México
Omar Martínez/ Cuartoscuro
El cuerpo de élite del Ejército que detuvo al hijo de “El Chapo” fue creado por Zedillo
México
El cuerpo de élite del Ejército que detuvo al hijo de “El Chapo” fue creado por Zedillo
Nació hace 24 años
08 Nov | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
El cuerpo de élite del Ejército que detuvo al hijo de “El Chapo” fue creado por Zedillo
Nació hace 24 años
Nov 08, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

El operativo fallido del 17 de octubre en Culiacán para capturar a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, no estuvo a cargo de ningún equipo improvisado.

Lo encabezó el Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico (GAIN) de la Secretaría de la Defensa Nacional, un cuerpo de élite del Ejército que fue creado en 1995, durante el gobierno del expresidente Ernesto Zedillo.

En ese sexenio (1994-2000) se consolidaron los cárteles de Sinaloa, el de Los Arellano Félix en Tijuana y el de Juárez, encabezado por Amado Carrillo, “El Señor de los Cielos”, quien murió en 1997 presuntamente por complicaciones después de una cirugía estética.

Ese año, los presidentes de México, Ernesto Zedillo, y de Estados Unidos, William Clinton, firmaron un pacto bilateral de cooperación antidrogas en la antigua residencia de Los Pinos.

El pacto establecía el compromiso de reducir la demanda y producción de estupefacientes, la modificación del Tratado de Extradición vigente para incluir la entrega “temporal” de criminales y mejorar la capacitación del personal asignado a la lucha antinarcóticos.

Te puede interesar: Quirino Ordaz, el gobernador fantasma de Sinaloa que se reunió con la DEA

Estructura y resultados del GAIN

Bajo este escenario nació el GAIN, que depende del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, cuya misión es dar seguimiento y detener “objetivos de importancia institucional”, de acuerdo con la Sedena.

Está integrado por 540 elementos divididos en dos grupos: inteligencia, con 190, y un grupo de intervención, que tiene 350 efectivos, según la información que dio a conocer el secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval González, en la mañanera del 30 de octubre.

Desde su creación, este cuerpo ha detenido a 663 miembros de la delincuencia organizada. En el sexenio de Enrique Peña Nieto aseguró al mayor número (326), seguido del de Felipe Calderón (262). Con Vicente Fox fueron 19 presuntos criminales y en el gobierno de Ernesto Zedillo apenas a 10.

En la actual administración de Andrés Manuel López Obrador, el cuerpo de seguridad ha capturado a 46 sujetos, de acuerdo con la Sedena. Y de ellos, ocho son considerados “relevantes”.

Por ejemplo, detuvo al presunto líder de la organización criminal “Los Rojos”, Santiago Mazari Hernández, “El Carrete”, y a los cabecillas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) Heleno Madrigal Virrueta, alias “El 20” y Adrián Alonso Guerrero Covarrubias, “El 8”.

Históricamente, el GAIN se ha manejado con bajo perfil y no siempre sigue la cadena de mando, como sucedió en Culiacán.

Su titular (cuyo nombre se reserva Cuestione por respeto a él y su familia) fue evidenciado por el secretario de la Defensa, Crescencio Sandoval, como el responsable del operativo fallido para detener a Ovidio Guzmán.

Relacionada con el tema: Exponer al responsable del operativo en Culiacán ¿traerá consecuencias?

El GAIN se fue por la libre

Ese 17 de octubre, el titular del GAIN habría tomado la decisión de capturar al presunto capo, sobre quien pesa una orden de aprehensión con fines de extradición a EU, sin contar con la autorización de sus mandos superiores. Por ello tendrá que responder ante la Fiscalía Militar, que investiga lo sucedido en Culiacán.

“Y ahí estará incluida esta parte de no informar, de no pedir autorización, de no esperar la respuesta de quien tenía que estar enterado y decidir. Entonces, eso también está sujeto a la investigación de nuestra fiscalía”, afirmó Sandoval González en la mañanera del 31 de octubre.

De acuerdo con la escala jerárquica de las Fuerzas Armadas, el responsable del Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico debió informar al subjefe de Inteligencia del Estado Mayor de Sedena.

“Entonces, tendría que haber seguido ese canal hasta llegar -en este caso- a mi persona y, obviamente, yo haber hecho del conocimiento del Gabinete de Seguridad y el gabinete hacerle del conocimiento al señor presidente. Ese sería el conducto que tendría que haber llevado la información”, aclaró el secretario de la Defensa.

En la versión oficial, eso no ocurrió.

La captura y posterior liberación de Ovidio desató el caos en la capital de Sinaloa, que dejó un saldo de 13 muertos y cuatro heridos, a consecuencia de múltiples hechos de violencia.

Quizá quieras ver: Aguililla, cuna de la guerra contra el narco y del fracaso de tres gobiernos

Turno de la justicia militar 

Expuestos ante la opinión pública, el GAIN y su titular enfrentan un eventual castigo.

“Nuestra Fiscalía Militar está haciendo su investigación para poder determinar si nuestro personal -desde el punto de vista o desde la jurisdicción militar- tiene alguna responsabilidad y tendrá que ser castigado en base a lo que la propia fiscalía realice en su investigación”, sentenció el secretario de la Defensa.

Para el Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico todo salió mal...



Compartir: