México
Foto: Cuartoscuro
El estira y afloja del INE con el gobierno Federal
México
El estira y afloja del INE con el gobierno Federal
Todo sea por la autonomía del INE
11 Ene | 2020
Por: Redacción
Muy Cierto
El estira y afloja del INE con el gobierno Federal
Todo sea por la autonomía del INE
Ene 11, 2020
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha tenido roces con el Instituto Nacional Electoral (INE) desde mucho tiempo antes de que llegara al cargo. De “corruptazos”, “mafiosos”, “sin una pizca de compromiso” y “tramposos” no bajó nunca a los funcionarios del organismo electoral. Ahora que es el presidente, ha usado su poder para debilitar al Instituto.

“Nada de que no se puede, no nos va alcanzar. Nada de que se va a poner en riesgo la democracia, la seguridad”, explicaba en una mañanera en noviembre del año pasado, cuando los diputados aprobaron el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 que redujo en más de mil millones de pesos el presupuesto para el INE. 

Todo era cuestión de que el Instituto se apretara el cinturón, decía el presidente sin poder ocultar una enorme sonrisa.

Ya desde antes dejaba ver su poca simpatía hacia el INE, incluso dos veces confesó que “se calentaba” con temas relacionados con el organismo. En agosto de 2019 lo calificó de “florero”, y lo acusaba de permitir que los gobiernos anteriores usaran recursos públicos para financiar campañas políticas: “es tanta la hipocresía (del INE) que sí calienta”, dijo.

En septiembre del año pasado, cuando el el INE solicitaba su comparecencia para aclarar el manejo del programa “Servidores de la Nación”,  se imponía con un “vámonos respetando, no somos iguales, que no me confundan porque eso sí calienta’”.  

Guerras pasadas 

Desde 2018, durante su campaña presidencial, se quejó varias veces en su cuenta de Twitter de que el Instituto le “prohibía” difundir un spot publicitario en Veracruz. Ese mismo año, advertía una implícita guerra contra la autoridad electoral. Antes de ser Presidente, López Orador se comprometía a lograr una “auténtica democracia y ya no habrá fraude electoral en ninguna de sus modalidades”.

En julio del año pasado, le dedicó tuits a la autoridad electoral en respuesta a la “multa draconiana” por 197 millones de pesos que se le había impuesto a Movimiento Regeneración Nacional (Morena), por la operación irregular del fideicomiso “Por los demás”, creado para apoyar a damnificados del sismo de septiembre de 2017. 

La realidad es que desde 2016, el presidente ya tenía entre ceja y ceja al Instituto, cuando éste canceló el registro del entonces candidato de Morena para ser gobernador de Durango, Guillermo Favela. 

Te puede interesar: INE: ese necesario pero excesivo organismo autónomo

INE defiende su autonomía.... pero tiene gastos excesivos 

La relación entre el INE y AMLO terminó de romperse desde que él llegó a la presidencia, pues para 2019, el Instituto tuvo un recorte de 950 millones de pesos, pues también debía apegarse a la austeridad del nuevo gobierno.

Incluso el Instituto emitió un comunicado aquella vez en el que decía que “la reducción de recursos demuestra un intento por limitar a la autoridad electoral y hace que no se perfilen buenos tiempos para la recreación de la democracia”.

Ya para mediados del año pasado, el organismo presentó una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para obtener una ampliación presupuestal. Nada pasó.

El INE también ha tenido gastos excesivos, y no necesariamente por cuidar la “democracia”. Cuestione ha documentado que las y los consejeros tienen asesorías de más de 75.5 millones de pesos anuales, además de pagar rentas de oficinas por más de 80 millones al año.

¿Qué espera el INE para este año?

Para este 2020, el INE tiene oootro recorte de más de mil millones de pesos, por lo que el Instituto ha alertado que este año el se verá obligado a operar en el límite y en potencial riesgo presupuestal", según dijo Córdova en una conferencia de prensa.

Córdova recordó que esta reducción de presupuesto ocurre en un año en el que el Instituto debe preparar la que será la elección más grande de la historia, las intermedias de 2021, tanto por el número de electores (alrededor de 96 millones) como por el número de cargos de elección federales y locales que estarán en disputa.

¿Qué hará el INE primero, aplicar la austeridad en su propio organismo o en las elecciones?



Compartir: