México
Foto: Rodolfo Angulo/Cuartoscuro
Cientos de víctimas, pero la FGR solo investiga 3 casos de pederastia de sacerdotes
México
Cientos de víctimas, pero la FGR solo investiga 3 casos de pederastia de sacerdotes
¿Están encubriendo a alguien?
30 Abr | 2019
Por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
Cientos de víctimas, pero la FGR solo investiga 3 casos de pederastia de sacerdotes
¿Están encubriendo a alguien?
Abr 30, 2019
por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
Compartir:

Carlos, de 17 años (su nombre real ha sido cambiado para proteger su identidad), iba diariamente a la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, en San Luis Potosí, para ayudar al sacerdote Eduardo Córdova a preparar la misa, pero un día no quiso regresar más.

Era 2004 y su madre no entendía porqué. De un día a otro, su hijo despreciaba al padre Eduardo, quien le había dado empleo a ella y a sus dos hijos.

Tuvieron que pasar cinco años, desde que su madre comenzó a trabajar con el sacerdote, para descubrir que Carlos era uno de los tantos niños que habían sido violados por el cura.

Eduardo Córdova Bautista, hoy prófugo de la justicia y buscado por la Interpol en 194 países, es acusado de pederastia por el caso del joven de 17 años y 100 casos de agresión sexual, que sucedieron a lo largo de una década (1994-2014).

“¿Cómo un sacerdote podría llegar a hacer tanto daño? ¿Cómo pudo burlarse de nuestra confianza, de nuestra fe?”, escribió la madre de Eduardo, en una carta que mandó a la arquidiócesis de San Luis Potosí, en 2004, para denunciar al párroco y que fue proporcionada a Cuestione.

La pederastia (abuso sexual infantil) está tipificada como delito grave en el artículo 209 Bis del Código Penal Federal y se castiga con hasta 18 años de prisión.

La Arquidiócesis de México informó este año que 152 sacerdotes han sido suspendidos, sospechosos de pederastia, y dijo que las autoridades se encargarían de investigarlos. Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) sólo tiene tres carpetas de investigación por ese delito, cometido por sacerdotes, según respondió la dependencia a Cuestione, vía transparencia.

*Folio de la solicitud de transparencia: 0001700112719

El exsacedrote Alberto Athié, también activista en contra de la pederastia clerical, asegura que podrían ser más las víctimas: “Estos casos son los que conocemos por la Arquidiócesis, pero ¿qué hay detrás de cada pederasta? Cada uno tiene denuncias por casos de 50 y hasta 100 niños, ¿qué ha pasado con cada uno de ellos?”, dice a Cuestione.

De acuerdo con Athié, muchas de las víctimas de pederastia no presentan denuncias formales porque “son creyentes, les duele denunciar al supuesto sacerdote, tienen miedo”. Para el exsacerdote, existen dos niveles de delito: los que abusan de los niños y niñas y los que encubren a los curas pederastas: “México es el país de las complicidades en donde el Estado y la iglesia por igual encubren a los abusadores”.

La batalla de Athié

Alberto Athié presentó hace un año un amparo para conocer el expediente de investigación en contra del cardenal Norberto Rivera, por presunto encubrimiento de más de 12 curas pederastas, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) impidió el acceso.

Antes de dar esta batalla contra Rivera Carrera –quien llegó a ser el más poderoso de los cardenales mexicanos, al hacerse cargo de la Arquidiócesis de la capital–, Athié se hizo famoso por colgar sus hábitos justo antes de denunciar públicamente al cura Marcial Maciel, líder de la congregación católica de los Legionarios de Cristo, quien abusó sexualmente de decenas de menores y fue encubierto por la iglesia por más de 30 años.

Desde entonces, Athié se ha dedicado a denunciar los casos de los clérigos que han abusado de menores de edad.

Vaticano reconoce la pederastia

Las cifras de los sacerdotes pederastas aceptadas por la Arquidiócesis mexicana se dieron en el mismo mes en el que el Vaticano realizó una cumbre “histórica” en la cual anunció –por primera vez– una veintena de propuestas para acabar con la pederastia a nivel mundial (datos de la organización ECA Global, aseguran que hay más de 100 mil víctimas en todo el mundo).

Entre las recomendaciones que el Papa Francisco presentó ante decenas de sacerdotes en Roma, está la creación de un protocolo para que las autoridades católicas actúen ante una denuncia por pederastia, informar a las autoridades sobre los casos y acompañar a las víctimas, sin embargo, Athié dice que no es suficiente, pues habría que conocer los nombres de los acusados y sentenciarlos.

¿Y en qué van los casos, entonces?

Según dijo a Cuestione Marilú Esponda, responsable del área de Comunicación Social de la arquidiócesis, de los más de 152 casos reportados, 10 ya se encuentran en investigación por parte de las autoridades, aunque la Fiscalía, solo tiene abiertas tres carpetas de investigación.

¿Las autoridades atraerán todos los casos? ¿Quién los investiga?



Compartir: