México
Foto: Diego Simón Sánchez/ Cuartoscuro
Cuestione | Cómo sobrevivir al Guadalupe-Reyes
México
Cómo sobrevivir al Guadalupe-Reyes
Pagar deudas, principal uso del aguinaldo
18 Dic | 2018
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Cómo sobrevivir al Guadalupe-Reyes
Pagar deudas, principal uso del aguinaldo
Dic 18, 2018
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

El llamado maratón Guadalupe-Reyes es conocido por ser una época del año en la que los intercambios abundan y los ahorros podrían esfumarse. Las tiendas se abarrotan de personas y los sonidos de las cajas registradoras crean ritmos incesantes, cuando se corre en la búsqueda del regalo perfecto.

La Navidad cambia el comportamiento de los consumidores y, también, sus bolsillos. ¿Cómo se gastan el dinero la clase media mexicana?

Una persona que participa lo menos posible en las fiestas decembrinas gastará este año al menos 2 mil 442 pesos, de acuerdo con un datos de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canacope).

En adornos se estima un gasto de 793 pesos (198 pesos por cada integrante de una familia de cuatro), en convivios y brindis de trabajo 470 pesos; en la cena navideña 380 pesos por integrante de familia; en regalos para Navidad 400 pesos; en los intercambios alrededor de 250 pesos; y en la cena de fin de año 399 pesos en restaurante y 345 pesos en casa (por persona).  

Sin embargo, los gastos pueden aumentar de forma considerable en cada caso. Héctor Salvador Barajas, quien trabaja en un Tribunal de Justicia, pretende gastar 15 mil pesos. Cuando se le pregunta a Barajas, si piensa que sufrirá la cuesta de enero, éste contesta: “Seguramente, pero sólo se vive una vez”.

Intercambios, las dos caras de la moneda

Diversos oficinistas comentaron que los intercambios son parte de las dinámicas de sus trabajos.  

Ana Garduño es empleada del Gobierno federal. Ella ya realizó un intercambio con sus compañeros y el precio de los obsequios debían ser accesibles por lo que acordaron que el costo no debería rebasar los 300 pesos. “Aquí somos como muy serios. Este tipo de momentos sirven para que nos llevemos mejor. Yo soy de las promotoras”.

Por su parte, Barajas expuso que se sintió obligado a participar del intercambio de las ocho personas de su oficina.  

“Se pactó un precio de 500 pesos y se acordó que fueran suéteres. Fui a la tienda Lefties y me parece que no había descuento. Compré dos. Uno de 300 y otro de 200. No creo que tenga otro evento, no soy mucho de intercambios. Si me nace regalar algo, lo hago”, sentenció.

El 87% de los mexicanos mantiene el hábito de hacer sus compras en las tiendas departamentales, reportó un estudio de Deloitte- que señaló que la distribución del gasto cambió con relación al 2017-.

Una posada de la clase media (quienes ganan entre 400 y 700 pesos diarios)  oscilaba en 2017 entre 500 y mil 500 pesos, de acuerdo con el investigador David Lozano Tovar, del Centro de Análisis multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  Este año oscila entre los 800 y dos mil 900 pesos. “En comparación al año pasado, las posadas, este 2018, ya son financiados en 60% por tarjeta de crédito, el año pasado era de 40%”.   

Se desinfla el ‘Buen Fin’.

“Yo soy mucho de observar precios. Justo antes de que sea el Buen Fin, todo está ligeramente más barato. Cuando se empieza a acercar El Buen Fin (primera quincena de noviembre) se empieza a hacer todo más caro. Y a partir de ahí así se queda”, dijo Gloria Melgoza, actuaria en una empresa de análisis de riesgos.

A diferencia del Black Friday (Viernes Negro) en Estados Unidos, en México la promoción de compras de El Buen Fin no conlleva una rebaja real de los precios, dijo Lozano Tovar.  

Menos empresas participaron este año en la iniciativa: 55.2% de los establecimientos comerciales fueron parte de la promoción el pasado noviembre, 4.5% menos que en el 2017, refirió el Instituto Nacional de Geografía y Estadística.   

¿Cuánto cuesta una cena navideña?

“Una tercera parte la pone mi papá y mis hermanos, pero en conjunto mandamos a hacer el pavo. Mis cuñadas hacen pasta y ensalada”, afirmó Ana.

Comer en restaurantes puede ser más barato para algunas familias. Mientras que el precio estimado de una cena navideña estará en mil 250 pesos (según la Canacope), en casa de Garduño rondará los dos mil 500 pesos.

“De las cuatro fechas importantes (Aniversario de la Virgen de Guadalupe, Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes), la más importante es la de Guadalupe, porque es una cuestión de identidad nacional, pero es a la que menos le meten dinero los mexicanos” agregó Lozano.

El aguinaldo comprometido

La cuesta de enero no sólo son causadas por la falta de previsión en la sociedad, sino derivado de un cambio en el comportamiento del gasto de las clases medias, explicó Lozano.

“En los últimos dos años ya viví por mi cuenta, entonces he aprendido a ir planeando los gastos. Ya no entro en esa dinámica de la cuesta de enero como antes”, dijo Garduño.

Entre 2016 y 2018, el uso del aguinaldo para pagar tarjetas de crédito ascendió de 30% a 40%; para el pago de servicios disminuyó del 20% a 10%; en tanto que la compra de alimentos se mantuvo igual, 40%, de acuerdo con datos del balance sobre las prestaciones de aguinaldo y de fin de año para los mexicanos en los que Lozano colabora.

“Muchos de los alimentos, la gente los compra con tarjeta de crédito. Al final del año, como van arrastrando todo el remanente, pues ahora se pagan con el aguinaldo”.

A diferencia de los países desarrollados, el uso del crédito en México es para atender necesidades de uso inmediato y no de mediano plazo. “Esto tiene que ver por los bajos salarios que hay en el país”, concluyó.

Un uso sano de una tarjeta de crédito no debe de pasar del 30% del ingreso total, consideró el profesor.



Compartir: