México
Foto: Cuartoscuro
COVID-19: redes sociales se movilizan contra las noticias falsas
México
COVID-19: redes sociales se movilizan contra las noticias falsas
¿Será suficiente?
23 Mar | 2020
Por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
COVID-19: redes sociales se movilizan contra las noticias falsas
¿Será suficiente?
Mar 23, 2020
por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
Compartir:

La pandemia de COVID-19 ha desatado una crisis de desinformación que va desde remedios caseros -a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que no existe una cura- hasta periodistas que anuncian fallecimientos sin confirmaciones oficiales.

Las redes sociales revolucionaron la comunicación porque permitieron que cualquier persona tuviera voz, sin embargo, ante escenarios como este, ahora buscan regular la información que se comparte en sus plataformas.

¿En qué consisten estas medidas? ¿Serán suficientes para evitar que se sigan compartiendo noticias falsas?

Ante la ola de desinformación sobre la pandemia del COVID-19,  Facebook, Google, Twitter, Microsoft y Reddit publicaron el 17 de marzo un comunicado en conjunto, en el cual se comprometieron a trabajar unidos para eliminar la información falsa que ha generado tanto pánico como irresponsabilidad.

En este contexto, dicen, “ayudamos a millones de personas a mantenerse conectadas, al mismo tiempo que combatimos juntos el fraude y la desinformación sobre el virus”.

Según el mismo documento, estas redes sociales le darán prioridad al contenido autorizado de organismos oficiales y compartirán actualizaciones en coordinación con agencias gubernamentales de atención médica de todo el mundo.

En cuanto a Whatsapp, igual que otros servicios de mensajería entre personas, el cifrado hace imposible la moderación de contenido.

Te recomendamos: Así controlan la información los países más autoritarios del mundo

¿Cómo combate Facebook las noticias falsas?

Facebook anunció desde 2017 que se enfocaría en identificar mejor las noticias falsas, limitar su propagación y evitar que fueran rentables, es decir, que generaran ganancias a sus creadores.

Con estas acciones se esperaba que gracias a la detección de fake news se desarrollara un aprendizaje automático para ayudar a su personal a detectar fraudes con mayor velocidad.

La red, propiedad de Mark Zuckerberg, también se comprometió a construir nuevos productos y apoyar a las personas a tomar decisiones mejor informadas.

Ahora, ante la crisis de desinformación por la pandemia de COVID-2019, Facebook declaró una vez más que está tomando medidas para asegurarse de que todos “tengan acceso a información precisa, detener la información errónea y el contenido dañino, así como apoyar a expertos en salud global, gobiernos locales, empresas y comunidades”.

En este anuncio, además, aceptan que la cantidad de anuncios los rebasa: “nuestra capacidad para revisar contenido nuevo ahora es limitada, no podremos aprobar todo el contenido para monetización”.

Y agregan: “A medida que esta situación continúa evolucionando, es posible que necesitemos realizar más cambios en nuestros sistemas. Mientras trabajamos para minimizar las interrupciones para las empresas y los socios, inevitablemente cometeremos errores”.

Te puede interesar: AMLO, Trump y Bolsonaro: enemigos de la prensa crítica

¿Y Twitter, qué dice?

Esta red social también anunció acciones al respecto el 4 de marzo. Declararon estar enfocados en su función de búsqueda para asegurarse de que cuando los usuarios busquen información sobre COVID-19, se encuentre contenido creíble y autorizado.

“Monitoreamos constantemente la conversación (entre usuarios), para asegurarnos de que las palabras clave, incluidas las faltas de ortografía comunes, también generen el mensaje de búsqueda” dice el desplegado. 

Además, para contrarrestar la desinformación, Twitter declaró que le otorgó crédito a organizaciones sin fines de lucro para que creen anuncios, y así garantizar que puedan generar campañas para verificar los hechos y ofrecer información para el público más amplio posible.

“Por ejemplo, como parte de la Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN / @factchecknet), hemos apoyado a la organización española @maldita_es y @malditobulo , que se enfoca en mitigar el impacto de la desinformación en el discurso público, a través de técnicas de verificación de hechos y periodismo de datos”, aseguró Twitter.

Te va a interesar: Sheinbaum dice que marcharon 80 mil personas el 8M pero tenemos otros datos

¿Esto será suficiente?

Cuestione platicó con Vladimir Cortés, Oficial del Programa de Derechos Digitales de Artículo 19, una organización que defiende la libertad de expresión y el acceso a la información de todas las personas.

Para Cortés, eliminar las noticias falsas no solamente atenta contra la libertad de expresión, si no que es imposible, ya que evolucionan con cada nueva medida para contrarrestarlas. “La manipulación ya es a nivel de video, inteligencia artificial y algoritmos”, señaló.

Por otro lado, según el especialista, algunas notas son censuradas en redes sociales sin ser necesariamente falsas, “hemos detectado fallas en los servicios de fact checking de las redes sociales, particularmente Facebook”.

De acuerdo con Cortés, algunos artículos se consideran automáticamente falsos por un dedazo o una cifra equivocada, “entonces también hay que ser cuidadosos con algunos sistemas de fact checking, que puedan tener ese sistema automatizado de noticias falsas”.

¿Entonces cuál es la solución? 

Vladimir Cortés acepta que cualquiera puede caer en una noticia falsa, sin embargo, aconseja que “analicemos y revisemos con cuidado, para no estar replicando de manera automática. Revisar con detalle”.

Además, para Cortés, una manera de contrarrestar las noticias falsas es la verificación. De manera social, al darle más difusión a los verificadores de datos o servicios que tengan como objetivo la alfabetización digital y eliminar la brecha de información.

Pero, de acuerdo con Cortés, también podemos contrarrestar la desinformación de manera individual, verificando por nuestra cuenta. 

En este sentido, la reportera Juliana Gragnani de BBC, aconseja seguir estos nueve pasos antes de compartir una noticia que te haya emocionado o indignado.

- Lee la noticia entera, no solo el titular. 

- Averigua la fuente. ¿Tiene autor?, ¿hace referencia a otro medio de comunicación? Checa qué otras noticias han publicado.

- Busca el titular en Google. Si es verdadera, seguramente ya publicó un medio confiable. 

- Busca los datos que se citan

- Verifica el contexto. Tan solo con que la fecha sea distinta su importancia podría ser distinta.

- Pregúntale a quien te mandó la noticia de quién la recibió. 

- Si es una imagen, comprueba si otros sitios la reprodujeron. “Puedes hacer una búsqueda "inversa" de imágenes (...) Guarda la foto en la computadora y súbela en https://images.google.com/ o en https://reverse.photos/

- Si es un audio o video, busca en Google algunas frases clave que hayas escuchado y agrega  “Whatsapp”.

- Piensa en números. “¿La noticia cita cifras de investigaciones o de otros datos? Búscalos para ver si tiene sentido”.

Las redes sociales tienen una gran tarea por delante pero, igual que sucede cuando platicamos  en casa o la oficina, hay que tener cuidado con la información que compartimos en redes y pensar en las consecuencias que podría tener si alguien se lo toma en serio.



Compartir: