México
Cuartoscuro.com
Crecen llamadas de emergencia por violencia contra las mujeres
México
Crecen llamadas de emergencia por violencia contra las mujeres
Los otros datos que desmienten a AMLO
20 May | 2020
Por: Carolina Ruiz
Muy Cierto
Crecen llamadas de emergencia por violencia contra las mujeres
Los otros datos que desmienten a AMLO
May 20, 2020
por: Carolina Ruiz
Muy Cierto
Compartir:

El 15 de mayo Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia matutina que la violencia contra las mujeres no había aumentado durante el periodo de confinamiento provocado por el COVID-19, y subestimó las llamadas recibidas al 911 sobre las solicitudes de auxilio, argumentando que el 90% de estas “son falsas”.

“Otro dato, que no quiere decir que no exista la violencia contra las mujeres, porque no quiero que me vayan a malinterpretar, porque muchas veces me sacan de contexto, lo que digo el 90% de esas llamadas son falsas, está demostrado, y esto no es sólo por tratarse de llamadas que tengan que ver con el maltrato a las mujeres, eso sucede lo mismo en las llamadas que recibe el Metro sobre sabotajes, sobre bombas. La mayor parte son falsas”, dijo el mandatario ante los medios.

Pero el Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SESNSP), tiene “otros datos”.

En realidad, las llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer, registradas por el SESNSP a nivel nacional aumentaron. Pasaron de 21,727 en febrero a 26,171 en marzo,  lo que la dependencia marca con cifras rojas por ser el número más alto desde el 2016.

También te puede interesar: Hace un año que AMLO prometió bajar la violencia (también contra mujeres) y no lo cumplió

En total, los tres primeros meses del año, el 911 recibió 67,081 llamadas de mujeres solicitando ayuda por agresiones. 

El documento tiene cifras actualizadas hasta el 31 de marzo del 2020 y también revela que el 2019 ha sido el año en el que más llamadas de emergencia relacionadas con violencia contra la mujer se recibieron: 197 mil 693. Mayor a las cifras de cada uno de los últimos tres años de la administración del expresidente Enrique Peña Nieto

Sin embargo, no sólo las cifras oficiales contradicen la declaración de López Obrador, también los mecanismos de defensa independientes de protección a las mujeres, que respaldan el argumento de que en México la violencia de género aumentó durante el periodo de confinamiento en los hogares. 

“Desde la Red Nacional de Refugios, a dos meses de haber sacado la campaña “Aislamiento sin violencia. ¡No estás sola!”, sigue el incremento en las atenciones vía telefónica y redes sociales de un 80%; mientras que los ingresos a los refugios presentan un aumento del 50%”, dijo Wendy Figueroa, directora general de la Red Nacional de Refugios en entrevista con Cuestione

Figueroa explicó que si comparan las cifras de ingreso de estos dos últimos meses con las del mismo periodo en el 2019, el aumento es del 77% de niños, niñas y mujeres que buscan escapar de la violencia en sus hogares.

“La situación de violencia durante el confinamiento provocado por el COVID-19 sí aumentó, es una realidad y un fenómeno que ya habíamos identificado en la Red Nacional desde los inicios de esta campaña”, agregó. 

“Improcedente” no es igual a “falsa”

Durante la conferencia matutina del 15 de mayo, una reportera hizo mención al informe del Secretariado Ejecutivo al presidente. De acuerdo con Wendy Figueroa, aunque López Obrador hubiera aceptado las cifras, su planteamiento fue incorrecto. 

“Lo primero es dejar claro que ese comentario que hizo el presidente, aún respaldado con cifras del 911, es erróneo. Efectivamente, el 911 tiene llamadas procedentes e improcedentes, pero el informe del Secretariado Ejecutivo, varias organizaciones de la sociedad civil, e incluso la propia gente de la Secretaría de Gobernación (Segob) y del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) lo utilizan. Y única y exclusivamente contempla las llamadas procedentes”, detalló la presidenta de la Red Nacional de Refugios.

“Es decir, las procedentes son aquellas que terminaron el proceso de contestar, orientar, escuchar, canalizar y finalizar la llamada, las improcedentes sólo no concluyeron estos pasos, por lo tanto, no se pueden calificar como falsas”, agregó Figueroa. 

La Segob corrige 

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció en el foro organizado por el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo (INAFED), que, contrario a las declaraciones realizadas por AMLO, “las violencias contra las mujeres no han disminuido”:

“Quiero compartirles que tampoco, lamentablemente, las violencias contra nosotras se han erradicado, se han disminuido. Al contrario, siguen presentes. Los problemas que aún nos aquejan como mujeres son un reclamo legítimo y yo lo siento como mujer, porque además de ser una mujer trabajadora, soy madre, soy abuela de mujeres, soy servidora pública y a mí me duele la violencia contra las mujeres, la inequidad que aún tenemos que superar”, dijo. 

También te interesa: Las denuncias por delitos sexuales aumentaron en México

“Curiosamente, la pandemia puso en el centro estos dos temas”, agregó Sánchez Cordero en su presentación. 

Sin embargo, para la directora de la Red Nacional de Refugios, esto no resulta “curioso”, sino alarmante.

Como anteriormente lo expuso Cuestione en esta nota, el estrés por aislamiento, la disminución de ingresos y el aumento en las horas de convivencia, son factores que podrían provocar un incremento en la violencia de género.

“Las violencias contra las mujeres no se detienen por ser cuarentena”, señaló Figueroa.

Medir la violencia contra las mujeres sin perspectiva de género

Además de la falta de información, el método utilizado por el presidente de México para atender la violencia contra las mujeres durante su mandato, y tomar acciones a consecuencia de este problema, es erróneo, ya que carece de una perspectiva de género.

“Hace mes y medio, al lanzar “Aislamiento sin violencia”, sabíamos que entre más tiempo se pasara con el agresor en el confinamento, iba a haber menos posibilidades de que las mujeres pudieran pedir auxilio y bueno, desafortunadamente, este fenómeno ya sucedió. Tenemos un 19% de aumento en las llamadas y mensajes de auxilio que fueron realizadas por alguna red de apoyo de la víctima: familiares, amistades, vecinos, incluso, su propio hijo o hija; porque no se pueden comunicar por la presencia del agresor”, explicó Figueroa.

La directora de la Red Nacional de Refugios dijo que al relacionar el número de denuncias con el índice de violencia contra las mujeres, el presidente está incurriendo en un error:

“Relacionar el número de denuncias con el índice de violencia contra las mujeres es totalmente erróneo, es una visión totalmente equivocada, fuera de un enfoque de género”, agregó.

Wendy Figueroa tiene una trayectoria de más de 20 años en el trabajo de género y explica que el confinamiento, hace más difícil pedir auxilio al refugio, ya sea vía telefónica o a través de WhatsApp, porque implica que la víctima envíe una fotografía de las lesiones ocasionadas.

No hay duda que el COVID-19 acrecentó la agresiones y abusos contra las mujeres en el país. ¿Qué espera el gobierno de AMLO para hacer frente a este problema que aumenta de manera alarmante?



Compartir: