal Central de Investigación para la Atención al Delito de Narcomenudeo en la ciudad, declaró que a pesar de no tener un censo de narcotienditas, entre 2012 y mediados de 2018 habían asegurado 403 domicilios en los que vendían drogas: 88 en la GAM, 84 en Cuauhtémoc y 57 en Iztapalapa.



Compartir: