México
Foto: Diego Simón Sánchez/Cuartoscuro
Cuestione | Drogas en bebidas: ¿cómo evitar que te pase?
México
Drogas en bebidas: ¿cómo evitar que te pase?
Los antros, territorio peligroso
16 Feb | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Drogas en bebidas: ¿cómo evitar que te pase?
Los antros, territorio peligroso
Feb 16, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

Como cualquier joven en un fin de semana, un grupo de amigas salió de fiesta a un popular bar en la Condesa, el Pata Negra. Cuando el mesero le trajo un cerveza en su botella, sintió algo raro dentro: era una pastilla.

Una amiga denunció el hecho en Twitter. ¿La sorpresa? No era la única, al parecer, la droga en antros no es algo raro. 

El mismo fin de semana, Marcela alertó en redes sociales que su hija Daniela fue drogada en el bar Mustache, en San Andrés Cholula, Puebla. Afortunadamente un amigo cuidó a la joven, relató Marcela en redes sociales.

¿Qué drogas han dormido a quienes bebían?

Son tres las principales “drogas de la violación” -como se les conoce- que se utilizan en los antros:

  • Special K, Ket and K, Vitamin K, KitKat son los nombres comunes para la ketamina, que en realidad es un anestésico general, ampliamente utilizado en animales. Puede causar impedimentos en el juicio, paranoia, amnesia y convulsiones. Sus efectos duran entre una y seis horas. El medicamento es recetado por anestesiólogos y que se consigue en farmacias grandes como "de Dios" o "París", indicó el doctor Concepción de la Torre, de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 
  • Roofies, R2, Roofenol, Roche, Roachies, aunque su nombre médico es Rohypnol. Casi 10 minutos luego de ingerir la droga, una persona puede sentirse mareada y desorientada, y sufrir, simultáneamente, de frío y calor, además de náuseas. Primero comenzará con dificultad para hablar y mantener el equilibrio, para después perder el conocimiento. Cuando despierte, las víctimas no recordarán qué sucedió. Aunque se requiere una receta médica para conseguir esta droga, es tan fácil de conseguir que basta argumentar insomnio en una consulta, dijo de la Torre.
  • Gamma-hydroxybutyrate, violafácil, éxtasis líquido GHB puede causar intoxicación seguida por una sedación profunda, que puede durar hasta por ocho horas. Las víctimas pueden sentir inhibiciones reducidas, náusea, convulsiones, amnesia y pérdida del conocimiento. La droga se encuentra en el mercado ilegal.

También han habido casos de uso de gotas para los ojos (ciclopentolato), que dejan inconscientes a  quien la consume; de MDMA (Molly o droga del amor), que orilla a tomar decisiones arriesgadas; la escopolamina (burundanga), que desorienta; y otras ocasiones una bebida adulterada (con un alcohol cambiado por otro, o por metanol) basta para embriagar más rápido.

¿Qué tan comunes son estos casos?

El uso de drogas vertidas en tragos facilitan la comisión de otros delitos más graves, como el robo, la violación o el secuestro. Sin embargo, el principal obstáculo para saber el número de casos es la falta de denuncias y exámenes toxicológicos, dijo David Peña, abogado del Grupo de Acción por los Derechos humanos y la Justicia Social.

Si bien los Ministerios Públicos pueden solicitar una prueba de drogas (toxicológica), incluso en casos donde la víctima queda inconsciente o pierde la memoria, es raro que se realice si no es a petición de las víctimas. Por otro lado, cuando sí se realizan los exámenes, muchas veces es ya tarde, dijo Peña, quien alega haber visto casos en los que los trámites tardan hasta tres días después de que alguien presenta denuncia haber sido drogado. “Es probable que ya no se detecte nada o una porción menor de un químico".

En el caso de la Ciudad de México, y pese a que la Procuraduría General de Justicia local, se contactó en redes sociales con las personas que alegaron haber encontrado una supuesta pastilla en su bebida en el Pata Negra, el área de relaciones públicas de la institución afirmó que no existen carpetas de investigación abiertas por drogas en bebidas en la capital del país tras ser preguntados por Cuestione.

¿Qué es lo que tengo que hacer si me pasa a mí?

Las drogas pueden venir en forma de pastillas –como le pasó a un grupo amigas que fueron al Pata Negra–, pero también en líquido y polvo. Muchas veces su detección es casi imposible, pues vertidas en bebidas alcohólicas son difíciles identificar variaciones de color o sabor

Pero si tomas en cuenta las siguientes recomendaciones, reducirás el riesgo de ser víctima de que alguien ponga droga en tu bebida:

  • No dejes desatendida tu bebida.
  • Opta por bebidas cerradas que puedan destapar en tu presencia.
  • Si vas en grupo y deciden pedir una botella, cerciórate que la botella no haya sido abierta antes, que no escurra o la tapa no gire.
  • Revisa que las etiquetas estén bien pegadas y no cuenten con relieves.
  • Las botellas de licor cuentan con un número del sat y un código QR que puedes escanear en la app SATMóvil
  • Voltea la botella y ponla nuevamente en pie, revisa si ves partículas cayendo.

¿Y si ya me tomé mi trago?

En este caso, lo mejor es inducir el vómito (es recomendación seria), de acuerdo con De la Torre. Y si no es suficiente y consideras que la intoxicación es mayor y pone en riesgo tu salud o la de un amigo, no dudes, dirígete a un hospital, donde evaluarán si es viable realizar un lavado de estómago, el cual, tendría que realizarse en las dos horas posteriores a haber sido ingerida la bebida, explicó el experto.

¿Qué sigue?

Nuevos inventos buscan comercializarse para evitar estos incidentes. ¿Te imaginas un popote que analice tu bebida? En 2017, un grupo de chicas, de la secundaria “Gulliver Preparatory School” en Miami, presentaron la idea. El popote se torna de color azul si detecta las drogas. O, ¿qué tal una servilleta capaz de detectar 26 tipos de drogas? El año pasado se presentó una llamada KnoNap, en la que basta una gota que se vuelva color amarillo para saber si hay peligro.

 

 

A diferencia de las anteriores. En Estados Unidos alguien decidió vender posavasos que cambia de color si detecta algún químico estupefaciente. Así como un test, llamado Sip Chip del tamaño de un recipiente de lente de contacto para mostrar con una línea si hay que desechar la bebida.

 

 

 



Compartir: