México
Foto: Omar Martínez/ Cuartoscuro
Cuestione | ¿Cuántas policías hay? ¿Para qué sirven?
México
¿Cuántas policías hay? ¿Para qué sirven?
Hay más estatales y municipales que federales
31 Ene | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
¿Cuántas policías hay? ¿Para qué sirven?
Hay más estatales y municipales que federales
Ene 31, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Vistas: 178
Muy Cierto
Compartir:

Desde brindar espectáculos en eventos gubernamentales o públicos hasta desactivar explosivos. Éstas son las funciones de los órganos de seguridad en México, muchas de ellas duplicadas, algunas poco específicas y otras que no están directamente vinculadas con el resguardo de la vida de las personas, la integridad de los bienes, ni la defensa de la soberanía nacional.

Y es que desde la llamada “guerra contra el narcotráfico”, que declaró en 2006 el exmandatario Felipe Calderón Hinojosa, las funciones de cada cuerpo de seguridad en el país -ya sea policial o de las fuerzas armadas-  se han ido modificando.

¿Qué hace la policía?

La Secretaría de Seguridad Pública Federal, las distintas secretarías de Seguridad Pública estatales, así como procuradurías de Justicia comparten el objetivo de velar por la seguridad e integridad de los ciudadanos, sus derechos, sus libertades y sus bienes materiales, además de prevenir, investigar y castigar el delito para preservar el orden y la paz públicos. Esto es lo que se conoce como: seguridad pública.

En 2017, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) contabilizó 384.9 mil elementos de policía a nivel nacional; 76.1% adscrito a la Policía Preventiva Estatal o Municipal; 13.5% pertenecían a la Policía Estatal Ministerial; 9.5% a la Policía Federal; y 0.9% a la Policía Federal Ministerial. El Estado de fuerza está distribuido en mil 661 corporaciones policíacas, de acuerdo con el ensayo La eficacia de la policía en México: un enfoque cualitativo.

¿Pero sabes exactamente qué son y hasta donde llegan sus atribuciones? Cuestione te lo explica:

Lo primero que tendrías que saber es que su grado de jurisdicción -hasta dónde pueden llegar y en qué casos-, depende de si la falta que cometiste se persigue al interior de los estados (delito del fuero común) o es de competencia federal.

Una vez que tienes eso claro, sabes que un policía federal no puede detenerte por haber roto el vidrio de una casa, por ejemplo, para eso están las policías municipales.

Los únicos agravios por los que puede detenerte un policía federal son aquellos que están contemplados en las leyes federales. Eso sí, la Policía Federal puede actuar e investigar cualquier hecho que se realice en territorio federal o zonas fronterizas, por ejemplo, en parques nacionales, secciones aduaneras u otras, cuyo resguardo esté a cargo del gobierno federal, o bien, cuyo alto impacto amerite su intervención, como en delitos contra la salud, trata de personas, crimen organizado.

En México, ninguna persona puede ser detenida por la policía judicial (los del Ministerio Público) sin la orden expresa de un juez.

¡Ojo! Cualquier policía puede detenerte si te sorprende cometiendo un delito en flagrancia; es decir, mientras lo efectúas, esto es así para prevenir la comisión del hecho y, también, para proteger a las posibles víctimas y resguardar el lugar del delito.

Aunque este 2019 se destinarán 30 millones 402 mil 612 pesos para la Dirección General de Participación Ciudadana para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, en la policía no todo es prevención del delito. Por ejemplo, dentro de la seguridad pública existe una corporación que se llama escuadrón acrobático cuya única función es proporcionar espectáculos en eventos gubernamentales y policíacos.

En el sexenio pasado, Enrique Peña Nieto hizo más cambios en materia de seguridad pública con el argumento de enfrentar al crimen organizado. En 2012 creó por decreto presidencial una nueva división policial llamada Gendarmería Nacional, conformada por personas civiles pero instruida por militares y armada. Este grupo se sumó a las seis divisiones que integran la policía federal: la de investigación, inteligencia, científica, fuerzas federales, antidrogas, asuntos internos y seguridad regional.

Su función es “generar condiciones de seguridad ante la presencia de la delincuencia organizada que amenace la vida, la libertad, la integridad o el patrimonio de las personas, en zonas urbanas, rurales y turísticas”.

El propósito de esta división es proteger las fuentes de ingresos, las cadenas productivas y los bienes de la gente. Cuidado, este grupo policial sí tiene la facultad de detenerte e interrogarte si así lo considera.   

Lagunas legales y el Ejército

De acuerdo con su descripción de funciones vigente -revisadas por Cuestione en las páginas oficiales de las dependencias-, las fuerzas armadas no tienen facultades definidas para intervenir en tareas de seguridad pública.

Peeeeeeero... desde la llamada “guerra contra el narcotráfico”, las funciones de las fuerzas armadas se ampliaron.

Según la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos su objetivo primordial es defender la integridad, la independencia y la soberanía de la nación; garantizar la seguridad interior; auxiliar a la población civil en casos de necesidades públicas; realizar acciones cívicas y obras sociales que tiendan al progreso del país; y, en caso de desastre, prestar ayuda para el mantenimiento del orden, auxilio de las personas y sus bienes y la reconstrucción de las zonas afectadas. Esto es lo que se conoce como seguridad nacional.

En lo que toca a la seguridad interior, el Ejército puede intervenir en la investigación de temas relacionados con terrorismo, crimen organizado, migración, espionaje y fenómenos naturales.

Sin embargo, aún no existe ninguna legislación -a menos que se apruebe la multi-impugnada Ley de Seguridad Interior- que delimite la injerencia concreta de las fuerzas armadas en esta materia.

Hasta ahora, la actuación del Ejército en las calles se ha amparado en este gran vacío legal. De acuerdo con el informe Seguridad Interior, ¿seguridad para quién?, que elaboró la iniciativa ciudadana #SeguridadSinGuerra, las autoridades se han aprovechado de la “‘ventana” de actuación que aún les queda a disposición, para poder justificar o “legalizar constitucionalmente” el uso de las Fuerzas Armadas para circunstancias mucho más genéricas que las relacionadas con el crimen organizado o el narcotráfico.

Aunque no hay ninguna ley que se lo autorice, en la práctica, el Ejército ya ha podido participar en revisiones de retenes, cateos y detención de civiles mexicanos.  

Pero si alguna autoridad militar te detiene para interrogarte o hacerte una revisión “de rutina” siempres puedes recurrir a tus derechos humanos, consignados en el primer artículo de la Constitución mexicana y en diversos tratados internacionales.

¿Quiénes son las Fuerzas Armadas?

Las Secretarías encargadas de la seguridad nacional son la de Defensa Nacional (Sedena) y la de Marina, que están a cargo de las fuerzas armadas de México; es decir, el Ejército mexicano y la Fuerza Aérea Mexicana.

El Ejército está formado por 10 grupos, cuatro de ellos con funciones de adiestramiento en distintas tareas como ingeniería o armamentismo.

Hasta el sexenio pasado había dos órganos (Guardias Presidenciales y Estado Mayor Presidencial) encargados exclusivamente de garantizar la seguridad del Presidente de la República.

Las fuerzas armadas no tienen uno, sino dos grupos de élite: la Brigada de Fusileros Paracaidistas y las Fuerzas Especiales, cuya descripción de funciones no explica sus actividades, pero sí que pueden actuar con “autonomía”.   

Para este 2019, la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto total para el rubro de defensa nacional de 93 mil 670 millones 187 mil 410 pesos.

¿Todos estos cuerpos de seguridad funcionan?

De acuerdo con el Inegi, 79% de la población entrevistada en noviembre de 2018 dijo que no se sentía segura en las localidades en las que habita. Asimismo, los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública demostraron que el año pasado fue el más violento en México con más de dos mil asesinatos cada mes.

¿Qué sigue?

Andrés Manuel López Obrador propuso desintegrar al Estado Mayor presidencial. Durante su campaña también prometió que el Ejército ya no intervendría en actividades de la seguridad pública; sin embargo, el Senado de la República está por discutir su iniciativa para crear una Guardia Nacional, integrada por policía naval, militar y federal.



Compartir: